parar

Parar, mandar y templar es la clave del toreo. Dicen que torerar es saber parar, mandar y templar y además decía el gran Domingo Ortega que “torear es llevar al toro por donde no quiere ir”. Y es verdad, eso es el toreo, someter al animal para engañarlo, para llevarlo y crear arte efímero.

[Telecinco Elimina ‘Top Star’ De Forma Fulminante Ante Los Pésimos Datos De Audiencia]

Y según cuenta el Cossio, parar es la acción del torero durante la ejecución de las suertes de no variar la posición de los pies que tenía al engendrarla.

Por templar se entiende el adecuar el movimiento del capote o la muleta a la violencia, velocidad y características de la embestida del toro.
Y entiende el Cossio por mandar el hacer que el toro se movilice tras el engaño, siguiendo la voluntad del diestro.
Estos tres conceptos, el de parar, templar y mandar son fundamentales para el toreo. El dominio de estos es la clave del triunfo en el ruedo y es lo anhelado por todo aquel que se pone delante de un toro.
COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL