indignidad

Realmente desconocemos a qué términos de vileza y abyección puede descender Pedro Sánchez y el Gobierno que preside, pues su actuación no puede ser más despreciable y vil.

Desconozco si durante la Segunda República se pudieron dar situaciones más miserables y bajunas como las que estamos sufriendo los españoles desde que el emperador de la mentira rige el destino de los españoles.

[Lidl busca cubrir medio centenar de vacantes en varias provincias de España]

Lo verdaderamente aberrante de todo esto es que nos hemos acostumbrado a que nos rijan un hatajo de indignos mentirosos y no hacemos nada por solucionarlo.

Parece que hemos tomado jugo de adormidera y estamos tan obnubilados que no sabemos reaccionar ante los desmanes que cometen los que nos gobiernan.

El último, por ahora, ha sido el perpetrado por el Ministro Grande Marlaska (de grande solo tiene el apellido, porque es tan bajo y rastrero como la hierba que no levanta unos centímetros del suelo).

El 24 de mayo de 2020 tomó la determinación de cesar al Coronel Diego Pérez de los Cobos, por un argumento tan inconsistente y falto de credibilidad como “la pérdida de confianza”.

Esta fue la falaz argucia de la que se valió para cesar a un hombre íntegro que solo había actuado en cumplimiento de su deber.

No soy un experto en leyes, pero estamos saciados de oír que, mientras se efectúan las diligencias que realiza la policía judicial sobre un asunto criminal (léase doloso), al único al que han de rendir cuentas es ante el juez que instruye el caso.

Pues bien, este Marlaska, que es juez de profesión y ahora accidentalmente Ministro, conoce de sobra esta irrefutable premisa, por lo que no es ajeno a su entendimiento, que revelar a alguien, que no sea el juez que instruye la causa, aunque sea la mínima parte de las indagaciones, es un acto de prevaricación.

A pesar de ello, aún a sabiendas de lo que pedía era una transgresión de la justicia, le exigió al referido coronel que le revelase cómo se tramitaban las averiguaciones del hecho que se investigaba.

Pérez de los Cobos no tuvo un acto de valentía ni de pundonor, solo cumplió con su obligación de que tenía que informar solamente al juez que instruía el caso.

¿Fue un acto de soberbia, de inmoralidad, de orgullo mal contenido de este deleznable Ministro? No sabremos nunca, pero fue suficiente la negativa de este pundonoroso guardia civil para que inmediatamente fuese cesado de su cargo.

A este indigno Ministro hoy las cañas se le han vuelto lanzas, ya que el Juzgado Central de lo Contencioso Administrativo nº 8 de la Audiencia Nacional ha anulado el cese de este digno coronel, que solo defendía la legalidad, y ha dictaminado que debe de ser repuesto en su cargo-oficio como Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Tres Cantos, y ha condenado al Ministerio del Interior, es decir a Grande Marlaska, a que vuelva a reintegrarlo en su puesto.

En mi pueblo esto se llama una soberana bofetada  sin manos.

Pero no pasará nada porque la indignidad es la norma de comportamiento de nuestros gobernantes.

Este miserable ser no tendrá un adarme de decencia, pues la desconoce, para dimitir de su ministerio. Además ya ha respaldado su actuación el más indigno de los presidentes de Gobierno que hayamos podido conocer loe españoles.

Los romanos tenían un dicho que, si mal no recuerdo, lo cita Cicerón en su DE AMICITIA (SOBRE LA AMISTAD), “PARES CUM PARIBUS FACILLIME CONGREGANTUR”, es decir: “Los iguales siempre se juntan con sus iguales”. Creo que no puede venir más a cuento en esta situación: “un falaz se une a un indigno”

La desgracia, es lo que he dicho al principio que los españoles estamos sumidos en un sopor narcótico y no sabemos reaccionar ante tanta ignominia, bajeza e indignidad.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

También te puede interesar...


Artículo anteriorEnalteciendo a Héroes Patrios actuales
Artículo siguienteMiura, una ganadería de leyenda…
Manuel Villegas Ruiz
Dr. en Filosofía y Letras en la especialidad de Geografía e Historia. Me dedico preferentemente a la investigación de la historia de Córdoba durante el Siglo XVI. Sobre ello que he publicado varios libros como por ejemplo: LA VIDA DE LOS CORDOBESES DURANTE EL REINADO DE CARLOS I, LA APORTACIÓN FINANCIERO FISCAL DE CÓRDOBA A LA HACIENDA DE CARLOS I, o LA PROSTITUCIÓN EN CORDOBA EN EL SIGLO XVI.

10 Comentarios

  1. Este país está llena de ratas y cucarachas que se dedican a la política para joder y someter al pueblo, tenemos que hacer algo antes de que nos coma esta mierda comunista y socialista , que asco me da el ministro del interior y el Pedo Sánchez el mayor mentiroso y embustero del mundo y la gente le cree cuando los manda a vacunarse, no se como pueden fiarse de semejante estafador convertido en el mayor dictador de la historia de España, viva el progreso.

  2. La culpa de todo lo que esta pasando no la tienen solo los narcosocialistas y los podemonguers, toda la mafia politica del Regimen del 78 se han dedicado a saquear y a robar durante 40 años, a enchufarse, a evadir capitales, a didirnos, a matar (EXPEDIENTE ROYUELA), a mentir, a engañar, a envilecer, atodo, DAN MUCHO ASCO!!, son todos una mafia de corruptos, LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES LADRONES

  3. Realmente es difícil encontrar personas más indignas y miserables que lo que tenemos en el gobierno. Naturalmente escogidas cuidadosamente por el peor de todos. No entiendo como la gente no se echa a la calle, o a La Moncloa, habiendo tantos que casi no tienen para comer.

  4. Si hacemos un ejercicio de memorizar,recordamos que el PP le propuso al juez Grande Marlaska trabajar entre sus filas,tras un rifi rafe que tuvo con el PSOE,la Lola le llamo maricon,pero siendo gay de las saunas del suegro de Sánchez,se quedó en el PSOE.Pues ahora es el PP el que pide a Marlaska que dimita por lo del Coronel,aunque tengan razón en esta petición,nos llama la atención los vaivenes del PP,o quizás es Casado el liante?,primero niega a Vox como Sanpedro y luego le pide que se una contra el PSOE.En fin que todo esto es muy lamentable,y una gran ofensa para el ejército español y para un Señor que ocupa tan alto rango,es decir una ofensa hacia todos los españoles,y que no es subjetiva,un abuso de poder por parte de un gobierno que no tiene malloria ni merece estar donde está por sus lamentables pactos y por su pésima gestión.

  5. La última propuesta de la administración Baiden,anda por el camino de arruinar el ejército obligándoles a cambiar los motores de todos sus vehículos:terrestres,aéreos,marítimos…por motores eléctricos,además de inviable a corto plazo costaría cifras estratosfericas.Hay una semejanza en España que ya casi se ha cargado el ejército dejándole sin recursos,o cogiendo el dinero de la defensa nacional en pagas para inmigrantes ilegales en Canarias,o temas tan lamentables como lo de este Coronel expulsado por un gay (más quisiera el) socialista para más humillación.Ahora nos encaja que Sánchez quisiera invertir el dinero de los fondos europeos en fábricas de baterias para vehículos eléctricos.En resumen que están todos en la misma onda,como en un gobierno socialista global,subvencionado por el PCCh y otros grupos.Tambien Baiden está azuzando la guerra en Ucrania,y llegan aviones norteamericanos a Sevilla a por combustible para dirigirse hacia la frontera ucraniana,seremos testigos de una falsa tercera guerra mundial,tan falsa como la pandemia?.Realmente son invencibles?,hasta cuándo seguirán perjudicando el mundo?,ya son muchos insiders los que apuntan que el Estado Profundo están perdiendo posiciones,y que se han marchado de Londres a vivir a Suiza,podrían caer todos juntos…y entonces el efecto dominó llegaría a España,los malos no pueden prevalecer siempre,no creemos que Dios lo siga permitiendo.Quizas que el Coronel haya ganado está demanda sea una buena señal,de algo que está comenzando…

Comments are closed.