La ridiculez de la educación en el buenismo y en lo políticamente correcto es la que ha llevado a España a tener presidentes como Sánchez o Zapatero, mantenidos viviendo de la sopa boba como Irene Montero o incapaces parlanchines con sueldazos inmerecidos como Pablo Iglesias.

Con esa educación con la que se pretende formar retrasados mentales en lugar de gente de provecho que luche por salir adelante en la vida, es con la que se ha conseguido que en este país la máxima aspiración de una familia sea que sus hijos sean funcionarios o ni siquiera eso porque hay muchos miembros de esta sociedad cuyo objetivo es vivir de una paga del estado, montar un chiringuito subvencionado o tragarse todas las entregas de ‘Sálvame’. Y esos son solo algunos ejemplos.

Aquí, cuando se dice una verdad incómoda, mucha gente prefiere mirar hacia otro lado o lo que es peor, rasgarse las vestiduras e insultar a quien lo haga. Vox ha colocado un cartel electoral para la campaña de las elecciones de Madrid que dice una verdad, para muchos, incómoda: El gobierno se gasta más dinero en quien venga de fuera y de manera ilegal que en la gente que lo necesita en España y que ha cotizado toda la vida, como por ejemplo los ancianos.

Y eso, le pese a quien le pese, es una verdad incómoda. Y como es una verdad incómoda ha salido una buena parte de esta sociedad, la buenista, la fetén, la del amor por los animales y favorable al aborto, la que cabalga siempre en contradicciones… a rasgarse las vestiduras. Esa misma que no se las ha rasgado porque Iglesias incluyera en su candidatura a un estafador que practica la competencia desleal como mantero, se rasga las vestiduras porque un extranjero que viene a España de forma ilegal tenga más ayudas del gobierno que una persona que no es que solo ha cotizado toda su vida, es que además ha levantado este país.

Y una de las que ha salido a rasgárselas es Susanna Griso, otro ejemplo de lo bajo que ha caído este país puesto que no es normal que una inútil como ella tenga el éxito televisivo que tiene. Griso, hoy constitucionalista, ayer separatista, hoy covidiota, ayer alentando manifestaciones feministas convertidas en infectódromos, nos dice que “una UCI cuesta 4 o 5 mil € al día. Si tiene 90 años y la perspectiva de vida es corta…” Pero no solo eso, como es consciente de su gran metedura de pata, pretende tomarnos a todos por imbéciles con la aclaración que ha hecho en su cuenta de Twitter. Ya sabemos, lo hemos entendido todos mal, cuando todos hemos oído lo que hemos oído.

Estas palabras, en un país normal deberían costarle el puesto a esta tipeja ya que mañana no debería ver nadie su programa. Nadie. Pero estamos en España, el país de la gente por la calle con mascarillas como alienados y sin protestar. El país en el que se pasan el día tomándonos el pelo desde gobierno y desde medios de comunicación. Estamos en España y probablemente mucho idiotas que tengan a sus abuelos o padres pasándolas canutas, se pondrán mañana delante del televisor para aplaudir a Subsana. Porque sí, porque somos idiotas, porque nos toma el pelo todo el mundo y… así nos va.

Mientras tanto el gran problema de este país es Rociito, si presenta mejor el Sálvame Carlota Corredera o Paz Padilla, o si la gente está de acuerdo con la Superliga cuando se nos está yendo todo lo importante por el desagüe mucho más rápido de lo previsto. Eso sí, lo de aplaudir como focas a las 8 de la tarde estando encerrado en casa o hacer bailecitos de TikTok cuando se dice que se está saturado de trabajo se nos da de maravilla.

 

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. He leído que se acaba de divorciar, anda ya por la menopausía, y se le acaba el arroz…
    Cada día está más ida.
    ¡Ya le falta poco para tener que llevar pañales!

  2. Los de los menas es una imposición de Bruselas,que ahora está al servicio de la administración Baiden,al que han declarado lealtad.Como les subenciona Soros,y este nos quiere matar a todos quitar el catolicismo e inundar España de inmigrantes ilegales para reemplazarnos,les molesta muchísimo que se muestre la verdad,sea en pancartas o en páginas web.Esta periodista trabaja al servicio del Estado Profundo,cobra dos millones de euros al año,ella mira por sus intereses,si no fuese ella sería otra,la que haría lo mismo.
    El partido demócrata quiere una guerra civil más evidente,en algunos estados han hecho leyes segun las cuales,los negros pueden matar a los blancos,en N.Y.los negros amenazan a los dueños de negocios que se vayan de la ciudad…lo del juicio de este hombre policia que supuestamente mató a un negro,es un montaje televisado,un actor que ha cobrado dinero,para ver si los blm dejan de hacer tantos disturbios en Whasington,o los medios hablan mejor de Baiden…que curiosamente ‘es blanco’.Hoy por hoy es la CIA la que controla los medios de comunicación en todo el mundo.

  3. Una sociedad a la que le ponen bozal, arrestan domiciliariamente, prohíben trabajar y le niegan la atención médica presencial durante la “peor pandemia de la historia”; y lo agradece aplaudiendo a las 20.00; lo normal es que se deje inocular cualquier veneno sin hacer preguntas.
    No sé si esa “humanidad”, que no piensa y actúa como oveja, merece mi benevolencia.

Comments are closed.