“Lofus buyesca y los filuantes tobos giraban baldos del larón en torno, danzaban urlimur los cabersonos y andaban urchimul los chuversonos.” 

Esta frase incomprensible y sin sentido en la realidad subjetiva, es plenamente comprensible y coherente en la realidad general, porque el significado no está en las palabras sino en la esencia de la frase misma. La realidad general es la dimensión de lo posible, del milagro mismo, porque en ella se encuentra el alma de todas las cosas, es decir el cuerpo de enlace entre la materia y la energía que la forma. Trataremos en lo posible de introducirnos en su territorio para comprender cómo funcionan las cosas en la realidad general, y así poder ver lo que se oculta en la realidad subjetiva, reflejo distorsionado y limitado en el cual habitamos.

De adolescente solía subirme al médano más alto de la playa y estirando mis brazos hacia el cielo cual majestuosa ave, pedir al viento que me elevara sobre las olas como algún día hizo Simón el mago, San Francisco de Asís o algunos monjes tibetanos. Mi mente recorría las costas desde lo alto como una gaviota, pero mi cuerpo quedaba inmóvil amarrado en la arena. Aprendí a ubicarme en cualquier punto espacial que eligiera, la copa de un árbol, o debajo de una piedra, y observar cómo se vería el mundo desde ahí. Mi cuerpo nunca se elevó, pero sabía que mi limitación radicaba en la duda de que eso sucediera, porque la física lo contradecía. Que yo no pudiera hacerlo no quería decir que no se pudiera hacer, y los ejemplos estaban a la vista. En ese momento una frase que me acompañó toda la vida golpeó mi mente: “todo es posible hasta que se demuestre lo contrario” y fue ésta la que rigió mi búsqueda de la verdad de ahí en adelante. 

En la realidad general todo es posible, las leyes físicas de la realidad subjetiva no tienen sentido, porque solo son aplicables en un universo tridimensional, limitado e ilusorio, donde el observador está separado de lo observado, cuando en realidad son la misma cosa. Cuando usted duerme, en los sueños roza el universo de la realidad general, usted es a la vez una individualidad y una generalidad, es decir usted es usted, pero a la vez es el otro, y es el escenario mismo donde se desarrolla. Puede por consiguiente sentir lo que siente un árbol, o cualquier cosa inanimada como un edificio, y lo que en la vigilia sería imposible e incomprensible, en el sueño es lógico y normal. Usted puede estar aquí y allá al mismo tiempo, puede volar, nacer, ser uno, ser otro, rubio, morocho, subir una escalera que en realidad baja o todo lo imaginable que se le ocurra, el tiempo y el espacio tiene un sentido completamente diferente al que se conoce, y las limitaciones no existen. 

La realidad general se comporta como sus sueños, con una lógica diferente, la lógica del “Do”. La RG es el alma de todo, por consiguiente, es todo y nada a la vez, son infinidad de universos coexistiendo en el mismo espacio, es el universo de lo cuántico, la semilla donde nace la realidad subjetiva, el núcleo del átomo divino. Cada universo existe en el protón de cada átomo de hidrógeno existente y estos cohabitan en un átomo primordial que la filosofía oriental conoce como la respiración de dios, el gran péndulo de la existencia. Los principios cuánticos son las leyes que rigen la realidad general, es por ello que en esta realidad su uso no es lo que parece ni es completo. Me da mucha impotencia ver como se deslumbran —por ejemplo— con determinado libro cuya autora asegura revelar cierto “secreto”, y mientras los lectores se afanan infructuosamente en conseguir los resultados del principio cuántico de atracción, ella se llena los bolsillos con decenas de millones de dólares aprovechándose de la ingenuidad de las personas. La ley de atracción no fue revelada, solo fue enunciada, y hay una gran diferencia entre ambas acciones. Algunos conseguirán resultados, pero no por el “secreto”, sino por causalidad, ya que no se puede implementar el principio de atracción si no se tiene, aunque sea un pequeño acceso consciente a la realidad general y una unidad en los “yoes” que a usted lo componen, y sobre todo tener en cuenta que la verdad no se comercializa, el conocimiento sí. La autora le está vendiendo conocimiento subjetivo e ilusorio a la gente.  En la realidad general las octavas se entrelazan como cuerdas en un tejido, y usted puede montarse en una u otra sin ninguna dificultad, a esto se le llama salto cuántico: usted puede desaparecer de esta realidad y aparecer a miles de kilómetros de distancia, en la misma o en otra realidad. En la actualidad el salto cuántico es usado por los amos y el poder oculto, para ingresar a la realidad general y desplazarse de un punto del espacio a otro a través de lo que se denominan los “portales de salto”, la tecnología utilizada es producto de descubrimientos de Nikola Tesla y tecnología extraterrestre y curiosamente, se pueden encontrar los diseños originales en la oficina de patentes de los Estados Unidos.

Esto fue una pequeña introducción a la realidad general (IRG). De a poco iremos ampliando conceptos y descubriendo nuevas características de esta dimensión. Conoceremos cómo influye en nuestra realidad y veremos cómo su reflejo forma la ilusión de la realidad subjetiva y proyecta el sueño donde se mueven las unidades de carbono creyendo que están despiertas y conscientes de su existencia.

 “Hay más cosas en el cielo y en la tierra, Horacio, que todas las que pueda soñar tu filosofía.” 

William Shakespeare; “Hamlet”, acto I – escena V.

1.-De piel morena.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. Deben ser cosas de los primogénitos,son más numerosos y están en todas partes,les gusta hablar horas por teléfono y viajar sobre todo en coche,les gustan las carreras y las carreteras…Los primeros y los segundos en el orden de nacer,salen más perjudicados en cuestiones de salud,que a partir del tercero y los sucesivos…grandes personajes fueron benjamines o los últimos de familias numerosas muchos compositores de música clásica como Bach,o Santos y Santas como Santa Teresita de Jesús,o escritores como Miguel de Cervantes o Sheakspeare…extracto del libro:el evangelio de la madre.
    Entonces si el socialismo maniesta habiertamente el cainismo…no es esto dar privilegios al hijo primero por el hecho de nacer en primer lugar?,y no importa que Caín mate a Abel?…entonces que se les hace a los benjamines?,se les somete a todo tipo de humillaciones ,se les sitúa en empleos de riesgo,se les hace enfermar.La plandemia es una excusa para igualar a los más sanos con los menos sanos,perjudicandoles a todos por igual para que todos terminen enfermos,y luego decir que en un acto de soliralidad con los más propensos a tener enfermedades…y que es Donald Trump?,el cuarto hijo de una familia de cinco hermanos…y quién es Biden?un primogénito celoso,envidioso y enfermo como Caín,además de ladron.Por eso ustedes no hagan lo mismo,sean Católicos y tolerantes,y no permitan más el cainismo.

Comments are closed.