verdadero Cristo

Comenzaremos esta nueva etapa, viendo en profundidad conocimientos solo transmitidos en los grados más altos, de los círculos más externos, de las órdenes esotéricas, es decir a partir del grado 30 hasta el 33 en la masonería y en los últimos tres grados rosacruces, los llamados “grados iluminati”. Esta información es considerada metafísica, pero en realidad es conocimiento esotérico esenio. Si usted es un creyente radical cristiano, evangelista, testigo de jehová, etc., no le recomiendo la lectura de este capítulo hasta que no logre separarse de la programación implantada por su iglesia y de la falsa creencia de cielo e infierno, y de premio y castigo. Nadie es premiado o castigado por otro que no sea usted mismo, como tampoco es premiado o castigado ningún otro animal en esta tierra. Sus pensamientos, palabras y actos son los que lo condenan por la ley de causalidad y usted tiene el premio o el castigo que proyecta y crea en su realidad subjetiva.

[Disneyland París reabre el 17 de junio y publica más de 500 ofertas de empleo]

Comencemos viendo la etimología de la palabra Cristo. Cristo (del griego χριστός, christós o /jristós/, ‘ungido’) es la traducción griega del término hebreo מָשִׁיחַ (trasliterado māšîaḥ o /mashiach/), ‘mesías’, que significa ‘ungido’. La palabra «ungir» ―del latín únguere― significa ‘elegir a alguien para un puesto o un cargo muy notable’ (como sumo sacerdote o rey). Hasta aquí la definición religiosa del término, ahora veamos la definición esotérica esenia. Cristo: cristal, traslúcido, cristalino, cristalizar, formar el espíritu y llegar al Ser, cristalizar el espíritu en el Ser. El Ser manifestado es cristalino, puro, traslúcido, inocente como un niño. Los esenios fueron quienes instruyeron a Jesús en las artes del esoterismo, para que manifestara su Ser, y eran una de las sectas judías que existían en la época del nacimiento de Jesús. Practicaban una vida extraordinariamente ascética y vivían en comunidad. Guardaban el conocimiento y la sabiduría hiperbórea de los antiguos, y tenían gran similitud con los pitagóricos[1]. Édouard Schuré[2] cita esta similitud: “La oración a la salida del sol; los vestidos de lino; los ágapes fraternales; el noviciado de un año; los tres grados de iniciación; la organización de la orden y la comunidad de los bienes regidos por curadores; la ley del silencio; el juramento de los Misterios; la división de la enseñanza en tres partes: 1) Ciencia de los principios universales o teogonía, lo que Filón llama la lógica; 2) la física o cosmogonía; 3) la moral, es decir, todo lo que se refiere al hombre, ciencia a la cual se consagraban especialmente los terapeutas”.

No pretendo exponer aquí un estudio sobre los esenios, ni tampoco sobre la existencia de Jesús de Nazaret y sus enseñanzas, pero si mostrar el verdadero significado y misión de Cristo, porque su comprensión es fundamental para romper el engaño de las religiones que se apropiaron de algo que no les pertenece, o mejor dicho, que le robaron a nuestro Ser.

Como ya expliqué en capítulos anteriores, toda unidad de carbono está enlazada con su Ser, el cual no habita directamente en su cuerpo, sino que, al ser adimensional, se encuentra en un lugar espacio-temporal de vaet cero y espacio infinito, más allá de nuestra limitada comprensión tridimensional. El cuerpo de enlace entre el Ser y la materia es el espíritu, siendo este último el medio de comunicación entre la consciencia del Ser y el Ser propiamente dicho. Usted puede estar enlazado a su Ser y sin embargo no tener acceso a él por no tener formado y cristalizado el espíritu. Su consciencia artificial actúa de enlace con la consciencia colectiva de la especie a través del alma, y es a través de esta que usted tiene, digamos, la ilusión de estar vivo. No deja de ser un animal con cierto desarrollo mental, como puede ser un delfín, una ballena o un elefante. En definitiva, un primate más evolucionado que el resto, pero a la vez más manipulable que cualquier otro.

En el plan del “Do”, estaban considerados dos choques para enderezar o acomodar la octava[3], mejor dicho un choque dividido en dos armónicos, uno para occidente y otro para oriente. ¿Por qué uno para occidente y uno para oriente? Porque es el recorrido o camino solar este-oeste que marca la espiral de la octava de creación en curso y divide culturalmente a la humanidad en dos partes que representan los dos hemisferios cerebrales y las dos energías de la dualidad ―el yin y el yang― entre otras cosas que no detallaré en este momento porque no vienen al caso. Se tomaron dos unidades de carbono en un lapso aproximado de 500 años: Siddhartha Gautama para oriente y Jesús de Nazaret para occidente. Tanto uno como otro fueron preparados para manifestar su Ser de forma consciente y plena. Buda era el nombre del Ser para Gautama y Cristo para Jesús. Buda (en sánscrito बुद्ध) es un nombre honorífico con contenido religioso que se aplica a quien ha logrado un completo despertar espiritual, la cristalización del espíritu y la manifestación de su Ser.

[1] Los “pitagóricos” eran aquellos adeptos pertenecientes a la doctrina filosófica del pitagorismo, fundado a mediados del siglo VI a.C. por el sabio Pitágoras de Samos. Estaba conformada por astrólogos, músicos, matemáticos y filósofos y su creencia más destacada era que todas las cosas eran ―en esencia― números.

[2] Édouard Schuré (1841-1929) fue un escritor, esoterista y musicólogo francés. Es conocido sobre todo por su obra “Los grandes iniciados”, de donde se toma la cita en cuestión.

[3] Se refiere aquí al enderezamiento de la octava causada por el llamado “Error que no lo fue” (Ref: DDLA Tomo I, cap. 93)

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

6 Comentarios

  1. Menuda basura masónica. Este vende el Diestro?
    Le falta decir en el artículo esto es así porque yo lo valgo.

    Mire se lo voy a explicar, el ejemplo y enseñanzas de Cristo son la única vía para que el ser humano puede prosperar y vivir consigo mismo. Todo lo demás, sus abortos, su eutanasia, sus ideologías de género enfrentamientos mujer hombre su LGBT+, su capitalismo, su individualismo, su colectivismo, su capitalismo, su comunismo….su individuo que solo cree en si mismo y su concepción relativista del bien y del mal….es decir mierda masónica…..solo lleva a la autodestrucción del ser humano…..cosa que por cierto ya está viendo… justamente por el abandono del ejemplo de Cristo y su creencia en él.

    Que usted solo quiere creer que el universo es su ombligo y de su culo sale según la fuerzas de sus flatulencias el bien y el mal?? Pues piense lo que quiera…su artículo suena bastante ridiculo por si solo…pero no venda que usted “iluminati” sabe la verdad absoluta… porque no tiene ni idea.

  2. Me parece de criminales engañabobos delincuente psicópata que usted pretenda que la culpa de toda la mierda la tiene uno mismo y no los demás o parte o nada según el caso, me parece usted un ser “despreciable” don morfeo dormido, aún no despertado y le engañan igualmente, o es otro engañado como una cabra que le han dicho la “fuente”, el globalista multinacional, que es la verdad para predicar. Y mezclando verdades con mentiras y chorradas como hacen los buenos trileros siniestros.

    El Diestro pierde con estas mamarrachadas, sospecho que morfeo de espíritu es algún
    “dueño” del diestro o vaya usted a saber para permitir en portada semejante basura espiritual.

    Lo que no sé si en su estulticia usted engaña y confunde a sabiendas o por ignorancia y estulticia.

    Dígale a su fuente “de vino” con todo su poder divino de creador de meta universos, que nos lo explique a todos y no solo a usted, ser privilegiado, espero que le hagan un panteón para ir a adorarle.

    Como la chorrada de que la solución a todos sus males es NO HACER NADA O NO VOTAR, buf, yo no le soporto, y desde esa desinformación huía de sus peroratas que no pasaba ni la flecha del ratón por encima de la repulsión que me causan sus defecaciones periodísticas.

    Como la chorrada del EGO de la “new age” del 80-90, que parece que está anclado y con el cerebro lavado desde entonces, el EGO ES MUY BUENO Y FUNDAMENTAL, Y ALIMENTARLO, ES INCLUSO SALUD, en su justa medida, pero usted parece lo tiene muy subidito y a nivel de enfermedad mental por ni siquiera aceptar que pueda estar equivocado en su “excelencia” o que sabe ya toda la verdad y tiene todo el conocimiento de todo el universo universal….

    Hay mucho loco que piensa que está lúcido más que nadie y que tiene toda la verdad, y esa es una verdad incontestable, de la que seguro está de acuerdo.

  3. Por cierto, el EGO es excelentísimo de bueno y saludable, infinitamente y muchísimo mejor “pecar” de muy subidito que de bajito, y es recomendable, es muchísimo mejor para la salud, intentando no salir de la realidad o crearse su propia mentira a su alrededor, luego ya está la línea que separa la enfermedad mental de la verdadera y necesaria autoestima (EGO) ultra vital y necesaria. Pero posiblemente no lo entienda, o sea un “iniciado” en destrucción estafadora y falsa demoniaca, o esté preparado aún en su nivel espiritual, o lo que le diga la fuente…, cuidado, el demonio le gusta mucho disfrazarse de lo que no es y engañarle y manipularle….

    Ama a tú EGO, adora a tú EGO, el EGO es tú amigo, el EGO eres tú.

  4. Ama a tú EGO, abrázalo, es vital, ámate a ti mismo, eleva tu EGO, tú yo, quiérete sin medida, en tú imperfección y errores etc., adórate, engrandécelo lo más que puedas, aprécialo hasta el infinito de grande, ama sin medida a tú EGO (a ti mismo), es lo correcto, aliméntalo sin comedimiento, apréciate sin límites. Cuidado con los charlatanes, fariseos, hipócritas e hijos de su padre satán disfrazados con piel de corderito, o los zumbados errados y herrados, no te dejes engañar por los pestilentes hijos de satan o sus comisionistas.

  5. El problema de estos esotéricos es, junto a su ignorancia revestida de pretenciosidad, su falta de humildad, su hybris soberbia que los situa en una posicion radicalmente falseada, la mas inadecuada para aproximarse a ningún Dios digno de ese título y a ninguna Verdad. Ya que como nos enseñan tanto el Evangelio como la sabiduría antigua, el conocimiento de Dios tienen una base moral: solo los limpios o puros de corazón pueden ver a Dios en su realidad. Solo aquellos que han limpiado su “nous”por medio de un ejercicio de arrepentimiento y disciplina ascética acceden a una claridad de mente. Las “fuentes” de estos masónicos, como el citado Schure y demás escritores esotéricos son pésimos. Estos individuos se mueven en el ambito de mitos mal digeridos y de cultos idolátricos y diabólicos mezclados con una seudo metafísica infame que confunde a Dios y al hombre. Pitágoras al afirmar que “solo Dios es sabio”, se situó fuera de este extraviado panteismo, Pitágoras, rechazaba para sí el título de sabio (sofista o científico) porque solo Dios “conoce” realmente. Así diferenciaba claramente entre el yo humano y el Tü divino que estos necios de la masoneria confunden miserablemente para su propia perdición. Resumiendo el Evangelio es fiable y constituye la verdadera revelación o des-velación del misterio de Dios al hombre. La masoneria y el esoterismo constituyen un retroceso a la oscuridad y las tinieblas, es la voz del propio Lucifer que continua engañando todavía a algunos con la vieja mentira del “sereis como dioses inmortales” mientras trabaja activamente por extender masivamente la muerte y las tinieblas por toda la tierra, con la ayuda precisamente de la masoneria y sus esoterismos. Jesucristo es el verdadero Maestro y lo demostró con su vida su muerte, su resurrección y su enseñanza, mientras que a estos falsos maestros masónicos- esotéricos y su torcida y falsa dialéctica solo le debemos la expansión moderna de la plutocracia y la corrupción, la sodomía, el aborto pagado por todos y los genocidios modernos desde La Vendée a Pol-Pot.

Comments are closed.