Nos ha llamado poderosamente la atención una noticia compartida por Inés Sainz a través de su canal de Telegram, al que pueden acceder haciendo clic aquí. Esa noticia procede de la web oficial del centro especializado en tratamiento de cáncer MD Anderson y es un comunicado en el que este centro informa, sobre todo a las personas que padecen algún tipo de cáncer, acerca de la seguridad en las vacunas del virus.

Como no podía ser de otra forma, no esperábamos nada distinto del comunicado, el informe es completamente favorable a la vacunación exponiendo todas las bondades de las mismas basándose, sobre todo, en las vacunas aprobadas por las autoridades sanitarias estadounidenses.

Pero hay un párrafo de ese informe que nos ha llamado poderosamente la atención teniendo en cuenta que si hay algo fundamental para el tratamiento de cualquier cáncer es que el diagnóstico sea rápido y se detecte la enfermedad en sus primeras fases:

“¿Es seguro hacerse un examen de diagnóstico por imágenes, como una resonancia magnética o una tomografía computarizada, después de recibir la vacuna COVID-19?

Si necesita un examen de diagnóstico por imágenes que incluya sus ganglios linfáticos axilares, hable con su médico para ver si es médicamente apropiado retrasar el examen de 6 a 10 semanas después de su vacuna COVID-19. La respuesta inmune de su cuerpo a la vacuna puede causar una inflamación temporal de sus ganglios linfáticos axilares e interferir con su examen por imágenes“.

¿Seis o diez semanas? Seis o diez semanas son de mes y medio a dos meses y medio. ¿Qué podría pasar con un enfermo de cáncer que se hubiera vacunado si tiene que esperar tanto tiempo a hacerse este tipo de pruebas? ¿Lo pueden imaginar? Y a esto le dedican un solo párrafo de su extenso informe de alabanza de las vacunas cuando nos parece la parte más importante del mismo.

Esperar tanto tiempo para realizarse unas pruebas, en un enfermo de cáncer puede ser la diferencia entre que su cáncer sea tratable a que ya no haya nada que hacer. En el propio informe de alabanza por la vacunación está la enorme y peligrosa contradicción. Como para no pensárselo muchas veces…

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

  1. De mi parte,eso a lo que llamáis va una no lo son y os las podéis meter por el culo,asesinos, se está llevando a cabo el mayor genocidio mundial.

  2. Se sabe perfectamente lo que se pretende : un genocidio global, a gran escala, quieren que hasta los perros se pongan la mierda esa a toda costa. Y no se les para; o no se puede o no se quiere. Y luego la desesperación de las televisiones promocionando la mierda esa a todas horas, porque casi nadie está dispuesto a jugarse la salud y la vida.
    Pagarán por todo esto, da igual lo que se tarde.

Comments are closed.