desvergüenza

Si uno mira los botellones y cualquiera de los kales borrokas que hay en España, nos hubiera pasado por la cabeza al verlas que, estas hordas callejeras, podrían ser vascas o catalanas, o, también de cualesquiera de nuestras comunidades, o posiblemente las colas del hambre que aún se visten y esperan en fila para recibir la comida del día. Pero no, eran los vulgos, las morrallas marroquíes al servicio del alauita y con la displicencia y dejadez del Gobierno. El Sánchez de turno, sigue diciendo que el rey de marruecos sigue siendo amigo de España.

[Por Qué Cada Vez Más Gente Tiene Una Mascota En Su Casa]

No seré yo quien emborrone este espacio en comunicar lo que hubo en la trastienda y que aún sigue en la paleta o, mejor dicho, en las dependencias del contencioso que hay entre España, el reino alauita y los pueblos circundantes con Marruecos. Ni este tal, Brahim Gali, cabecilla del Frente Polisario ingresado por una dolencia a últimos del mes de abril, creo que haya tenido consecuencias. No, todo esto viene desde muy lejos. España ha estado desde hace bastante tiempo, donde por activa y por pasiva todo cuanto llevamos tiempo sufrido y también escrito anteriormente que esta invasión que hemos tenido estos días estaba pregonada, anunciada y notificada por los abusos persistentes y desvergüenza de Marruecos y, amparada por el gobierno de España.

La frontera del Tarajal y Benzú , han sido testigos de los más de 7.000 invasores entre los que iban unos 800 menores de edad, los famosos menas que viven a sus manchas en Ceuta y en Melilla, posiblemente cuando esta información sea publicada el número de marroquíes aumentara, inclusive, muchos de estos vulgos y lúmpenes que, también lo tiene marruecos , algunos de ellos han sido repatriados, pero a continuación están volviendo a territorio español, donde toda España ha visto como les abren la puerta de entrada los militares que, con llave en mano les han  abierto las puertas para su entrada triunfal  a suelo español.

Nos han invadido por mar y tierra, esperemos que quede en esto visto solamente y que, los 30.000 millones de euros regalados al reino Alauita no sirvan para comprar piedras y otros artilugios de castigo, donde se ha vuelto por enésima vez lanzadas a los militares, los cuales les han abierto las puertas a estos invasores en territorio español.

La infamia de marruecos hacía España, no ha sido confrontación con el gobierno español, ha sido un oprobio a conciudadanos del reino de español. Esta benevolencia y generosidad-además de bien pagada- se le está dando a estos inmigrantes, perdón, guerreros invasores, podría no quedar solamente en lo vivido estos días, podría llegar a muchos más, y máxime, cuando al parecer, hay en perspectiva en planta para seguir desarrollando y digo posiblemente, nuevas invasiones.

Llevamos mucho tiempo hablando de terrorismo inmigrante, No confundamos estos términos, podría ser que sea demasiado tarde. Aunque estos dos problemas apremiantes que tiene Europa, España lo tiene mucho más agravado, donde la desvergüenza de Marruecos se une a la desfachatez y peligro que tiene este gobierno.

¿Ya no nos acordamos del conflicto que tuvimos los días del 11 al 20 de julio del 2002 en el problema de la isla de Perejil, por ambos países? La inmigración y el terrorismo que, aunque se den de manera análoga la mano, en cierto modo, tienden a relacionarse en el momento en que la inmigración se convierte en el modo de transporte de terroristas que buscan a otros países para cometer catástrofes humanas y sociales de todo tipo. Uno de los más admirados y de los más grandes políticos en el mundo dijo: “Defenderemos nuestra isla, cueste lo que cueste, lucharemos en las playas, lucharemos en las pistas de aterrizaje, lucharemos en los campos y en las calles, lucharemos en las colinas; nunca nos rendiremos”. (Winston Churchill). Este político no conocía al tal Sánchez e incluso a grande Marlaska, eran tres y quedaron dos.

Terminando esta publicación he recibido un Twitter, donde Pablo Casado ha vuelto por enésima vez diciendo”. Acabo de hablar con el presidente de Ceuta para apoyarle en la grave crisis migratoria que sufre nuestra ciudad autónoma. El Gobierno de España debe garantizar de inmediato la integridad de nuestras fronteras y coordinar con Marruecos la devolución de los inmigrantes a su país. Las repeticiones las odio.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL