Hace varios días nos hacíamos eco de lo que estaba sucediendo en Chile y que, bajo nuestro punto de vista, demuestra muchas cosas, ninguna buena, sobre la vacuna. En un país con casi 19 millones de habitantes, el 45% de la población ya ha sido vacunado y en estos momentos están atravesando por una situación sanitaria dramática.

En estos momentos, en Chile se están produciendo más de 8.000 contagios diarios y las UCI están saturadas. En nuestra opinión, la situación está más que clara: son las proias vacunas las que, con sus efectos secundarios, han provocado la situación que se está viviendo en aquel país actualmente.

Pueden venir expertos, el Papa, o el televisivo doctor Cesar Carballo a intentar convencernos de lo contrario, pero nos da igual, nosotros lo tenemos claro y eso es lo que está provocando esa dramática situación.

Pero ahora llega Lo País en su línea habitual y nos cuenta lo siguiente para justificar esa situación: “La presente oleada ha sido superior al pico de la primera, registrado en junio, y se ha escalado hasta esas cifras mucho más rápidamente. La excesiva confianza de los ciudadanos, derivada precisamente de la rápida campaña de vacunación, y que esta arrancase cuando las nuevas variantes ya estaban presentes en el país se apuntan como causas del aumento de casos“.

Es decir, la culpa es de la gente, como siempre, y de múltiples variantes que ya estaban presentes. A ver, esperen, lo de la gente ya lo tomamos como normal, porque eso es lo que habitualmente se dice en estas situaciones, pero, ¿qué les parece la batallita de las nuevas variantes? Es que es muy fuerte porque todo esto nos lleva a preguntarnos: ENTONES, ¿PARA QUÉ LA VACUNA? No sirve para las “cepas” antiguas, tampoco sirven para las nuevas. No evitan que contagies, no evita que te contagies, ¿entonces cual es la conclusión? Que para lo único que sirve es para meter gente en los hospitales y que se produzcan nuevas olas.

Pero claro, siervos de los fabricantes de vacunas, como Lo País, nunca van a culpar a la vacuna de marras. Eso ni se les ocurre, no sea que no cobren…

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. El negocio de las industrias farmacéuticas es el más lucrativo de toda la historia hasta la fecha,y las vacunas son su claro exponente,aunque en este caso no se trate de vacunas sino de inyecciones génicas,por eso como dice el refrán:poderoso caballero Don dinero.Asi pues la industria más lucrativa está entrelazada con entidades financieras bancarias y con intereses políticos,además estas empresas también pagan a la prensa.Los gobiernos les regalan miles de millones en investigación,después les compran sus vacunas para que les salgan gratis a la gente,y también pagan a médicos para que las distribuya todos salen ganando menos los vacunados,y en caso de pérdidas,las hacen obligatorias.El tribunal europeo ha dictaminado que la vacunación en niños obligatoria encaja con un régimen democrático,es el precedente para hacerla obligatoria a los que curiosamente colaboramos con nuestros impuestos en la financiación de la industria farmacéutica para que luego nos maltrate de este modo,con experimentos génicos perjudiciales.Mientras los defensores dicen que curan vidas,es verdad las vacunas clásicas…y también estropean vidas por eso nunca fue obligatoria,pero la supuesta vacuna contra el sars-cov-2 es una estafa en toda regla y no es una vacuna,insinúa el tribunal Supremo que bajo un régimen comunista no sería obligatoria?,se puede ser mar perverso?.

  2. Quizas en unos años la gente empiece a entender que a los que llamaban conspiranoicos y negacionistas se estaban quedando cortos. Llevo 1 año diciendolo, ya le dieron al boton de reseteo, del reseteo humano. Si lees esto, te drseo mucha fuerza para la locura que se nos avecina, esto es solo el principio.

Comments are closed.