Siempre digo que la unidad de carbono se encuentra dentro de la ley o principio cuántico de causalidad: causa y efecto, acción y reacción. Mientras estemos fraccionados en infinidad de “yoes” dirigidos por el programa “ego”, inevitablemente se pondrá en funcionamiento el programa “causalidad”, donde la reacción a una acción logra dividir y separar tanto las ideas y opiniones, como a las mismas unidades de carbono como tales.

El enlace con la consciencia del Ser, a través del AMOR como energía unificadora, logra que los distintos “yoes” se unifiquen en uno solo dirigido por el Ser. En ese momento el programa causalidad deja de funcionar, ya que el sistema lo cierra para dar paso a otro programa que lo reemplaza. Este nuevo programa es patrimonio del Ser, solo él puede activarlo y ejecutarlo correctamente y se llama el “CEHP”, (Consideración Externa Hacia el Prójimo), donde usted se pone en el lugar del otro para tratar de entender y sentir lo que el otro siente y piensa.

Como el programa CEHP crea un enlace virtual con las demás unidades de carbono, usted pasa a ser el otro, y la reacción a la acción será directamente proporcional al sentimiento que le provoque discutir o agredirse a usted mismo. Cuando el programa “causalidad” está activado, usted es el punto de discusión defendiendo algo que no existe realmente, porque lo que defiende es en el fondo un producto del centro emocional, un sentimiento virtual llamado “amor propio”, que le dice: “este es mi punto de vista y tengo razón”.

En el artículo “Advertencia” dije: La libertad, la verdad y la justicia está en cada uno de ustedes, en el centro de la esfera de consciencia, en el Ser su verdadera esencia, y es ahí a donde apuntaremos con esta nueva etapa para que se libere de la prisión del “ego” y de nosotros, sus carceleros

Los que decidan seguir, estén preparados para la tormenta, pero sepan que su fuerza limpiará el camino del espíritu hacia su Ser. La tormenta ha empezado, y ustedes ahora no están al mando de sus naves. Observen su acción y reacción ante un estímulo creado conscientemente para que esto suceda.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. Hay gente,que saben proyectar algunas cosas y otras no,por ejemplo la crueldad,y se autoinflingen crueldades a su propio cuerpo como tatuajes o cirugía plástica,otros malinterpretan está proyección siendo crueles con los más indefensos sobre todo con los animales o con los niños o con los ancianos.Pero si unes todos los conceptos en una sola persona,ya nos encontraríamos con personas patológicamente crueles.

  2. “Siempre digo que la unidad de carbono se encuentra dentro de la ley o principio cuántico de causalidad: causa y efecto, acción y reacción”: Ésto lo ha dicho usted. La ley de causa y efecto es una ley universalmente aceptada tanto por la filosofía como la teología y por la física newtoniana, hasta que llegó la física cuántica que estableció que esta ley es válida para la realidad macrofísica, aunque dándole otras formulaciones, pero no lo es en absoluto para la realidad cuántica.
    O sea, falso lo que usted dice.

Comments are closed.