De sopetón y casi sin darnos cuenta nos hemos encontrado en una crisis tremenda, una crisis que solo los más avezados y enterados podían prever y que ha sorprendido a propios y extraños.

Ya hace unos meses avisamos de que las relaciones entre España y Marruecos eran tensas, no porque España hiciera nada al respecto, ya que el inepto desgobierno de Sánchez carece de Política Exterior, bueno exterior, interior y medio-pensionista. Sánchez solo pretende llegar al lunes siguiente siendo presidente del desgobierno y para ello, no solo se agarra a un clavo ardiendo, sino que es incapaz de tomar decisiones pensadas y maduradas para crear situaciones estratégicas y políticas.

Por todo lo anterior estamos a merced de lo que se le pueda ocurrir a los demás, y así nos va. Concretamente la situación de Ceuta es el “Perejil” del momento, con la diferencia de que esa despolitice y esa inanición frente a los demás nos puede costar muy cara. Mientras en 2002 éramos un apreciado aliado en Afganistán e Iraq, ahora somos el hazmerreir del Mundo, con nuestros pijo-progres diciendo tonterías a todo el Mundo y metiendo la pata allá donde vamos.

La diferencia es que los marroquíes, y su rey al frente, tomaron buena nota del desastre en “Perejil” y actuaron en consecuencia: Se han convertido en el aliado imprescindible de los Norteamericanos y nosotros en un posible enemigo, con lo cual ya sabemos a quién le van a apoyar con armamento y material. De hecho, los marroquíes han comprado sin limitación de uso todo tipo de armamento; sobre todo carros de combate y aviones a dicha potencia. Mientras en otros proveedores se han hecho con fragatas, submarinos y material aeronaval. Finalmente, en el mercado libre, están comprando equipos personales y armamento ligero. Todo en grandes cantidades, cantidades innecesarias según el contexto de aplicación e importancia de Marruecos.

España, por contra y además de convertirse en alguien a quien los norteamericanos no piensan vender nada de libre uso, está dejando envejecer sus barcos, aviones, y carros de combate, sin hacer nada por restituirlos o comprar equipos nuevos. Por otro lado los equipos del combatiente o las armas ligeras están siendo obviadas en cantidad y calidad. Un claro ejemplo es el submarino S-80, ahora S-81, de fabricación propia y del que solo hay uno, que todavía no está operativo, porque su diseño, en el que primaba lo ecológico y demás bagatelas, sobre lo operativo. Lleva 20 años de retraso en el proyecto y se ha gastado ya el doble de lo presupuestado, o sea, que las cuentas no salen , y conociendo a los políticos y mercachifles españoles, no es difícil pensar en dónde está el dinero que falta.

No obstante la adquisición que hace el periódico “la razón” sobre el puesto que ocupa en el ranking mundial cada país en su aspecto militar, es del genero tonto, esto no es lo que declara cada uno, sino la realidad y nada mejor que conocer las Fuerzas Armadas por dentro, unas por haber servido en ellas y otras por el interés que siempre he tenido en conocerlas, para saber, que un hipotetico combate entre ambos países, no esta nada claro quien lo ganaría y desde luego que seria una brutal sangría, inasumible por España, pero indiferente al Comendador de los Creyentes, el rey de Marruecos.

Continuaremos con un exhaustivo articulo comparativo, mientas pasen y vean una entrevista a un politólogo, una descripción estratégica de un profesor de estrategia y un vídeo explicativo. Y por hoy, ahí lo dejo…

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

  1. Con esto y la quinta columna estamos apañaos. Aquí, nuestra pasta, es para ellos y sus chiringuitos.
    Así nos va.

  2. que ganas de ver a pablo con barba y turbante, a Irene toda tapada con un buen Burka y a sus hijos mirando a la meca a 4 patas

Comments are closed.