Parece que en la batalla comercial y económica que estamos viviendo entre las farmacéuticas fabricantes de vacunas hay claros vencedores y vencidos. Evidentemente, Pfizer y Moderna son claros vencedores mientras AstraZeneca y Johnson & Johnson son los vencidos, pagarían comisiones más bajas.

El caso es que, según informa ‘El Mundo‘, existen fuertes rumores de que la UE suspenderá los contratos con AstraZeneca y Johnson & Johnson cuando estos finalicen a finales de este año. Las vacunas ganadoras son las que transportan ARN mensajero en detrimento de las otras vacunas que producen vectores virales.

Bajo nuestro punto de vista, la jugada de las últimas semanas ha estado más que clara. Ante las dudas que generaban todas las vacunas entre una buena parte de la población, se han centrado en estas dos marcas para que diera la sensación por parte de la Agencia Europea de Medicamentos y los distintos ministerios de Sanidad, que el tema estaba controlado y que se preocupaban por garantizar la seguridad y la salud de las vacunas.

Esto, tal y como ha dicho mucha gente, nos es más que una jugada de ajedrez en la que se sacrifican peones para dejar el camino libre a la reina. Pfizer y Moderna provocan, posiblemente, más efectos secundarios que las dos vacunas a las que, en teoría, se le van a suspender los contratos. Han dado vía libre para que todo el mundo se hiciera eco de lo que sucedía con Astrazeneca, mientras del resto se mantiene un absoluto silencio. Siguen jugando con nosotros, no lo duden.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL