Cuando vemos algunas decisiones que toman tribunales y jueces de otros países sentimos una envidia sana puesto que demuestran una valentía y una independencia que en España brilla por su ausencia. Un juez británico a impedido que se le ponga la vacuna contra el coronavirus a una mujer de 85 años con demencia que vive en una residencia de ancianos.

La mujer, que no se había casado nunca y no había tenido hijos, fue representada ante el tribunal por una abogada que para proteger los intereses de la anciana, indagó sobre su vida ante la exposición que miembros de Sanidad y del administrador de un hogar de cuidados realizaban con la intención de que esta mujer se vacunara.

La abogada de la anciana expuso que, a lo largo de su vida, ella siempre había sido conocida por su oposición a las vacunas y que, por tanto, eso debería ser lo que prevaleciera en la decisión del tribunal ya que es lo que la anciana habría decidido, en caso de que no hubiera sufrido demencia.

Y esa fue la decisión que se tomó desde el Tribunal de Protección por parte del juez Hayden. “Ella se habría resistido, no tengo ninguna duda, cualquier obligatoriedad habría creado un escenario traumático y perturbador para ella, para sus cuidadores y para los demás residentes”. “Aunque gran parte de su función cognitiva puede haber desaparecido, su autonomía y sus ideas continúan dentro de ella. En última instancia, a mi juicio, es lo que debe ser respetado y de ser, en última instancia, determinante”.

¿Se imaginan que a un juez en España tomando una decisión como esta? Nosotros tampoco.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. Los británicos bajo los jazaros-reptialianos que les gobiernan son lo peor del mundo,la peor basura que existe hoy en día en el planeta.

  2. Ojalá haya más jueces como este señor, en los tribunales Internacionales donde se va a denunciar todo este escándalo del aprovechamiento de la pandemia para destruir parte de la Humanidad.

Comments are closed.