El cinco (5) de Mayo publiqué el artículo “el programa ego” donde desarrollé el proceso de formación del mismo y hablé por primera vez de la esfera de consciencia. El veintiséis (26) de Mayo en el artículo “la consciencia artificial” expliqué qué es y cómo esta consciencia maneja al ego por medio de los distintos “yoes” que la conforman. En esa nota también expliqué como se desconecta la consciencia artificial cuando el Ser toma el control del programa ego, que en ese momento definí como una “extensa gama de observación” (ego) exterior, refiriéndome al ego de la consciencia artificial. En el artículo anterior “la cinta de Moebius” nombré al Ego de la consciencia del Ser, definiéndolo como la “Energía del Grial Omnisciente”, que junto con el Vril y el Amor forman la palabra EVA, la primera mujer y el vientre procreador.

Hoy veremos en profundidad este concepto, necesario para comprender correctamente posteriores publicaciones, y que podrían malinterpretarse si no se tiene bien claro qué es y cómo funciona la esfera de consciencia y nuestra EVA interior.

Retomemos desde el punto de la esfera de consciencia y la consciencia artificial, para dilucidar su funcionamiento. En ese momento expliqué gráficamente de una forma tridimensional, qué era y cómo había sido revertida la esfera de consciencia por medio del deseo. Esta no se encuentra en un plano tridimensional, aunque interactúa con este por medio de la mente a través del Quantum.

La esfera de consciencia siempre tiene dos (2) dimensiones más que la realidad en la que se manifiesta, es decir que en la realidad subjetiva tridimensional la esfera de consciencia es pentadimensional: tres (3) dimensiones de nuestra realidad, y dos (2) correspondientes a las inmediatas superiores. Con las tres primeras dimensiones la esfera —que desde este momento llamaré “Torus” por su forma pentadimensional— percibe la realidad subjetiva. Con las dos dimensiones restantes el Torus se conecta con el Ser porque éstas transcienden lo temporal y lo espacial.

Los infinitos puntos de atención del torus revertido que miran hacia el exterior, son los “yoes” que forman nuestra consciencia artificial y el punto del deseo por donde el torus fue revertido, es la mente. El veinticinco (25) de agosto en el artículo “cerebro y mente” definí a ésta como “la energía cuántica ordenada e inteligente que forma la información”. Cuando la mente comienza a percibir la realidad subjetiva, el deseo de experimentar comienza a ubicar la atención hacia el exterior quitando por completo la atención del interior, aislando así al Ser de la realidad general y haciéndole creer que es solo materia y realidad subjetiva.

En ese estado, el torus comienza a trabajar en tres (3) dimensiones y dos (2) energías, (ver imagen a continuación) tal como expliqué en el artículo “la tercera energía”, con la negativa por fuera y la positiva por dentro, dando la sensación de dualidad por nuestra programación a través del ego, que el torus interpreta como yo y lo demás, dando la ilusión de separabilidad y de los opuestos. 

Fig.Comportamiento del Torus tridimensional

Cuando el torus es revertido nuevamente a su estado original, vuelve a trabajar en cinco (5) dimensiones y tres (3) energías: la exterior, la interior y la energía equilibrarte, la que compensa la dualidad de los opuestos, la que transmuta lo negativo en positivo, pues en su interior lleva las dos cargas a la vez, la partícula cuántica por excelencia y el lazo de unión entre lo positivo y lo negativo. Esa energía equilibrante recorre el torus y va transformando al ego (extensa gama de observación) desconectándolo de la consciencia artificial al unificar los “yoes”, hasta que de a poco la consciencia del Ser toma el mando y se convierte en Ego (Energía del Grial Omnisciente). Este Ego del Ser, con todos los “yoes” unificados, unido al Vril (la energía del amor de un espíritu consciente de sí mismo) y el Amor (Amplitud Modulada de Onda de Resonancia) como energía primogénita de conexión de la unidad de carbono con el Ser y la Fuente, da como resultado la EVA interior, “la energía del grial omnisciente de un espíritu consciente de sí mismo a través del amor”. La esfera de consciencia se comporta entonces como un “dual-torus” (ver imagen a continuación) trabajando en dos realidades a la vez, la general y la subjetiva, expandiendo la consciencia a la quinta dimensión. 

Fig.El “dual-torus”

Esta EVA interior es el vientre procreador de todas las energías más sublimes del Ser Humano, limpias de todo ego de la unidad de carbono, porque trabaja con los centros superiores de control. Todos en algún momento de nuestras vidas hemos experimentado la presencia de EVA. El trabajo es mantenerla activa cada vez más hasta lograr que se instale definitivamente en nuestro interior. Cuando esto suceda habremos despertado, pues el torus estará completamente revertido a su estado original y pasaremos de la tercera a la quinta dimensión, nuestro torus comenzará a trabajar en siete dimensiones, y el tiempo y el espacio tomarán un nuevo significado porque formarán parte de nuestra consciencia. Los opuestos desaparecerán, aunque seguirán existiendo, pero los veremos como lo que son, partes de una misma máquina. Nada está fuera del “Do” y nada está separado de nosotros, todo forma parte de todo: los oscuros, los hijos de las sombras, el error del Demiurgo, los grises y reptilianos, nuestros creadores, los amos… todos ellos tomarán un nuevo significado porque formarán parte de nosotros y comprenderemos su propósito y función en la máquina de la creación.

La esfera de consciencia, el torus, y su buen funcionamiento, es fundamental para la correcta comprensión, evitando así reacciones emocionales violentas ante las revelaciones que consideren opuestas a sus ideas y creencias preestablecidas. Traten que su EVA interior esté presente y todo fluirá de forma natural tomando lo que le sirva y descartando el resto, adaptándose a su camino particular y único, y recuerden que nada es lo que parece y la verdad se encuentra siempre, detrás de lo aparente.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

8 Comentarios

  1. Usted y Danielle Stulln,deben de llevarse muy bien.No comprendemos por qué no trabaja para la Nasa,o por qué sigue viviendo en la tierra,cuando lo podría estar haciendolo en Marte.Tiene alguna relación con algún empresario que maneje el QFS?,es usted programador quantico?,ha visitado la tierra hueca o vive allí?.Maneja fondos de inversión?,ha publicado libros?,es colaborador de cuarto milenio?,amigo de Zorra call?,trabaja en colaboración de los pleyadianos?,queremos saber de dónde saca esas teorías,para entenderle mejor,o qué tipo de disciplina universitaria o ingeniería trata estos temas.

  2. Por qué los seguidores de la consciencia cósmica,usan bolas de cristal,que son símbolos usados en la escuela de Frankfurt?,es una rama del marxismo cultural?.

    • Pues depende, es la primera vez que nos asocian con una rama del marxismo y que apuntamos a la colección.

  3. Morfeo Que Te Veo,

    sigues publicando tus teorías New Age de perogruyo , carentes del verdadero estudio de la cosmogénesis. Sólo sabes liar conceptos .

    • Cervantes, tome un Calmante,

      Si usted sabe más, rebata con argumentos de otro modo, más de lo mismo como tantos agentes de la red con quienes lidiamos desde hace años en el blog detrasdeloaparente.blogspotcom

  4. La mejor respuesta es la que encontramos por nosotros mismos, pero antes hay que darse la oportunidad de navegar en las aguas del Perla Negra (blog) y poder entonces crear un criterio con una base de comprensión más allá de opiniones inciertas.

  5. Mayodel68 : No tienen debate sus aportes porque son una sarta de sandeces New Age de principio a fin.

    Y sí, lo adivinó usted, un calmante es lo que hay que tomarse después de leer tamaña mezcla de conceptos obsoletos y absurdos.
    Póngase al día que lo del DO ,EL Demiurgo y El Dragón están más pasados de moda que su página.

Comments are closed.