Hace tan solo unos días se reunían dos de los principales siervos de George Soros en el mundo, con permiso del canadiense Trudeau, Pedro Sánchez y el presidente de Argentina Alberto Fernández. El servilismo de ambos hacia la causa globalista es evidente y eso se ha visto en lo que está sucediendo en ambos países con la excusa del virus porque es similar, aunque en Argentina es todavía algo más duro.

El miserable presidente que tienen, Fernández, es incluso similar al propio Sánchez, otro tipo sin escrúpulos que va a lo suyo y al que le da absolutamente igual los padecimientos por los que haga pasar a su pueblo. Él está centrado en “su causa” y todo lo demás le da igual, de ahí que a Fernández en Argentina le quieran tanto como queremos nosotros a Sánchez en España.

Pero eso le da igual porque Fernández es otro vendemotos como Sánchez y en sus aló presidente también pone cara de cordero degollado cuando les está diciendo a los argentinos que les va a encerrar otra vez, en este caso entre el 22 de mayo y el próximo día 30.

En Argentina comenzó la vacunación el pasado día 29 de diciembre. Si ustedes observan los gráficos que había hasta ese día y observan después los gráficos que hay desde entonces, se darán cuenta en la evidente causa/efecto que se ha visto en otros países.

En estos momentos en la mayor parte de Argentina es otoño y dense cuenta de la subida de contagios que ha habido después de la vacunación, infinitamente más alta de la que habían tenido hasta ese momento. Y esto, señores, es lo mismo que va a pasar en España a partir de octubre a causa de la vacunación. Fíjense siempre en lo que va pasando en Argentina porque con nosotros va a pasar exactamente lo mismo.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

  1. El otro día comente que le puse a mi padre, inoculado con moderna , las 2 dosis, el imán de la nevera y se le quedó pegado a la piel. Hoy digo que mi padre, tras la 2 dosis no es la misma persona. Le duele todo el cuerpo. Camina con mucha dificultad. Ha perdido capacidades. Parece una momia. No quiere hablar y tampoco entiende muy bien lo que le dices. El quiso inocularse, de forma voluntaria y consciente. Pero no es la misma persona. Tiene 85 años y hace 1 año salió de un ictus.estoy asustada

  2. Hola Leo. Me he sentido identifcada contigo porque mi madre tiene la misma edad que tu padre, pero he logrado que no se vacune y me ha hecho caso a pesar de que algunos familiares más jóvenes sí que lo han hecho y está muy influenciada por ellos.
    MI madre también sufrio un ictus aunque fue del tipo silencioso.
    Llegados a este punto siento mucho ki qye estáis viviendo y sólo te puedo decir que le des todo el cariño qe puedas a tu padre (que seguro que es así después de haber leido tu mensaje) y que aunque le cueste caminar vayas con él a lugares naturales como playa si la tienes cerca o campo. Que esté lo más posible en contacto con el biomagnetismo que es lo que contrarresta el electromagnetismo. Que ande descalzo por la arena si puede caminar, que esté al lado de la energçia de los árboles, que oiga los sonidos del campo. Es lo mejor que podeis hacr los dos. Te deseo mucha fuerza y te mando un gran abrazo.

  3. Es una desgracia, pero es lo que hay. Si te pica una serpiente y te inocula su veneno, si no tienes a mano el antídoto, poco o nada puedes hacer ya. SUERTE.

Comments are closed.