Veo que hay una gran confusión de parte de los lectores con todo lo referente a lo que se llama popularmente “viaje astral”, por consiguiente, he decidido adelantar este tema que no estaba programado para ahora, con la finalidad de aclarar ciertos conceptos sobre este particular. Hay cantidad de bibliografía y material en la red al respecto, tanto escrito como en forma audiovisual, algunos con extensas explicaciones que incluyen ejercicios de relajación y meditación para inducir la experiencia que ellos llaman “extracorpórea”. Debido a lo tratado en el artículo anterior y al gran arraigo del conocimiento adquirido por este tema mediante libros serios y otros no tanto, muchos de ellos influenciados por movimientos programados tipo “New Age” (Nueva Era), la confusión al respecto puede acrecentarse llevándolos a equívocas conclusiones. Este tema es tomado por lo general muy a la ligera, con cierto aire de naturalidad, hasta llegar al punto de comercializar cursos orientales que incluyen el viaje astral garantizado, como si fuera un tour, que la gente paga “porque está de moda” saber de esos temas. En este artículo veremos su verdadero significado, propósito y mecánica, desmitificando o corrigiendo la idea e interpretación errónea del mismo. 

Primeramente, tenemos que saber qué es y cuál es el significado del “astral”. Normalmente se lo define como una dimensión más sutil donde el “cuerpo etérico” se introduce y puede mediante la práctica recorrer lugares espaciales y temporales sin las limitaciones del cuerpo físico. Esta idea ―tomada inicialmente del budismo tibetano― es una deformación del concepto original, guardado durante milenios bajo la custodia exclusiva del Dalai Lama correspondiente. Una de las razones de buscar la “reencarnación” del Dalai por parte de los monjes tibetanos, es que sea el mismo Ser que custodie ese y otros conocimientos para que no caigan en manos inapropiadas. Veamos ahora qué es verdaderamente el “astral”.

Fig. Analogía de los átomos en una habitación con el “astral”

Imagínese un cuarto cerrado en cuyo interior se encuentran miles de millones de átomos, cada uno de ellos se diferencia del otro a nivel cuántico tan solo por un bosón de Higgs (partícula cuántica que supuestamente le da masa a la materia). Entre átomo y átomo hay espacio vacío que los separa mediante campos electromagnéticos de atracción-repulsión llamados por la física espacio interatómico. Cada átomo guarda en su interior una dimensión o universo paralelo. En uno de esos átomos se encuentra nuestra realidad subjetiva. El “astral” es el espacio interatómico que los separa, y el cuarto cerrado es la realidad general que los contiene. Comprendiendo esto, podríamos redefinir el concepto de “astral” como el espacio interdimensional de la realidad general, no siendo una dimensión en sí, sino el lugar donde habitan las dimensiones.

Cuando se produce un “viaje astral” como consecuencia de lo que se llama desdoblamiento o proyección astral, (en otro momento veremos qué son y la diferencia entre desdoblamiento y proyección, términos de por sí mal empleados) el primer lugar al que se “ingresa” es el espacio interdimensional de nuestra realidad. Usted no salió de nuestra dimensión, sino que recorre el mismo bosón de Higgs (tómese como analogía ejemplificadora) que la diferencia de las otras. A esta altura es bueno aclarar qué es lo que se libera o realiza, y esto es lo que yo llamo “estado de consciencia expandida” (ECE). Transcribiré a continuación parte de la explicación dada a un lector del blog que creo que ilustra bastante bien el concepto: 

“…el viaje astral, no es en sí un medio de liberación consciente, solo es un estado vibracional de más alta frecuencia donde su esfera de consciencia se desplaza por atracción de densidad, como explica la mecánica de los fluidos. Digamos que siempre “flota” en el elemento menos denso, pero no se libera de nada, solo experimenta otro estado de la materia que la contiene… Lo que se “libera” en ese momento del cuerpo físico, es su consciencia artificial de su esfera de consciencia… Cuando el viaje se produce, indefectiblemente tiene que haber un portal dimensional abierto para salir o entrar, según el punto de vista, pero solo de una sola mano, usted puede salir, pero nada puede entrar porque por el lugar que se ingresa al espacio-temporal no es el habitual, usted ingresa directamente por el “centro de consciencia universal” a través del noveno u octavo chacra según sea en una dimensión temporal o espacial. Cuando el viaje astral es producido por sustancias psicotrópicas o alucinógenos, el asunto cambia, porque el portal está abierto de ambas manos, entrada y salida…” 

Aclarado esto continúo con la explicación del proceso. La consciencia artificial recorre primero el espacio de la realidad subjetiva, en estado vibracional acorde al bosón de Higgs que la contiene, luego por el portal abierto ingresa al “astral” o como yo lo llamo “espacio de interacción dimensional” donde usted puede o no ingresar a una dimensión diferente. Por lo general el portal es abierto de modo seguro por el centro de consciencia universal, recorriendo el “astral” con los portales de entrada a otras dimensiones cerrados, y usted ve a través del bosón de Higgs correspondiente a otra dimensión como si de un cristal se tratara. La visión remota empleada por la CIA y la KGB en su tiempo, estaba basada en este principio. Si usted abre el portal para el ECE con sustancias psicotrópicas o alucinógenas, el estado vibracional de la consciencia artificial es digamos, inestable, produciendo en el momento que se recorre el astral la apertura dimensional de portales secundarios, permitiendo el ingreso desde la dimensión abierta de entidades no deseadas, luces y sombras que pueden volver “enganchadas” a su consciencia artificial, ocupando el mismo espacio cuántico que su esfera de consciencia pero en un tiempo espacio-temporal diferente, un milisegundo es suficiente para la separación y la no percepción de su presencia, el único síntoma que la persona notaría sería un extremo cansancio al volver del “viaje”, producido por la toma de energía necesaria para perforar la esfera de parte del polizón. Los chamanes y otros “brujos” por lo general usan estas sustancias psicotrópicas en estado natural para abrir determinados portales en el viaje, pero tenga en cuenta su preparación ancestral al respecto.

Aprovecho a decir que todo consumo de drogas abre un portal dimensional involuntario directamente entre una dimensión oscura del “astral” y el consumidor, ingresando sombras que se apoderan de la consciencia artificial del sujeto. ¿Cuál es entonces el propósito primogénito del viaje astral? Muy simple: la unificación de la creación. Pero para ello usted primero tiene que ser consciente de usted mismo a través de la consciencia del Ser. En ese momento cuando usted realice sin ninguna receta de gurúes el ECE, no será su consciencia artificial la que lo realice, sino su consciencia del Ser pudiendo ingresar a voluntad en cualquier dimensión sin peligro alguno, pues el vril —la luz del amor de un espíritu consciente de sí mismo— lo protegerá de cualquier sombra indeseada. 

Los libros de Lobsag Rampa son uno de los primeros referentes occidentales en cuanto al tema tratado en este artículo. Me parece apropiado transcribir a continuación la segunda parte del texto dado como respuesta y explicación al mismo lector anterior para no generar falsas expectativas: 

“…Lobsang Rampa es el seudónimo de Cyril Henry Hoskin, un escritor inglés fallecido en 1981, que jamás visitó el Tíbet y que declaraba que su cuerpo estaba habitado por el espíritu de un Monje tibetano llamado Lobsag Rampa. Si bien sus libros pueden tomarse como guía práctica y de conocimiento, la mecánica del proceso es mucho más compleja. Henry Hoskin no estaba equivocado, pero la interpretación de sus libros muchas veces sí, por ejemplo, cuando habla de “El Ser”, se refiere a la esfera de consciencia en su estado natural, sin revertir, entonces lo que se “libera” en ese momento del viaje astral no es su consciencia artificial, sino su consciencia del Ser. Pero para ello usted primero tiene que estar conectado a ella, mientras tanto no es así. Tenga presente que siempre lo que hace el viaje astral es su consciencia, sea artificial o del Ser. Su Ser no se encuentra en su cuerpo, se encuentra en el lugar espacial de su concepción, unido a su cuerpo por lo que los tibetanos llaman “el cordón de plata”, que describo en el artículo “Consciencia artificial”…”

El “viaje astral” no es ni bueno ni malo, pero tampoco es un juego oriental. No voy a recomendarles su práctica ni tampoco negársela, solo advertirles su seriedad y gran importancia dentro de la mecánica del “Do” como para tomarlo a la ligera sin saber realmente qué y para qué es, y si es efectuado, que sea siempre a través del amor puro del Ser y con intenciones altruistas, porque en realidad le pertenece al Ser y no a la unidad de carbono decidir cuándo usarlo. En el Tíbet, el viaje astral era ―y es― usado para comunicarse con los antiguos, con la finalidad de recibir instrucción en la sabiduría hiperbórea, pero antes debían pedir autorización mediante la consciencia del Ser a los guías espirituales para su uso. No se confunda trivializando estos conocimientos ancestrales, eso es lo que pretenden los amos. La premisa para ellos es “Por cada portal mal usado, un sujeto manejado”. La nuestra tendría que ser, “Por cada portal bien usado, un amo expulsado”.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

5 Comentarios

  1. Morfeo, usted NO TIENE NI IDEA del plano Astral y menos todavía de cómo accedemos todos a ese nivel. Sus explicaciones son pésimas en esa mezcolanza de datos surrealistas que escribe.

    Le sugiero que compre y lea literatura de calidad sobre el tema y se empape de ella antes de seguir por aqui soltando tanta barbaridad con palabras que carecen de una buena comprensión para el lector medio.

    Y no siga hablando de “Sabiduría Hiperbórea” cuando en esa etapa precisamente de la evolución la raza humana tal como la conocemos NO estaba formada todavía y por tanto no había descendido conciencia alguna al plano físico que habitamos.

  2. Sigo sin comprender que sigan ustedes leyendo lo que les asusta y difaman. Creen que ridiculizar desde la ignorancia que les da una ciencia acotada y una versión de la historia sesgada como conviene, va a detener el interés de quienes nos mueven otras inquitudes diferentes.

    Cada comentario y crítica cabalista negativa de los que duermen, da mas fuerza a cada artículo.

  3. Estimado Morfeo de Gea,es usted una persona curiosa y que trata temas muy interesantes.A nosotros nos preocupa la derivación de este tipo de temas,muy en voga en EEUU por ejemplo el movimiento de meditación masiva del gran despertar,es un poco ambiguo pues parece un renacer de woodstock o una interpretación quizás protestante,mezclada con ciencia.Algunos de estos movimientos tienen orígenes en las primeras comunas de la fundación de los Estados Unidos.Puede decir que leamos wikipedia para saber lo del viaje astral,o el bosón de Higgs sin tener que mezclar los temas,también Hitler estuvo en el Tíbet.
    Nosotros como somos españoles,tiramos a lo de aquí,a las experiencias místicas de la meditación cristiana,donde encontramos muchos milagros de la Iglesia llenos de misticismo,de viajes espirituales incluso de levitaciónes,además acreditados por la Iglesia oficial.En valenciano astraleta significa azada.Hay una enfermera que ha escrito un libro sobre todo esto,por sus experiencias de los enfermos en UCI (experiencias muy traumáticas por los pitufos constantes),se narran casos coincidentes,viajes astrales,visiones de rituales de ‘gitanos’ en hogueras (no indios apalaches),ver niños muertos,o hablar con familiares fallecidos…difícil de explicar,pero las últimas investigaciones,relacionan todo esto con el funcionamiento de la glándula pineal…el tercer ojo.Por eso las verdaderas religiones tienen tantas cosas en común,a nosotros nos es más cercana la Católica que la budista.Ahora los científicos nos lo intentan explicar a través de la ciencia,pero sin tener una base de este tipo de conocimientos,nos hacemos un lío y comprendemos las cosas a medias,o subjetivamente.para cruzar esos portales hay que estar preparado por especialistas,de lo contrario puedes haber la puerta de la locura.

  4. En la antigüedad Borea era Portugal e Hiperbórea España.Creemos que lo que intenta decir es que han cerrado el laboratorio Cern de Suiza,por las extrañas experiencias allí acontecidas,no se puede jugar con esas cosas,han aparecido entidades demoniacas,también predijo el científico Hopkins que jugar con los bosones y todo eso
    Podría hasta destruir el universo.Consiguieron una cantidad de antimateria un supercombustible jamás inventado,que puede servir para sobornar a Naciones enteras.Tambien en la Universidad donde se guarda esta antimateria,están ocurriendo sucesos extraños,la gente se vuelve loca,y aparecen entidades de otros mundos,el portal Cern ha sido cerrado.Hay otros portales en Australia,en EEUU,se cree que en Vaticano y también en la Antártida.

Comments are closed.