Lo del doctor César Carballo, que nos tuvo engañados a algunos al principio de la pandemia, es de lo más descarado y vendido al discurso oficial que hemos visto nunca, él y solo él sabrá a cambio de qué. Resulta que, tras descubrir Iker Jiménez su faceta televisiva, que debe ser superior a su respeto por el Juramento Hipocrático, Carballo se ha convertido en un defensor a ultranza de las restricciones que se están ordenando con la excusa del virus y cómo no, de las vacunas.

Y en su defensa a ultranza de las vacunas, Carballo ha perdido todo el pudor y lo justifica todo, incluso de una forma obscena y absolutamente descarada. Vean, por ejemplo, lo que ha publicado hoy en su cuenta de Twitter. Ha publicado la radiografía de, en teoría, un hombre vacunado con Pfizer y que ha recibido su segunda dosis el día 26 de marzo.

Llega Carballo, el “magnífico”, y nos cuenta que este hombre ha acudido al médico, suponemos que a él, porque tiene “debilidad, antígeno + y neumonia bilateral”, pero ojo, no crean que Carballo lo hace para denunciar que esto sea motivado por la vacuna, no, nos cuenta que es que, como no han pasado 7 días desde la segunda dosis, al hombre que padece todo esto no le ha dado tiempo a “levantar inmunidad”. ¿Pero no habíamos quedado que la vacuna no garantizaba la inmunidad, que aún se podía contagiar y ser contagiado y que, además, todavía tenía que usar mascarillas y mantener las distancias de seguridad?

Y otra cosa habría que decirle a Carballo, o mucho nos equivocamos, o desde el 26 de marzo a hoy, día 5 de abril han pasado ¡¡11 días!! Pero atentos, porque también juega con las palabras y el “listo” dice “última dosis” para referirse a la dosis del 26 de marzo. Menudo morro que tiene Carballo.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

5 Comentarios

  1. Aún hay alguien que duda que nos toman el pelo ??? o mejor dicho nos toman por tontos !!!

  2. Que asco de sanitario, espero que pronto le llegue su hora de pagar por todo el mal que está haciendo contra la salud de las personas, yo ni olvido ni perdono a traidores, sean políticos, sanitarios o lo que sean cada traidor al contenedor-

  3. Esos lameculos de la dictadura marxista bolivariana, se deben de pensar que todos somos tan imbéciles como ellos y que nos chupamos los dedos, a este matasanos le debe de gustar mucho salir en los medios del terror, que tenga cuidado de no acabar en un contenedor e igual recupera la memoria y la cordura y le sale la verdad.

Comments are closed.