Entre los muchos y buenísimos vídeos publicados por Ricardo, responsable del canal y la web ‘La Quinta Columna’, queremos destacar uno de los últimos vídeos que titulaba “VACUNA ARNm. EFECTOS ESPERADOS: POCOS, ESTÉRILES E IDIOTAS” porque creemos que, además de hablar claramente de esas vacunas que pretenden inocularnos, lo hace con un lenguaje sencillo que es muy fácil de comprender para todo el mundo.

Tras relatar las muchas mentiras que nos han contado desde el inicio de toda esta historia del virus, Ricardo se centra en explicar qué pretenden conseguir con las vacunas que nos intentan inocular y cuáles pueden ser las consecuencias que puedan sufrir los vacunados a corto, a medio y a largo plazo.

Creemos que, dado que siempre se nos vende que lo que nos cuentan por televisión es lo único cierto puesto que, según ellos, lo hacen “expertos”, aunque de dudosa moral, que un experto como Ricardo cuente, con lenguaje que todos podamos entender, lo que contiene la cara B de esta vacuna, cara que nunca se va a mostrar por televisión, es fundamental para los millones de personas que se encuentran indecisas con este asunto.

El vídeo tiene una duración de poco más de 16 minutos y creemos que todo el mundo debe desperezarse y escucharlo entero puesto que ahora sí que realmente nos va la vida en ello.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

7 Comentarios

  1. La cara visible del exterminio mundial de la poblacion y control-esclavizacion social de los supervivientes es Bill Gates, es la cara visible, que seguramente habra gente por encima de el.
    http://www.mitosyfraudes.org/Risks/informante_de_la_oms_hace_sonar_silbato_sobre_bill_%20gates_y_gavi.html
    Un informante de la OMS hace sonar
    el silbato sobre Bill Gates y GAVI
    Escrito por el Dr. Joseph Mercola
    Principia Scientific International
    Marzo 21, 2021
    Este es un artículo realmente importante. Catalizó mi comprensión de lo que está pasando. Los hechos son obvios; toda la respuesta a la pandemia mundial fue facilitada por la Organización Mundial de la Salud. Sus recomendaciones fueron seguidas estrictamente por prácticamente todos los gobiernos de la Tierra.
    Nadie disputará este hecho. El siguiente dato es: ¿Quién controla a la OMS? Algunos disputa-rán esto, pero la evidencia es bastante clara y sólida. Es Bill Gates, quien se convirtió en el mayor financiador de la OMS cuando el entonces presidente Trump retiró el apoyo de Estados Unidos el año pasado.
    ¿Qué tiene Gates para beneficiarse del control de la OMS? ¿Qué tal la mejor inversión que ha hecho, con muchas decenas de miles de millones de dólares a través de su GAVI Vaccine Alli-ance “sin fines de lucro”? La supresión maníaca y la censura de cualquier alternativa natural económica para COVID-19 tiene mucho sentido ahora.
    Estas terapias naturales, siendo el peróxido de hidrógeno nebulizado el mejor ejemplo, serían una seria competencia para las vacunas. Si todos supieran que estos remedios están fácilmen-te disponibles, son altamente efectivos y prácticamente gratuitos, ¿quién arriesgaría su vida por una vacuna? Prácticamente nadie. Todo tiene perfecto sentido.
    Con ese marco, disfrute de la información que nuestro equipo ha recopilado y que amplía este concepto general. Todos los días estamos juntando las piezas del rompecabezas, y cuantas más piezas encajemos, más pronto verá la imagen más grande. Más por venir en un futuro muy cercano.
    Quién informa la información privilegiada
    En julio de 2020, cuatro abogados alemanes fundaron el Comité de investigación extraparla-mentario de la Corona alemana (Außerparlamentarischer Corona Untersuchungsausschuss). En el video aquí, los miembros fundadores, dirigidos por el Dr. Reiner Fuellmich, entrevistan a Astrid Stuckelberger, Ph.D., informante de la OMS, sobre lo que descubrió sobre Bill Gates y GAVI, la Alianza de Vacunas.
    Stuckelberger se ha desempeñado como subdirector del programa nacional suizo sobre el envejecimiento desde la década de 1990 y es el presidente de la Red Internacional sobre el Envejecimiento de Ginebra, financiada por la OMS.
    Según su biografía, ella “es una experta reconocida internacionalmente en temas relacionados con la evaluación de la investigación científica para los formuladores de políticas, en particular en la evaluación de la salud y la innovación, la capacitación en gestión de pandemias y emer-gencias y en la optimización de la salud y el bienestar de las personas y la población”.
    También es una autora publicada, con una docena de libros en su haber, así como más de 180 artículos científicos, artículos sobre políticas e informes gubernamentales e internacionales. Stuckelberger señala que gran parte de la investigación realizada fue y sigue estando muy politizada y se realizó principalmente para apoyar y justificar decisiones políticas.
    Durante los últimos 20 años, desde 2000, ha estado involucrada con la salud pública en la OMS y fue parte de su comité de ética de investigación durante cuatro años. En 2009, se involucró con las regulaciones sanitarias internacionales de la OMS.
    Stuckelberger señala que todo el propósito de las regulaciones sanitarias internacionales de la OMS es preparar a los estados miembros para que estén preparados para una pandemia, para poder no solo prevenir brotes sino también responder rápidamente cuando ocurre un brote. Sin embargo, la OMS ha estado previniendo y socavando activamente esta capacitación de preparación para una pandemia.
    El centro de la corrupción
    Según Stuckelberger, Suiza está en el centro de la corrupción, en gran parte gracias a que es la sede de GAVI, la Alianza de Vacunas, fundada por Bill Gates. En 2009, la Alianza GAVI fue reconocida como una institución internacional y se le otorgó inmunidad general total.
    Como explicó Justus Hoffmann, Ph.D., uno de los miembros del Comité de Investigación Extraparlamentaria de la Corona alemana, GAVI tiene “inmunidad diplomática calificada”, lo cual es extraño, considerando que la organización no tiene poder político que justifique la inmunidad diplomática. Más extraño aún es que las cláusulas de inmunidad de GAVI vayan más allá incluso de las de los diplomáticos. La inmunidad de GAVI cubre todos los aspectos de la participación, incluidas las transacciones comerciales delictivas.
    “Pueden hacer lo que quieran”, dice Stuckelberger, sin repercusiones. La policía, por ejemplo, tiene prohibido realizar una investigación y recopilar pruebas si GAVI estuviera implicada en una investigación criminal. “Es impactante”, dice ella. GAVI también está completamente exenta de impuestos, lo que Stuckelberger señala que es “muy extraño”.
    Esencialmente, GAVI es una organización no gubernamental (ONG) a la que se le permite operar sin pagar ningún impuesto, mientras que también tiene inmunidad total por cualquier cosa que hagan mal, intencionalmente o de otra manera. Esto no tiene precedentes y plantea una gran cantidad de preguntas. Es particularmente perturbador a la luz de la evidencia que Stuckelberger afirma haber encontrado que muestra que GAVI está “dirigiendo, como entidad corporativa, a la OMS”.
    Además, los documentos citados por Stuckelberger muestran que la OMS ha asumido lo que equivale a un poder dictatorial en todo el mundo. El director general tiene el poder exclusivo de tomar decisiones, incluidas las decisiones sobre qué pruebas o medicamentos contra la pandemia utilizar, que todos los estados miembros deben obedecer.
    El estado-nación de Gates
    Además, Stuckelberger descubrió que, en 2017, Gates en realidad solicitó ser parte de la junta ejecutiva de la OMS, como un estado miembro, aparentemente porque les da mucho dinero. De hecho, su financiación supera la de muchos estados miembros individuales.
    Como dice Stuckelberger, esto es realmente increíble: la idea de que un solo hombre tenga el mismo poder e influencia sobre la OMS que el de toda una nación. Es una toma de poder descarada, por decir lo menos. Si bien no hay evidencia de que a Gates se le haya otorgado oficialmente el estatus de estado miembro, uno se pregunta si no lo tiene extraoficialmente.
    Una cosa que despierta las sospechas de Stuckelberger es el hecho de que Swissmedic, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Suiza, ha firmado un acuerdo de contrato a tres bandas con Gates y la OMS. “Esto es anormal”, dice ella.
    Esencialmente, en resumen, parece que cuando no fue votado como un estado nación uniper-sonal, Gates creó contratos tripartitos con los estados miembros y la OMS, esencialmente colocándolo a la par de la OMS. Como se mencionó anteriormente, lo que diga el director general de la OMS, vale. Efectivamente, han convertido la seguridad sanitaria mundial en una dictadura.
    La pregunta es, ¿es Gates el verdadero poder detrás de la cortina? ¿Le dice al director general qué hacer? Cuando se mira hacia atrás al año pasado, parece que Gates ha sido a menudo el primero en anunciar lo que el mundo debe hacer para abordar la pandemia, y luego la OMS sale con un mensaje idéntico, que luego es repetido por los líderes mundiales, más o menos textualmente.
    Como señaló Fuellmich, está quedando claro que muchas asociaciones público-privadas han sido secuestradas por el lado privado, y son inmunes a la responsabilidad. “Esto tiene que terminar”, dice.
    También se requiere una revisión completa y una reforma de las Naciones Unidas, que esta-bleció la OMS, ya que la ONU no ha hecho nada para prevenir o controlar las actividades no democráticas e ilegales. Como señaló Fuellmich, probablemente debamos reconsiderar si los necesitamos.
    Definición modificada de dictadura sanitaria pandémica permitida
    En la entrevista, también destacan el papel de la OMS en preparar el escenario para una dictadura de la salud global al cambiar la definición de “pandemia”. La definición original de la OMS, anterior a 2009, de una pandemia era: [7, 8]
    “…cuando aparece un nuevo virus de influenza contra el cual la población humana no tiene inmunidad, lo que resulta en varias epidemias simultáneas en todo el mundo con un enorme número de muertes y enfermedades”.
    La parte clave de esa definición es “un enorme número de muertes y enfermedades”. Esta definición se cambió en el mes previo a la pandemia de gripe porcina de 2009. El cambio fue simple pero sustancial: simplemente eliminaron los criterios de gravedad y alta mortalidad, dejando la definición de una pandemia como “una epidemia mundial de una enfermedad”.
    Este cambio en la definición es la razón por la que COVID-19 fue y todavía se promueve como una pandemia a pesar de que, en ningún momento, ha causado un exceso de mortalidad. Ahora tenemos muchos datos que muestran que la letalidad del COVID-19 está a la par con la gripe estacional. Puede ser diferente en términos de síntomas y complicaciones, pero la letalidad real es aproximadamente la misma. Sin embargo, nos dicen que el precio que todos debemos pagar para mantenernos a nosotros mismos y a los demás a salvo de este virus es la renuncia a nuestros derechos y libertades civiles.
    En resumen, al eliminar los criterios de enfermedad grave que causa una alta morbilidad, dejando la infección geográficamente extendida como el único criterio para una pandemia, la OMS y los líderes tecnocráticos del mundo pudieron engañar a la población mundial para que renunciara a nuestras vidas y medios de subsistencia.
    La OMS reescribe la ciencia cambiando la definición de inmunidad colectiva
    La OMS también ha modificado radicalmente la definición de “inmunidad colectiva”. La inmuni-dad colectiva se produce cuando un número suficiente de personas adquiere inmunidad a una enfermedad infecciosa que ya no puede propagarse ampliamente en la comunidad. Cuando el número de susceptibles es lo suficientemente bajo como para prevenir el crecimiento epidé-mico, se dice que se ha alcanzado la inmunidad colectiva.
    Antes de la introducción de las vacunas, toda la inmunidad colectiva se lograba mediante la exposición y la recuperación de una enfermedad infecciosa. Con el tiempo, a medida que la vacunación se generalizó, el concepto de inmunidad colectiva evolucionó para incluir no solo la inmunidad adquirida de forma natural que proviene de una enfermedad anterior, sino también la inmunidad temporal adquirida por la vacuna que puede ocurrir después de la vacunación.
    Sin embargo, en octubre de 2020, la OMS cambió la ciencia tal como la conocemos, revisando este concepto bien establecido en un movimiento orwelliano que elimina por completo la infec-ción natural de la ecuación.
    Hasta junio de 2020, la definición de inmunidad colectiva de la OMS, publicada en una de sus páginas de preguntas y respuestas sobre COVID-19, estaba en línea con el concepto amplia-mente aceptado que ha sido el estándar para las enfermedades infecciosas durante décadas. Esto es lo que dijo originalmente:[18]
    “La inmunidad colectiva es la protección indirecta contra una enfermedad infecciosa que ocurre cuando una población es inmune, ya sea a través de la vacunación o la inmunidad desarrollada a través de una infección previa”.
    La definición actualizada de inmunidad colectiva, que apareció en octubre de 2020, decía lo siguiente:
    “La ‘inmunidad colectiva’, también conocida como ‘inmunidad de población’, es un con-cepto utilizado para la vacunación, en el que una población puede protegerse de un deter-minado virus si se alcanza un umbral de vacunación. La inmunidad colectiva se logra pro-tegiendo a las personas de un virus, no exponiéndolas a él.
    Las vacunas entrenan nuestro sistema inmunológico para crear proteínas que combaten las enfermedades, conocidas como ‘anticuerpos’, tal como sucedería cuando nos expone-mos a una enfermedad pero, lo que es más importante, las vacunas funcionan sin enfer-marnos. Las personas vacunadas están protegidas de contraer la enfermedad en cuestión y de transmitirla, rompiendo cualquier cadena de transmisión. Con la inmunidad colectiva, la gran mayoría de la población está vacunada, lo que reduce la cantidad total de virus que puede propagarse en toda la población”.
    Después de la reacción pública, y sin duda vergonzosa, la OMS revisó nuevamente su defini-ción el 31 de diciembre de 2020, para incluir nuevamente la mención de infección natural, al tiempo que enfatiza la inmunidad adquirida por vacuna. Ahora dice:
    “La ‘inmunidad colectiva’, también conocida como ‘inmunidad de la población’, es la protección indirecta contra una enfermedad infecciosa que ocurre cuando una población es inmune, ya sea a través de la vacunación o la inmunidad desarrollada a través de una infección previa.
    La OMS apoya el logro de la “inmunidad colectiva” mediante la vacunación, no permitiendo que una enfermedad se propague a cualquier segmento de la población, ya que esto daría lugar a casos y muertes innecesarios.
    La inmunidad colectiva contra COVID-19 debe lograrse protegiendo a las personas mediante la vacunación, no exponiéndolas al patógeno que causa la enfermedad”.

  2. Don Enrique, brilante comentario, en realidad un amplio y documentado artículo, que debería publicar usted en forma de artículo, para que llegara al conocimiento de más miles o millones de personas.
    Mis felicitaciones a usted, por su trabahjo, y a EL DIESTRO por publicarlo…

  3. Ramiro, buenos dias, no es mio, es de la pagina mitos y fraudes, pagina imprescindible, un saludo.

  4. Hay muchos que saben lo que esta ocurriendo pero que callan esperando ver de que lado cae la moneda, pues muchos de estos aparte de no tener ni alma, ni corazon, porque hay que ser un canalla y no decir nada viendo el sufrimiento de tantos, hasta de el mismo y de sus amigos y familiares, aparte de ser unos cobardes, sufriran la misma suerte que se deparara a los supervivientes, porque en los planes de los malos la mayoria sobramos.

  5. Como darte las gracias Ricardo?,a partir de ahora visitaremos la quinta columna.El hábito no hace al monje,para nosotros la cara es el espejo del alma,y con escucharte sabemos que nos dices la verdad.Tras varios días dándole vueltas…cómo podríamos compartir esta información a la gente?…y tras escuchar un discurso de Lin Wood en 2019,hay que hacerlo uno mismo comenzando por la libertad constitucional de expresión.Hay que hablar con alcaldes y concejales,hay que hacer charlas y coloquios,debemos llevar documentación legal sería y vigente.Nadie lo va a hacer por nosotros,y nos vamos a encontrar con muchas dificultades,incluso con vejaciones e insultos,no tenemos que convencer a nadie,solo exponer nuestro derecho a informar a la gente hacerles pensar,usar nuestra imaginación con imágenes,con testimonios,la solución es hablar y que se nos escuche.Como podemos hacer para que más gente pueda acudir al templo parroquial …cómo podemos hacer para que los niños en el colegio no tengan que llevar mascarillas…son pequeños pasos.

  6. Realmente la vacuna es la esterilización del ser humano, los que queden vivos claro.
    El quedarse tontos o con un mínimo de intelecto, no repercutirá en los inoculados, pues ya de por sí, demostraron ser idiotas o retrasados carentes de sentido común.

  7. El otro día me reencontré, con esta frase de SAN AGUSTÍN; al enterarme que parte de mi familia, y amigos, ya se ha metido eso que llaman vacuna -Gracias a Dios, la leí como si no la hubiera escuchado o visto nunca; ¡Ha ido un auténtico aldabonazo! Toma todo el sentido: “PARA EL QUE QUIERE CREER, TENGO MIL PRUEBAS, PARA EL QUE NO QUIERE CREER, NO TENGO NINGUNA”
    Toca: Velar y rezar.

Comments are closed.