Ayer presenciamos un emotivo acto en el homenaje realizado por compañeros del cuerpo al Policía Nacional que ha tenido que dejar su profesión debido a las agresiones que sufrió en Cataluña en el aniversario del golpe de estado de 2017. Sus compañeros le hicieron un pasillo cuando abandonaba las instalaciones de la Policía y rompieron a aplaudir provocando la emoción del protagonista que no pudo contener las lágrimas.

Ha habido mucha gente que se ha hecho eco de ese vídeo. Uno de ellos ha sido el ex-líder de Ciudadanos, Albert Rivera. Entre las respuestas que hemos visto en el tuit de Rivera nos hemos encontrado con auténtica gentuza que debería vivir entre cucarachas, en lugar de en una sociedad sensata y normal.

Otro de los que ha sido tremendamente ofensivo y ha soltado una barbaridad propia de un gusano ha sido el mozo separatista, Albert Donaire.

Pero atentos a lo de Rosa Villacastín y su forofismo político. Esta tía debe tener una tara en el cerebro que le impide distinguir las situaciones y los momentos en los que hablar, o en los que estaría mejor calladita. Se ve que de cuello para arriba no debe andar demasiado bien y esto le provoca meter la pata más de lo que debería. Muchos se preguntarán, ¿a qué viene ese comentario en ese momento mientras por otro lado justifica todo lo que haga Pedro Sánchez? Pues tenemos que pensar que es porque no anda demasiado bien de la azotea.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL