Hemos recibido un nuevo correo desde Colombia que nos explica la realidad de lo que allí está sucediendo. Pasamos a reproducir literalmente la información recibida. No se fíen de lo que les digan los grandes medios de manipulación, parece que detrás de la violencia están los de siempre: FARC, comunismo, globalismo y narcotráfico.

Como medio no comprado por el globalismo y aliados en la lucha que estamos viviendo por el futuro de la humanidad les ruego leer y difundir la siguiente información.

Lo que realmente está pasando en Colombia.

Hoy una sumatoria de violentos incitados por propaganda y dineros subversivos, sube a las redes información falsa contra la policía y el gobierno de Iván Duque, nos inundan de noticias falsas e historias a medias que luego activistas en redes, corresponsales y agencias de medios, HRW y la ONU, se apresuraron a difundir, sin analizar la verdad de lo que acontece (o quizás sabiéndolo mejor que nadie porque ellos lo han provocado) generando oleadas de enunciados sobre percepciones falsas que a la vez desencadenan violencia y brutalidad digital y multiplicidad de ciberataques.

Las protestas en Colombia, son en su gran mayoría violentas y destructivas, y organizadas con el propósito de destruir valor y crear pánico y más inseguridad ciudadana. El comité del Paro, es una fachada para encubrir actividades destructivas, terroristas y subversivas contra la sana convivencia ciudadana y el estado de derecho.

Los disturbios son financiados por el narcoterrorismo y están inspirados por el movimiento “Colombia Humana” liderado por Gustavo Petro (ver: M-19), cuyo objetivo es la toma del poder por medio de actividad política fundamentada en la protesta ciudadana, y quien está acompañado de otros líderes que fueron guerrilleros y por narco-terroristas autores de crímenes impunes de lesa humanidad, que fueron llevados al parlamento por el fallido proceso de paz de Juan Manuel Santos con las FARC.

Están además infiltradas en la organización de actividades terroristas, el G-2 Cubano, pandillas conectadas con el régimen comunista venezolano, y milicianos urbanos narco-terroristas de las FARC y ELN, liderados por los prófugos de la justicia colombiana que operan todo tipo de actividades criminales desde territorio venezolano y por las llamadas disidencias de las FARC-EP, que se identifican como “Movimiento Bolivariano” y que están apoyados por el dictador venezolano Nicolás Maduro y el líder Diosdado Cabello.

Los disturbios y actos de violencia destructiva urbana y sitio estratégico para desabastecimiento e inmovilización de las grandes ciudades colombianas, hoy son apoyados por los alcaldes de Bogotá, Medellín, Cali, Cartagena, Santa Marta, Zipaquirá y otras ciudades que se suman a una extrema izquierda vinculada a organizaciones crimínales que operan y actúan como guerrilla urbana.

Entre las organizaciones dedicadas a pagar jóvenes para cometer actos vandálicos y linchar y matar policías se destacan el nuevo JM-19, el sanguinario ELN y Las FARC-EP que resurge con fuerza y que, como se dijo antes, hoy cuenta con representantes miembros activos en el parlamento, utilizando lo que siempre han pregonado como: La combinación revolucionaria de todas las formas de lucha por el poder.

Las manifestaciones que se presumen pacíficas sólo cuentan con un pequeño grupo de marchantes que protestan por un sentimiento genuino de inconformidad. Los grupos guerrilleros organizadores respaldados por dineros ilícitos amenazan líderes sindicales y líderes de gremios transportadores y de otras profesiones, obligándolos a participar o pronunciarse en favor de los paros.

Como consecuencia. Han parado la cadena de suministros, han arrasado con los comercios de gente que solo tiene eso. Los campesinos están teniendo que salir a tirar sus cosechas.

Muy convenientemente la ONU y Human Right Watch han salido a condenar al gobierno. Es parte del plan“.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. Pues eso,son los comunistas!,que quieren que implantar una dictadura comunista mundial,pero no sé lo vamos a permitir por qué ya hay 9.500 millones de despiertos que visitan Frankspeech.

Comments are closed.