Lo normal entre la gentuza es rodearse de gentuza. Y lo más normal es que un tipo como Pablo Iglesias no esté rodeado de gente normal, sino de gentuza. Y como tal han quedado los dos guardaespaldas de Pablo Iglesias detenidos por agredir a la Policía en los incidentes de Vallecas durante el acto de Vox.

Pero es que, además de ser gentuza son idiotas, porque hay que ser muy idiota para participar en unos incidentes en los que sabes que, casi con total seguridad, va a haber cámaras grabando lo sucedido. Ahora, tras la noticia destapada por Okdiario ya tenemos claro que, además de la gentuza que rodea a Pablo Iglesias hay otra gentuza, la del ministerio de Interior que ha ocultado la información para que no saliera a la luz.

Un abogado, habitual usuario de Twitter y que normalmente ofrece su opinión como profesional de todo lo que sucede, José María de Pablo, ha explicado las consecuencias legales que ese comportamiento les podría acarrear a los dos orangutanes que acompañan a Pablo Iglesias para protegerle.

De seis meses a tres años de prisión, nada más y nada menos. El único problema son los jueces que tenemos en España y quién gobierna, los socios de Iglesias. Esa es la pena que debería caer sobre estos dos merluzos pero estén seguros de algo, ya saldrá alguna mano amiga a protegerles.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. Si en este país hubiese una auténtica separación de poderes como marca la constitución, no sólo estos gorilas entrarían en la cárcel. También muchos políticos estarían presos ya , sobran los motivos ¿Verdad marl asco ?

Comments are closed.