Menuda la que ha montado el dueño de una cervecería en Cranberry Township (EEUU). Como ya se sabe, para los buenistas y los dictadores LGTBI no puede haber ni una sola crítica hacia gente que sea “trans” lo que sea ya que todos ellos son gente maravillosa, guapa, buenos, listos, inteligentes, fantásticos, son la perfección. No se puede hacer ningún tipo de broma con ellos.

Pues bien, el dueño de este negocio ha colocado un cartel en la puerta de su local que dice lo siguiente: “Ya no se requiere el uso de mascarillas, a no ser que su cara sea como la de Rachel Levine, entonces, por favor, déjesela puesta”. Raquel Levine es el tipo trans al que Joe Biden ha nombrado Subsecretario de Salud del gobierno de los Estados Unidos y que quieren que les digamos, no es guapo ni como hombre, ni como mujer.

Pero ya saben que los chachiguays se han tomado eso, no como una broma, sino como un ataque por su condición sexual y física. Hasta tal punto ha llegado que el cartel ha salido incluso en las televisiones y el dueño del negocio ha declarado que “Fue una broma y simplemente se dejó llevar. Amigos, nada transfóbico, homofóbico, cualquier otro fóbico que quieran llamarlo”.

En fin, como ya se sabe solo los hombres blancos, heteros y de derechas pueden recibir este tipo de críticas en el mundo dominado por la dictadura globalista.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL