cuento

Solo hay dos posibilidades de que la extrema izquierda se pueda hacer con la victoria en las elecciones de Madrid. La primera es que den el habitual pucherazo, al que tan acostumbrados están en las últimas convocatorias electorales. La segunda es preparar algún tipo de suceso de falsa bandera para intentar criminalizar a la derecha y especialmente a Vox.

Y tengan en cuenta una cosa importante, que están preparando el terreno apara que suceda algo grave y que haya mucha gente que se lo trague sin pensar en los antecedentes. ¿Se sabe algo de ese supuesto ataque a la sede de Podemos con cócteles molotov en Cartagena? Nada en absoluto, sucedió y no se ha vuelto a decir nada.

¿Se sabe algo de las famosas pegatinas pegadas por dentro en la sede de Podemos en Asturias? No, fueron tan torpes que colocaron los mensajes “ofensivos” por dentro de la sede en lugar de hacerlo por fuera y ahora no hablan de ello. Lo que sí que ya es un aviso serio de sus intenciones es el de las famosas cartas con balas amenazando a Iglesias, M@rl@sk@ y la directora general de la Guardia Civil.

Algo están tramando y lo que están tramando es algo grave y serio para criminalizar a la derecha. ¿Recuerdan el 11M? No creemos que lleguen a ese extremo, no creemos que lleguen a un punto tan criminal como ese, pero estén seguros de algo: el tema de las cartas lo van a exprimir hasta que no saquen ningún jugo de él, hasta extremos exagerados y ridículos. Tienen un votante potencial demasiado descerebrado como para no explotarlo.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. Si tres cartas lograron pasar todos los controles de Correos y del ministerio de Interior, imagínense el pucherazo que se viene con el voto por correo. Los temores de Pilar Baselga me temo que se están materializando.

  2. Es posible que hagan una versión española con poca gracia,del asalto al Capitolio en colaboración de las televisiones,como la toma del Congreso por miembros de Vox,con violencia,asaltos,radicales y actores contratados y pagados.Para darnos cuenta de hasta que extremo ha llegado la situación,en que ya ni son políticos ni nada,sino guionistas,productores y actores o farsantes de la política.La izquierda ha bajado muchos puntos a Podemos les quedan los días contados,y van a hacer cualquier cosa para mantenerse en el poder,para alargar su estancia en Moncloa todo lo que puedan,por ejemplo hasta octubre,y entonces harían otras elecciones,hasta perpetuarse,por no saber hacer nada,no saber gobernar y no tener ninguna iniciativa constructiva,sin que exista una garantía de que las derechas lo hagan mejor.Es el disco rallado del régimen fallido y podrido del 78,con nuevas caras,basado en el bipartidismo.

Comments are closed.