Como ya hemos informado en un anterior artículo, hay un cohete de 30 metros de altura lanzado al espacio por China, el Long March 5B, que está orbitando alrededor de la Tierra y que va a caer de una forma descontrolada sobre cualquier punto del planeta. Los técnicos no tienen ni idea de dónde puede caer. Podría caer en el mar o en un lugar desértico, pero también podría caer en algún lugar poblado. Por probabilidades debería hacerlo sobre el mar, pero no se sabe.

El caso es que la preocupación empieza a ser creciente y el Secretario de Defensa de los Estados Unidos, Lloyd Austin, ha sido preguntado sobre la posibilidad de derribarlo. Se le ha preguntado si Estados Unidos tendría la capacidad de hacerlo.

“En este momento no tenemos un plan para derribar el cohete. Tenemos la esperanza de que aterrice en un lugar donde no dañe a nadie, con suerte en el océano o en algún lugar así “. “Tenemos la capacidad de hacer muchas cosas, pero no tenemos un plan para derribarlo”.

Preguntado sobre la responsabilidad de China en todo este asunto, Austin no se ha atrevido a ser demasiado crítico con ellos ya que el que menda es el que manda y Biden le debe mucho a China: “Creo que esto demuestra que para los que que realizamos operaciones en el espacio debería existir el requisito de operar de manera segura y reflexiva ya que debemos asegurarnos de que tomamos en cuenta ese tipo de cosas al planificar y llevar a cabo este tipo de operaciones”.

El caso es que todo el mundo vuelve a estar pendiente de las andanzas del gobierno Chino en todo este asunto. Por si no fuera suficiente todo el problema que nos han generado en este último año, ahora nos encontramos con esto. La verdad es que ya empezamos a estar un poco hartos del Partido Comunista Chino y sus andanzas.

 

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. Y el único que le planta cara a China, Trump, le haceis un boicot medio mundo para robarle las elecciones , pues nada , ahora virus chino, cohete chino , salario chino y libertad china….

Comments are closed.