La decepción que tenemos con muchos miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado va en aumento a medida que pasan los días de la presidencia de ese miserable que nos gobierna llamado Pedro Sánchez. Los espectáculos protagonizados por los agentes de policías locales, nacionales, guardia civil y policías autonómicas a lo largo de esta pandemia nos han dejado completamente alucinados e indignados, pero lo que le han hecho al periodista Cake Minuesa en Vascongadas es ya alucinante puesto que lo han hecho sin disimulo, con luz y taquígrafos, pegándole, amenazándole y tratándole con una chulería que, esperemos, cueste muy caro a los agresores.

Cake intenta hacer una pregunta a Iceta y ahí empieza el jaleo ya que, además, no es uno, sino varios los agentes que se abalanzan contra Cake Minuesa y, tal y como reconocen ellos mismos, además de empujarle de malas maneras le pegan rodillazos.

Esta es la imagen que demuestra cómo estamos en España. La imagen que retrata el comunismo dictatorial que nos gobierna de la mano de “Plandemia” Sánchez. Estamos perdiendo la poca democracia que teníamos, nuestros derechos y nuestras libertades a una velocidad tan grande que parece hasta increíble. Y esto continuará porque a Sánchez se le ha visto el plumero desde un principio y no se corta ni un pelo puesto que tiene una gran legión de imbéciles aborregados, de periodistas y medios comprados que le silencian y le jalean todo lo que hace. Nos vamos al agujero a tal velocidad que cuando nos queramos dar cuenta nos va a ser casi imposible salir.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. ¡Grande, grande, Cake Minuesa!
    Estos correveidiles de uniforme tienen los días contados… Las calles más anchas les van a parecer estrechas, de la velocidad que van a coger buscando un agujero donde esconderse… ¡Estamos hasta los cojones de esta basura!

Comments are closed.