Cuando no se dicen más que tonterías y cosas sin sentido, se acaba metiendo la pata más de la cuenta. En eso son especialistas los políticos de la ultraizquierda puesto que su estrategia principal consiste en inventarse problemas que no existen, para aplicar soluciones innecesarias. Nunca verán a la ultraizquierda de España solucionando problemas reales de los españoles puesto que su discurso es exclusivamente ideológico y absurdo.

Un ejemplo claro son las meteduras de pata de cuando hacen sus apariciones públicas. Están tan obsesionados con la ideología y su corrección política impostada, que nos podemos encontrar con las famosas expresiones “miembras”, el “elles” y “niñes” de Irene Montero o, más recientemente, con el “impuestos” es “impuestas” de Yolanda Díez.

Pero el cromañón que encabeza la lista del PSOE a la Comunidad de Madrid, Gabilondo, nos ha dejado un nuevo ejemplo en uno de sus mítines. Escuchen al sujeto. Está tan obsesionado de lanzar las píldoras que se le han encargado lanzar en el discurso, que no sabe ni cómo continuar, ni qué decir. Por eso decimos que ofrecemos pincho de tortilla y caña a quien entienda lo que dice este tipo. Nosotros reconocemos que nos vemos incapaces de saber de qué narices esta hablando.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

    • Galgo, te puedes jugar un euro, que lo vas a ganar. Parafraseando a Ford Farlaine “hay tanto gilipollas y tan pocas balas”, pero es con lo que tenemos que vivir, con demasiados descerebrados por metro cuadrado

  1. Y al que no lo entienda como yo le invitais aunque sea a un triste mosto?, o sois unos racanos?.

  2. ¡¡Está claro!!, le han puesto “la cosa esa en tercera fase de desarrollo a la que llaman vacuna”, antes era imbécil, después todavía más, con balbuceos y síntomas de parálisis cerebral.
    Se lo merece, por ponérsela él y por hacer que se la pongan los demás.

Comments are closed.