elecciones gallegas y vascas

Elecciones Transparentes y UDEC están demostrando que pretenden marcar una férrea vigilancia sobre la Junta Electoral Central para que estas próximas elecciones de Madrid sean limpias y se respete estrictamente lo que marca la Ley Electoral. Por ese motivo y debido a las irregularidades detectadas en Correos en los últimos días han vuelto a enviar un escrito a la Junta Electoral Central informando de todo lo que está sucediendo y dejando muy claro lo que marca la Ley y el estricto respeto que se debe mantener para que se cumpla a rajatabla con ella.

El artículo setenta y dos de la LOREG dispone que: 

“Los electores que prevean que en la fecha de la votación no se hallarán en  la localidad donde les corresponde ejercer su derecho de voto, o que no puedan  personarse, pueden emitir su voto por correo, previa solicitud a la Delegación  Provincial de la Oficina del Censo Electoral, con los requisitos siguientes: 

  1. a) El elector solicitará de la correspondiente Delegación, a partir de la fecha  de la convocatoria y hasta el décimo día anterior a la votación, un certificado de  inscripción en el Censo. Dicha solicitud se formulará ante cualquier oficina del  Servicio de Correos. (…) 
  2. d) Los servicios de Correos remitirán en el plazo de tres días toda la  documentación presentada ante los mismos a la Oficina del Censo Electoral  correspondiente. 

En relación con lo anterior el apartado 1 del artículo setenta y tres es del  siguiente tenor: 

“Recibida la solicitud a que hace referencia el artículo anterior, la Delegación  Provincial comprobará la inscripción, realizará la anotación correspondiente en el  censo, a fin de que el día de las elecciones no se realice el voto personalmente, y  extenderá el certificado solicitado”. 

La opción de votar por correspondencia para las personas inscritas en el  censo que al abrirse el proceso prevean no poder hacerlo presencialmente ante la  Mesa durante la jornada electoral, bien sea por no encontrarse en la localidad  donde les corresponde ejercer su derecho al voto o que piensen no poder 

personarse por la enfermedad que padecen en el momento de verse obligados a  adoptar esa decisión, les obliga a hacerlo antes del cierre de la campaña electoral y  les impide disponer de elementos de juicio que podrían ser decisivos a la hora de  emitir el voto. 

Además, puede ocurrir que finalmente regresen a la localidad donde se  encuentran censados o estén restablecidos antes de la jornada electoral.

Según información facilitada por juristas expertos en cuestiones electorales,  ratificada por notarios que han actuado en procesos de esa naturaleza realizados  en diversos ámbitos, SIEMPRE DEBE PRIMAR EL VOTO PRESENCIAL SOBRE LAS  DEMÁS OPCIONES, QUE SON EL VOTO POR CORRESPONDENCIA O EL VOTO POR  DELEGACIÓN. La doctrina jurisprudencial sobre esa materia, que se recoge en 

varias sentencias de los Tribunales Supremo y Constitucional, deja bien sentado  ese lógico principio. No puede hurtarse al votante la posibilidad de modificar su  decisión inicial a la luz de la información recibida posteriormente y lo acaecido  desde el día en que entregó su voto en una oficina de Correos hasta la jornada  electoral. 

La prioridad del voto presencial conduce inexorablemente a que el voto  emitido por correspondencia sea inválido y no tenga eficacia si la persona que lo  emitió cambia de criterio y decide votar presencialmente. 

A lo anterior hay que unir las informaciones publicadas en diversos medios  de comunicación social y divulgadas por las redes que hacen sospechar sobre las  garantías de inviolabilidad del voto por correspondencia. Tenemos testimonios de  personas que al ir a votar presencialmente les comunicaron que no podían al 

haberlo hecho ya por correo, cuando no era cierto. Otros nos comunican que  familiares suyos fallecidos antes de cerrarse el censo figuran como votantes por  correo e incluso presenciales. Cabe añadir también el hecho de que se facilitan tiques, donde se recoge la entrega de uno o varios votos por correo a personas que  no los han emitido cuando envían un certificado relativo a cualquier otro asunto o a otra operación. 

Es razonable que, a la vista de esos hechos, muchas de las personas que  solicitaron votar por correspondencia decidan ahora votar presencialmente ante el  temor de que se produzca un posible fraude electoral. 

No permitir que lo hagan, cuando están en su derecho, sería tanto como  fomentar la sospecha de que se prepara lo que en el lenguaje popular se denomina “un pucherazo” dirigido a modificar el resultado electoral mediante la utilización de  técnicas similares a las que se utilizaron en las recientes elecciones de los Estados  Unidos de América, cuyas consecuencias son bien conocidas. 

Por lo expuesto 

SOLICITAMOS A LA JUNTA ELECTORAL CENTRAL: Que, con sustento en las  facultades que le confiere el apartado 1 del Artículo octavo de la LOREG, en orden a garantizar “la transparencia y objetividad del proceso electoral y del principio de  igualdad”, y para que no se produzca una discriminación negativa respecto a los  votantes presenciales, en detrimento de los derechos que asisten a quienes en  principio, por circunstancias ajenas a su voluntad, escogieron la modalidad del voto por correo, acuerde ordenar a la Junta Electoral Provincial de Madrid que envíe instrucciones a todas las Mesas Electorales para que:

1º) Permitan que cualquier persona que haya escogido en su día votar por  correspondencia pueda hacerlo presencialmente, dejando constancia expresa en el  acta de esa circunstancia, y cuando al final de la votación presencial se abra la saca  con los sobres remitidos por Correos y se proceda a verificar si los destinatarios se  encuentran recogidos en el censo electoral como votantes por correspondencia, se  retire del conjunto el relativo a dicha persona. 

2º) Se entregue dicho sobre al interesado, firmando el oportuno recibo, como  debe hacerse con cualquier envío en el que conste quién es el remitente. En este  caso se trata de una carta certificada propiedad suya, cuyo contenido no debe ser  conocido más que por él.

2021.04.30. ESCRITO ELABORADO POR LA APET QUE HA ENVIADO UDEC A LA JUNTA ELECTORAL CENTRAL RELATIVO A LA PRIORIDAD DEL VOTO PRESENCIAL SOBRE EL VOTO POR CORRESPONDENCIA (FIRMADO)

 

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. Si hay fraude y la JEC es una organización criminal y está de cómplice en el golpe de estado y alta traición, de eso nada, y si no, se hará como dice UDEC y ETR digan, y es justo y de ley. Al 100% seguro de que es una de las dos opciones.

  2. Estas elecciones deberían ser anuladas,además de por ser inecesarias y caras,por haber tenido tan mal comienzo,evidenciando las trampas e irregularidades asociadas al Gobierno.Que no hagan estás elecciones,y que el Estado se disculpe con Díaz Ayudo y se olviden de mociones.

Comments are closed.