escocido

Tras la resaca del abrumador triunfo del Partido Popular de Isabel Díaz Ayuso -no es circunstancial ese “de”-, no está nada claro que los resultados de Madrid se puedan replicar en España, ojalá, pero no me atrevería a afirmarlo pese a que en las últimas encuestas el PP adelanta al PSOE y también  VOX crecería algo y, juntos, podrían desmontar del Falcon al viajero impasible Pedro Sánchez y sacarlo del desgobierno que comparte con sus socios podemitas y soportan todas las formaciones anticonstitucionalistas. Pero si esos resultados se produjeran, 115 diputados PP y 61 VOX, pese a casi duplicarlo, no podría Pablo Casado gobernar en solitario como si podrá hacer la recientemente triunfadora en Madrid que quintuplica –sí, multiplica por cinco (13 x 5 = 65)– a la formación verde. Que eso es superar y no aquel “más del triple” que algunos “predicadores” de un par de medios menores repiten cada vez que viene al caso o no, respecto a los resultados del mes de Febrero en Cataluña, con ese 11 a 3 –no llegaron al 11 a 0 que auguraban esos mismos, que hubiera hecho la relación “infinita”. Por cierto que en esa Cataluña del “sorpasso” de VOX, “nada menos” que un 7’69% del voto escrutado –3’87% del censo y 2’80% de la población–, le siguen creciendo los enanos al “partido de la esperanza” –no en vano su actual presidente, que no fundador, fue durante años el niño de Esperanza (Aguirre)–, esta vez en Tarrasa, como recoge este artículo sobre la purga del coordinador en esa ciudad, Jesús Rodríguez Pachón. Y esto no lo escribo yo, queridos “seguidores” a los que mis comentarios llevan al exabrupto, pero parece que el “estilo amurriense” que vengo denunciando desde 2014 sigue vigente y se extiende por toda la geografía española. Y para los más masoquistas, un poco más de información, que tampoco sale de mi teclado y mi experiencia, aunque puedo suscribirla.

[Echa un vistazo a las vacantes activas de AsHotel en Tenerife]

Pero vamos con la otra parte, “que es la más interesante”, ahora. El desaparecido en campaña que la inició como suya, eclipsando al candidato Ángel Gabilondo, que la inesperada convocatoria electoral no le dio tiempo a sustituir o a promocionar desde un ministerio y los medios de la Moncloa como hizo con Salvador Illa –que por cierto, desde que es el “ganador” de las elecciones catalanas y no se le conoce oficio alguno ha engordado notablemente e incluso rejuvenecido–, al que le quedan catorce días para volver, o no, a ser el candidato socialista si, tras los dos intentos fallidos de investidura del candidato en funciones de la extrema izquierda nacionalista ERC, no se llega a un acuerdo in extremis con Junts, del mismo pelaje pero del otro extremo. A este paso va a haber antes gobierno en Madrid, que celebró elecciones casi tres meses después y espero que en solitario, ya que los cuatro escaños “prestados” que necesitaría Díaz Ayuso para la investidura, sólo justificarían el voto favorable de VOX para que fuera por mayoría absoluta en el primer intento, sin necesidad de llegar a una segunda votación, en la que bastaría la simple abstención de los verdes ya que el PP suma más que los tres partidos de izquierdas. Cualquier otra opción de mi amiga Rocío Monasterio -que espera que mueva ficha la vencedora– podría pasarle factura a VOX  si se tradujera en que, por no haber optado por alguna de las dos anteriores, hubiera que volver a las urnas, algo impensable, pero de esos posibles escenarios ya tocará ocuparse en su momento.

De pronto se acabó el “gobierno” por real decreto al que nos tenía acostumbrados y que le sirvió para colarnos normas coercitivas de la libertad, tenernos más de un año encerrados cual borregos estabulados –lo que a él, y al socialcomunismo que representa, le gusta–, excepto cuando “venció al virus y doblegó la curva” por primera vez, a primeros de Julio pasado, para irse de vacaciones en el Falcon, a La Mareta y Las Marismillas con toda la charpa y familias, que pagaban los PGE, antes Presupuestos Generales del Estado y desde que consiguió aprobarlos este personaje, Presupuestos Gora ETA, ya que se apoyó también en los portavoces de la banda terrorista para que salieran adelante. Unos decretos, sin querer ser muy exhaustivo, que sirvieron para colocar a su vicepandemias PabLenin Iglesias en el CNI –esperemos que con su renuncia “a todos los cargos” no se haya llevado ninguna información que afecte a la seguridad nacional y pueda haber llegado a Venezuela o Cuba- o usar el BOE para denigrar a su principal rival político, como pudimos ver en el del pasado 23 de Abril, que publicaba la Ley Orgánica 5/2021 de derogación del artículo 315.3 del Código Penal para despenalizar a los piquetes violentos, en cuyo preámbulo se recogía literalmente: “Con la crisis como oportunidad, desde la llegada al Gobierno del Partido Popular en diciembre de 2011, se inició un proceso constante y sistemático de desmantelamiento de las libertades y especialmente de aquellas que afectan a la manifestación pública del desacuerdo con las políticas económicas del Gobierno“. Por cierto, me llamó la atención que esa Disposición General era de la Jefatura del Estado y es el Rey el que la sanciona con su firma ¿Nadie en la Casa Real supervisa esas publicaciones y las corrige en su caso para evitar que Su Majestad pueda aparecer como firmante de semejante texto? La verdad es que parece que se echó el resto con el magnífico discurso del 3 de Octubre de 2017 –claro que entonces gobernaba el PP– tras el fugaz golpe de Estado –fugaz, pero golpe durante esos minutos– del independentismo catalán y desde entonces, silencio. Veremos si el Constitucional o el Supremo actúan ante la lógica denuncia del PP.

Ha tardado el “presimiente” Pinocho Sánchez una semana en asimilar su derrota –porque ha sido suya y no de Gabilondo, conviene no olvidarlo- para reaparecer cual “prestidigitador” que ahora pronostica con su varita mágica –más conocida como Iván Redondo, que también salió tocado– que la inmunidad de rebaño estará conseguida en 100 días –el “rebaño” ya lo tiene en el hemicirco y fuera, lo de la inmunidad está por ver-, pero ese “rebaño” y muchos no se acuerdan ya de cuando decía que se conseguiría en Mayo la vacunación del 70% de la población que ahora retrasa a Agosto. Apareció pues el doctor Plagio para decirnos que “Con humildad, el Partido Socialista tiene la gran oportunidad de aprender”, pero esa “humildad” le duró poco y se impuso enseguida la chulería de barrio característica: “Y no olvidemos una cosa: Se va a votar antes en las elecciones de Madrid de nuevo, en 2023, que antes de las elecciones generales” (sic), áteme esa mosca por el rabo, y es que en cuanto levanta la vista del papel de su mercenario de la propaganda y pretende improvisar, se lía. Pero ojo que el mensaje llevaba carga de profundidad porque se rumorea que empieza a preparar el subterfugio jurídico para convocarlas en Enero de 2024 y estirar en lo posible su “reinado”. Esperemos que su desastrosa gestión y sus mentiras económicas con Europa fuercen un adelanto.

Dijo también para salir al paso del caos jurídico que ha formado entre los Tribunales Superiores de Justicia regionales –órganos que en mi opinión no deberían existir– y el Tribunal Supremo a cuenta del levantamiento del estado de alarma que éste “es pasado” y que “el futuro es vacunación, vacunación y vacunación” que, sin entrar en detalles sobre contraindicaciones y efectos causados, que los medios dóciles –o sea, todos– minimizan, está detenida por las contradicciones desde el gobierno con el tipo de vacuna y los diferentes colectivos para recibirlas según edades, que cambian cada día. Una vacunación que motivó hace unos días en Twitter el siguiente comentario de Patri Laselma, a quien no conozco, a mi juicio acertado: “Imaginen un virus tan peligroso que haya que hacer una campaña de publicidad para convencer a la gente de inyectarse el antídoto”, acompañado de un vídeo en el que periodistas, actores, directivos de fútbol, vendehúmos de las tertulias o cocineros, es decir, todos “acreditados científicos”, llamaban a hacerlo. Me recordó a los del grupo de la “Zeja” con Zapatero.

Recordemos también que en la rueda de prensa del pasado martes con el presidente argentino Alberto Fernández, otro que tal, y entre tanta rimbombancia exhibicionista con la que le gusta adornar su teatro, casi se le escapa lo que en el fondo piensa: “…sabes que cuenta la sociedad argentina con toda la solidaridad, con todo el cariño, con toda la hermandad de la sociedad española, en estos momentos tan difíciles que estamos atravesando todos, todo el planeta, como consecuencia de la ‘plan…’ de la pandemia…”, rectificó a tiempo. En fin…

No puedo dejar de hacer un breve comentario sobre aquel con el que Falconeti  “no podría dormir tranquilo” y al que parece haber olvidado desde que, gracias a Isabel Díaz Ayuso, salió del gobierno y de la política, y que ahora reaparece tras cortarse la coleta, también en sentido literal, con un nuevo look y un libro en las manos que, en una entrevista con Sonsoles Onega le ha llevado a decir que “Me parezco a Brad Pitt” (sic) –supongo que no lo dirá por el color de pelo y ojos, claro–. Ya veremos qué nos ofrece en un futuro próximo este gran “sabio” para el que todo es “relativo” como demostraba en uno de sus mítines en el que decía que “un día, a Newton se le cayó una manzana y se le ocurrió la Teoría de la Relatividad” (sic) y si se confirma su fichaje con Jaime Roures, el amigo productor de José Luis Rodríguez, con el que puede que acabe compartiendo, o disputando, la representación internacional del chavismo. Me viene el recuerdo de una reciente entrevista que le hacía Susana Grisó a Díaz Ayuso, en la que ésta decía que “Pablo Iglesias es el mal y lo he dicho siempre”, añadiendo que “No me parece una buena persona” y una serie de afirmaciones sobre “escraches, guillotina, rabia, mentiras…” referidas a él, que llevó a la periodista a cortar: “¡Por Dios, no siga usted! ¡Pero decir que es el mal es tanto como decir que es el demonio!” y, a propósito de esto, leía unas palabras del Papa Francisco respecto al demonio en un discurso de Mayo de 2018 que ni que le hubieran servido de inspiración a la Presidente madrileña: “El demonio sabe hablar bien. Habla muy bien. Sus propuestas son todas mentiras, todas. Pero desgraciadamente, presenta las mentiras y nosotros – afortunadamente sólo algunos y cada vez menos, matizo– las creemos. Es un derrotado, pero se mueve como vencedor. Es capaz de darnos luz, ¡ilumina! Pero la luz del diablo es deslumbrante, como los fuegos artificiales, y no es duradera. Un instante, después desaparece”. ¿A que parece que hablaba del macho alfa?

Pero esa “sociedad” socialcomunista no ha acabado, porque el del moño nos dejó a Yolanda Díaz, que se está estrenado como digna sucesora y ya ha avisado que “El gobierno empieza ahora y lo mejor está por venir”. De momento aparece presumiendo de ser el espejo del mundo con su intento de que los repartidores pasen a empleados y dejen de ser autónomos y de haber “cambiado el artículo 49 de la Constitución”, del que parece que no ha pasado porque olvida que el artículo 167 de la Carta Magna recoge que “Los proyectos de reforma constitucional deberán ser aprobados por… tres quintos de las dos cámaras…” que, “de no lograrse y siempre que se hubiera obtenido mayoría absoluta en el Senado…” podría ser con “mayoría de dos tercios“ del Congreso y, en su caso, ser “sometida a referéndum… si lo solicitan dentro de los quince días siguientes… una décima parte de cualquiera de las Cámaras”. Pero qué se puede esperar si la inefable Carmen Calvo, dice que doctora en Derecho Constitucional –debe ser otro de esos doctorados del todo a 100, tan abundantes entre los políticos actuales–, nos obsequiaba diciendo que “En España no existe igualdad entre hombres y mujeres”, como prueba de que debió hacerlo hasta el artículo 13, porque se ve que no leyó el 14.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

8 Comentarios

  1. Pedro Sánchez es el verdadero virus letal junto con Pablo Cagado y otros muchos, estos son el virus de la peste porque están llenos de mierda hasta el cuello, a mi no me gustaría morir sin verlos juzgados y condenados y a mi me gustaría llegar a verlo y lo que más me gustaría es que sufriesen una larga agonía como han sufrido muchos de nuestros mayores a los que mandaron a una muerte segura.

  2. Señor Pedro Sánchez: si le queda algo de dignidad que no lo creo váyase de España y lleve a Pablo el Cagado y a Inés la Arrimada al PSOE, partido corrupto hasta la médula con usted, yo ya no creo en los partidos políticos y mucho menos en el mayor embustero que eres tú además de profanador de tumbas, usted es siervo de Lucifer.

  3. Díaz Ayuso se parece a Casado como un huevo a una castaña y relacionar la victoria de Ayuso en Madrid con el PP de Casado es casi un pecado, y es casi una indecencia utilizar esta victoria de la heroína de Madrid, como balón de oxígeno para revivir a un Casado que está más muerto que vivo… Todos sabemos a qué juega este partido salvador y qué representa en la política española…
    El Partido Popular es uno de los grandes problemas que arrastra España desde hace ya cuarenta años… Cueva de corruptos, falsarios y traidores, que se agarraron a la españolidad, sólo para embaucar a esa parte del electorado que no tragó con la murga socialista, pero a la que siempre ningunearon…
    Lo suyo es la escenificación, el globalismo, la supresión de las fronteras, la invasión masiva de africanos, el loco abrazo a las ideologías de género impuestas por la patulea progre, la suelta de asesinos etarras en plena noche, la financiación de golpes de estado y el saqueo a base de impuestos bajo los dictados del mandato globalista, entre otras muchas lindezas… Todo con tal de desunir, de enfrentar y de empobrecer, todo con tal de disolver la nación española…
    Forma parte de la bicoca del bipartidismo, junto al otro gran e insoportable problema de España que siempre fue la jauría del PSOE, los provocadores de guerras civiles y arruinadores de economías…
    Las dos facciones de farsantes llevaron las riendas de nuestro país al abismo más profundo, jugando a ser gobierno y oposición, en una alternancia planeada, siempre en la misma y consabida dirección…
    El bipartidismo no ha sido otra cosa que un monopolismo, un unipartidismo disfrazado de libertad, que criticaba los logros del régimen anterior mientras se dedicaba a crear problemas inexistentes que los asentasen más si cabe, en las poltronas del poder…
    En la falsa democracia que nos trajo el falso bipartidismo, nunca se explicó a los ciudadanos, qué es la Unión Europea que solapó al Mercado Común, ni qué es el Plan Migratorio de la ONU, que el embustero de la Moncloa se apresuró a firmar, sin consultar a nadie, o qué es esa agenda 2030 que con tanto celo llevan hacia adelante a espaldas de los ciudadanos…
    Los asuntos más importantes, aquellos que marcan el rumbo de la nación, nunca lo decidieron los españoles, sino que fueron impuestos y encubiertos para que pasaran desapercibidos a los ojos del pueblo. El fantasma de la democracia sólo nos ha permitido decidir qué traidor será el que nos traicione, y la mayoría de las veces ni siquiera eso, pues también lo deciden ellos…
    Nadie explicó a los españoles que el objetivo de sus mandatos no es mejorar la vida de la ciudadanía, sino el de colaborar con las élites globalistas para implantar el nuevo orden mundial, y entregar la soberanía nacional a esa pandilla de repelentes mafiosos que pretenden esclavizar la humanidad…
    El Partido Popular es una parte de ese mismo PSOE, que ignora los intereses de España en pro de la gobernanza global, que colabora activamente con los propósitos mundialistas, que desprecia la patria española…
    A algunos les bastan cuarenta años de mentirás y traiciones para despertar, pero parece ser que otros necesitan toda la vida…

  4. Hay una cosa clara; que Sánchez es el dirigente más farsante, no ya de la Unión Europea, sino del mundo do, a excepción, posiblemente, de aquellos países en donde exista una dictadura. Por ello, si la legislatura logra alargarla hasta una cierta recuperación económica, debida a la llegada de fondos europeos, y se consigue la vacunación de la mayoría de la población; no me cabe duda que el susodicho presidente y todo el maquiavelismo existente en La Moncloa, lograrían nuevamente entontecer a la población y posiblemente a ganar las elecciones.
    Se ve que nada aprendieron de las elecciones madrileñas, y si en la precampaña arremetieron incansablemente contra Ayuso, una vez tomado un poco de aliento, vuelven a arremeter contra la presidenta de la Comunidad madrileña; tanto que fue vergonzosa la rueda de prensa que tuvieron el Alcalde de la capital y la inimaginable Delegada del Gobierno en Madrid, que más que representante de dicho cargo, era la próxima candidata a la presidencia de esa Comunidad para las próximas elecciones.
    Dicho esto; todo demuestra que el PP, por si solo, le será muy difícil, por no decir imposible, como en cierto modo admite el articulista, gobernar en cualquier parte de España ni en el gobierno de la nación, sin el apoyo tácito o expreso de Vox, incluso después de la desaparición de Ciudadanos, cosa que se da como hecha. El que no quiera verlo, no lo verá, pero es un hecho cierto y empíricamente demostrable, como hasta la fecha viene siendo.

Comments are closed.