El juez Presencia descubrió corrupción en los juzgados de Elche y lo denunció. El CGPJ le dio la razón, pero tomó nota. No se denuncia a un compañero. Es una regla “sagrada” del sistema.

Como juez de Mercantil de Valencia la represalia adquirió forma. Sus interpretaciones sobre la dación en pago y su efecto en los concursos de acreedores no gustó a la banca, por lo que el CGPJ (con íntimos amigos del juez decano de Elche), aprovechó para ponerle en la picota con la banal excusa de no haber pedido autorización para dirigir un máster. Se le condenó a un destierro de 500 kilómetros de su domicilio.

El juez Presencia siguió creyendo en el sistema judicial y al descubrir, nuevamente, que varios jueces y fiscales de su territorio se estaban dejando sobornar, lo denunció, esta vez, ante la fiscalía anticorrupción. El sistema no aguantó más. Había que silenciarle.

De repente, al juez se le abrieron, casi instantáneamente, veinte expedientes disciplinarios, y cinco querellas desde la propia fiscalía. No calló. Pero las represalias juegan al “doble o nada”, ya que cuentan con un sistema impune a su favor. El juez acumula 20 años de inhabilitación y 34 meses de prisión. Ha sido agredido en la calle y detenido en tres ocasiones. Pero el maldito no se calla. Se inicia, por tanto, el desahucio de su domicilio. Con él convive su mujer y cuatro hijos menores de cinco años. Ellos tampoco callan.

Puedes colaborar con nuestra lucha mediante tus aportaciones.

  1. paypal.me/acodapoficial y teclea la cantidad.
  2. IBAN ES68 2048 3126 3934 0001 3011 (LIBERBANK)

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. Deseo toda la suerte del mundo para este gran luchador de la honestidad. Se presenta el futuro inmediato muy negro para todos. Toda esta monumental corruptela va a pasarnos factura. Al final todo esto va a reventar. Es cuestión de tiempo.

  2. Me parece uno de los casos más ijustos y sangrantes de nuestro penoso sistema judicial.
    Todo mi respeto, afecto y consideración hacia él y su familia.
    (Supongo que el fiscal jefe seguirá “disfrutando” de su chalet, como debe de ser… ¡Lo digo con sorna y recochineo, cómo una clara demostración de la “justicia” que tenemos en España!).

  3. De poco tiempo…
    ¿Pero qué pasará entonces…?
    ¿Volveremos al 36 del siglo pasado? NO ME EXTRAÑARÍA NADA.

Comments are closed.