botellona

Me decía un viejo amigo en cierta ocasión. Un amigo que tuvo responsabilidades de gobierno en un ayuntamiento cuando ya tenía sus obligaciones profesionales y familiares prácticamente terminada -vamos, que no había sido  amamantado por un partido político desde su juventud- que en cierta ocasión, apenas llegado a sus responsabilidades de gobierno;  que participo con otros compañeros, además del alcalde,  en una reunión con una representación de padres que solicitaban un espacio público para que sus hijos, pudieran realizar “botellonas”. Lo que más tarde paso a denominarse como “botellodromo”.

[POR QUÉ Debes Tener Cuidado Si Recibes Dos Llamadas Seguidas De Números Desconocidos]

A pesar de la repulsa que, a este amigo le producía el que unos padres quisieran negociar con el Ayuntamiento un lugar para que sus hijos se emborracharan, se intoxicaran, en definitiva, atentaran contra su propia salud, en principio decidió asistir para ver si podía hacer reflexionar a esos padres; sobre el daño que a posteriori, si no ya, que, a sus hijos, les iba a provocar la permisividad de ese acto social. Apenas empezó a exponer este punto de vista, tanto los padres como sus compañeros le hicieron ver lo contrario a su punto de vista. Momento en que mi amigo, aprovecho para retirarse de la reunión.

Sé que, en alguna, ocasión al menos en Sevilla, ha habido incidentes con resultado de muerte, en algún lugar de estos denominado como botellodromo y cedido así por el administrador público y al que por supuesto, llegado el momento, se lavó las manos y, además, nadie le pidió responsabilidades, por no haber estado garantizada la salud y la seguridad en ese sitio, en el que, además, participaban muchos menores.

La botellona es un acto social de la juventud, promovido desde las propias administraciones públicas. Las mismas que en su día, dieron todo tipo de facilidades para que se realizaran y se institucionalizaran. Hoy la botellona, por estar prohibida la consumición de bebidas alcohólicas en la calle, desde un tiempo relativamente reciente, está prohibida, pero así y todo, en general y hasta la llegada de la “plandemia” desde las autoridades públicas, se hacía toda la vista gorda que se podía.

Hoy, y por motivos de la “plandemia”, nuestros gestores políticos y sus periodistas paniaguados, se echan las manos a la cabeza porque la juventud, hasta los cojones de tanto cuento chino, se ha desbordado en las calles en busca de libertad, haciendo uso de un derecho que cuando en otros tiempos le intereso a esta gente, no dudó en otorgárselos.

También te puede interesar...


Artículo anteriorAunque nos censuren
Artículo siguiente¿Qué toreros han cortado un rabo en Las Ventas?
Faustino
Terminadas mi obligaciones genéticas; lo de cultivar los árboles, garantizar la continuidad de la especie y escribir un libro, me dedico a darle voz a todo lo que me descuadra en mí de rededor, muy especialmente la falta de justicia en su más alto concepto. Cuando no lo hago, escucho la voz de mi padre que me recuerda que "nunca se ha escrito nada de ningún cobarde". como apenas puedo dar voz, escribo pequeños textos para intentar suplir "mi afonía" y además me esfuerzo intentando que lleguen a la gente. Tengo infinidad de escritos publicados en "círculos menores" He sido pregonero de la Semana Santa de mi ciudad, Tomares. He publicado la novela; Costalero de Sevilla, Mi blog personal es Incorrectamente Político, encabezado por una foto de George Orwell y su más célebre frase: Periodismo es publicar aquello que alguien no quiere que publiques, todo lo demás son relaciones públicas.

1 Comentario

  1. Es un lavado de cerebro en toda regla, mas de un año de continua propaganda de miedo, ahora quieren hacer creer a la gente que va a ver una cuarta ola porque unos chavales han montado un botellon jajajajaja, y sale el Simon compungido diciendo que no ha sabido transmitir el mensaje, que caradura, en España esta prohibido divertirse, en realidad todo esta prohibido, bajo la excusa de la responsabilidad = haz lo que a mi de la gana!.

Comments are closed.