mundo

¿Qué es la humanidad? Es la pregunta que me asalta cuando frente a este mudo ordenador me siento para intentar expresar el maremágnum de pensamientos y sentimientos que me avasallan. Imagino que el común de la masa o la masa común, como queráis ustedes llamarle, jamás o muy pocas veces en su vida se han planteado si quiera el sentido de su existencia, quiénes son, por qué están aquí, qué es sentirse humano, qué es la vida, e infinidad de cuestiones que cualquiera con un mínimo de inquietudes y que siga vivo se haría y más en una situación como esta o cualquier otra, que vendrá, no os quepa duda de ello, empero, yo sí, cada día mi preocupación y sufrimiento no dejan de asfixiar mi vida, y sin embargo, estoy tranquilo porque no he renunciado a mí mismo, a quien soy, a lo que siento y sé, a lo que creo y conozco, porque puedo discernir el bien del mal, que ya es bastante según el panorama que se aprecia en este mundo totalmente trastornado y deshumanizado.

[Vacantes en tiendas de Cortefiel, Springfield, Women’secret y Fifty Outlet en varias localidades de España]

¿Qué es la humanidad? Os pregunto de nuevo. Porque no reconozco este mundo como un mundo humano, ni mucho menos esta «suciedad» y perdonad por el cambio semántico del término, pero le viene al dedo. Cuando miro a mi alrededor solo veo esclavitud y falsedad, las tragedias griegas se quedan en una broma de parvulario, porque esto es la gran tragedia, la única y verídica, el esperpento más vallenclinesco llevado a la crueldad, la miseria y la muerte.

Vuelvo a pronunciar por última vez la pregunta, ¿qué es la humanidad?

Nada se escucha, silencio, un silencio cargado de vergüenza, miedo, cobardía y sometimiento. Sí, os habéis traicionado, os han manipulado, os han tratado como ganado, por eso sentís eso, los que aún sintáis algo, muchos ya están perdidos para siempre.

Pues bien, os lo diré, responderé a esa pregunta por vosotros, humanidad es arte, creación, sentimiento, razón y empatía, algo que ha sido lanzado como detritus al cubo de la basura dejando a personas huecas, fuera de sí, que no saben ni lo que dicen ni hacen, solo buscan dinero y ruina, su ruina, una ruina cargada de nada, como ellos, como este mundo, un mundo de muerte y plástico.

*Un artículo de ‘Un docente disidente’

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. El mundo lo esta convirtiendo en un estercolero y en un campo de muerte la elite talmudica y sus sobornados. VIVA ESPAÑA!

Comments are closed.