Esto de la multiculturalidad y la alianza de civilizaciones, que decía Zapatero, suena muy bonito sobre el papel progre, pero cuando lo pones en la realidad suceden cosas como las que están ocurriendo en Suecia. De ser uno de los países más seguros de Europa hace 20 años, ha pasado a ser el segundo país más peligroso por delitos con arnas de fuego siendo superado solamente por Croacia.

Según un estudio del Consejo Nacional de Prevención del Delito (Brå), Suecia es el único país del continente donde los tiroteos han aumentado sustancialmente desde principios de siglo.

Un medio sueco, The Local, ha publicado que “la mayoría de los tiroteos mortales en Suecia (alrededor del 80 por ciento) tenían un vínculo con el crimen organizado, según el estudio, una proporción que había aumentado del 30 al 50 por ciento a principios de la década de 2000 y menos del 20 por ciento en la década de 1990. Brå también comparó la proporción con otros países: alrededor del 60 por ciento de los tiroteos fatales estaban relacionados con el crimen organizado en los Países Bajos, mientras que en Finlandia tales eventos fueron extremadamente raros”.

Las autoridades dicen estar desconcertadas con lo que está sucediendo y desconocer los motivos de este tremendo aumento de delitos, pero ante esto tienen otro problema, en Suecia criticar la inmigración masiva es básicamente un crimen de pensamiento, ni siquiera se tiene en cuenta la posibilidad de que la gran cantidad de inmigrantes musulmanes que el país ha absorbido durante las últimas dos décadas pueda ser un factor determinante en lo que está sucediendo.

Por eso hay que recurrir a lo que decía un veterano y experto policía sueco en 2017 cuando hablaba de los presuntos autores de los delitos: “Presuntos autores; Ali Mohammed, Mahmod, Mohammed, Mohammed Ali, de nuevo, de nuevo, de nuevo. Christopher… ¿qué, es cierto? Sí, un nombre sueco se ha colado en un delito de drogas. Mohammed, Mahmod Ali, una y otra vez…”

Y cuando se refería a las nacionalidades de origen de los delincuentes decía: “Países que representan todos los crímenes de esta semana: Irak, Irak, Turquía, Siria, Afganistán, Somalia, Somalia, Siria nuevamente, Somalia, país desconocido, Suecia. La mitad de los sospechosos, no podemos estar seguros porque no tienen papeles válidos. Lo que en sí mismo generalmente significa que están mintiendo sobre su nacionalidad e identidad”.

¿Qué les parece? Cuando las barbas de su vecino vean pelar…

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. Los pseudoprogres cuando se cruzan por la noche con uno de “éstos” se cagan vivos y como mínimo se cambian de acera

  2. el nombre mas comun en los nacidos en berlin en los ultimos años. Que sorpresa. El trio calavera mier-kel. Mari-cron. y Sanchinflas tambien ayudan, con sus mojame y secame despues.

  3. Debe ser una moda,en los 70 eran un tipo de criminales que se dedicaban al narco,en los 80 eran las mafias italianas rusas y croatas,en los 90 ya más terrorismo islámico,y es verdad más o menos eran todos turcos,kurdos,iraquíes,y también habían holandeses,franceses y españoles que lo mismo traficaban con drogas que con personas,con armas o con lo que fuese,y que al final terminaban todos en superchalets de lujo en la costa,tanto en Málaga como en Ibiza.Pies ahora ya es una institución,la delincuencia se aprende en la Universidades,y es necesaria para alimentar a los medios de comunicación.Como con los políticos,no suelen ir a la cárcel,y ahora está muy de moda el Mossad,el Hyad,la venta de uranio el robo de misiles…y parece que les contratan en Bruselas.Y lo del crimen organizado ya tambien a gran escala véanse organizaciones criminales mundiales como la OMS,GAVI,etc.si no van ningún político a la cárcel,ni ningún juez masón a la cárcel,cómo van a ir los delincuentes?,menos todavía si son inmigrantes,eso ya es intocable!.

Comments are closed.