Mucho estamos hablando de médicos vendidos y cobardes al servicio del discurso oficial sin importarles las consecuencias que sus palabras puedan tener para esa, cada vez más pequeña, parte de la población que creen en todo lo que dice, como podría ser el doctor César Carballo al que ya solo le falta ir a Supervivientes o a la Isla de las Tentaciones. Pero además de denunciar a esos sujetos, es obligado hablar y reconocer el valor y el mérito de profesionales como la Doctora Natalia Prego que se están jugando su prestigio y su carrera para alertar a la población e informar de la realidad de lo que estamos sufriendo.

Piensen en cuál es la posición más cómoda, desde luego la de la Doctora Prego no lo es. Habría sido mucho más fácil para ella posicionarse al lado de los Carballo de turno y hacerse famoso y, seguramente, rico con sus discursos absolutamente vendidos y carentes de valentía y profesionalidad alguna.

Sirva este artículo como homenaje a esos pocos valientes que se atreven a dar la cara y a jugársela para decir la verdad. Hay que apoyar a profesionales como la Doctora Natalia Prego por plantar cara al sistema y tener que aguantar a innombrables verificadores de la verdad, como Newtrola, que siempre tratan de ponerles en la diana cada vez que cuentan lo que en realidad está sucediendo.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. Estimo que seria de gran relevancia para EL DIESTRO, investigar a fondo, las conexiones “OFF ??” existentes entre el mafioso mercadeo de LOS BOZALES, y los corruptos y corruptas “desgobernantes” que tenemos en lo que queda de España. Ya que tengo la plena seguridad de que existen “los sobres” y otros perversos y homicidas fines lucrativos.

  2. En Florida,Texas y otros estados no es obligatoria,tampoco en Suecia y en otros países.La Doctora Prego es una mujer muy valiente,eso sí es ‘feminismo’,hacer lo que los hombres no se atreven a hacer,y además hacerlo mejor.En Canadá recibieron mascarillas para niños contaminadas…hechas por el PCCh,ya no nos podemos fijar casi de nadie.Nos gustan los vídeos donde queman mascarillas como protesta.En Inglaterra se reúnen comunidades de vecinos que van juntos si mascarilla de compras,ocupan un vagón de metro y no pasa nada.Si todos dejásemos de usarlas,el único en llevarla sería tomado como tonto.

Comments are closed.