Hay algo casi peor que los políticos dictadores que pretenden recortar nuestras libertades y derechos con la excusa del virus: los ciudadanos de a pie, enfermos del Síndrome de Estocolmo, que se creen policías de los demás y con el derecho a decirle a cualquiera lo que tiene y no tiene que hacer con respecto a todas las restricciones ordenadas por el virus.

Eso es lo que ha sufrido una anciana que viajaba en un vuelo de American Airlines para ir a ver a su padre de 95 años que estaba a punto de fallecer. A la mujer se le ocurrió bajarse la mascarilla uno segundos porque le costaba respirar, con tan mala suerte que fue vista por una de las azafatas del vuelo, que resultó ser una auténtica “covidiota”.

El suceso fue relatado por el miembro del Partido Republicano, Andrew Surabian, que contó todo lo que estaba sucediendo a través de su cuenta de Twitter.

Una anciana en mi vuelo de @aairwaves se ha bajado la mascarilla brevemente porque pensaba que se iba a desmayar, se la volvió a poner y ahora un asistente de vuelo está amenazando con echarla del vuelo. Ella está llorando pidiendo que se le permita quedarse… la gente ha perdido su humanidad.

Ella está explicando que viaja para ver a su padre de 95 años que está en su lecho de muerte. La azafata dice que no se siente cómoda con ella en el vuelo y ahora la está dando un sermón en el tono más rudo y condescendiente que puedas imaginar.

Actualización: afortunadamente la están dejando quedarse

Estaba twitteando rápidamente, así que etiqueté el identificador incorrecto @AmericanAir
. Ni siquiera puedo empezar a decirte lo deprimente que fue esa escena. La azafata finalmente le ha dejado quedarse, pero solo después de humillar a esta dama que estaba llorando y hacerla repetir “Me mantendré mi máscara puesta” varias veces.

Ya ven señores, así está el mundo de imbécil con las mascarillas. Después dicen que el problema es el virus y el verdadero problema es la estupidez y la cantidad de gentuza que nos rodea.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. Esta azafata es una de tantas del ejército de covidiotas,de la secta de la mascarilla,que actúan como policías y atacan y se enfurecen frente a quien intenté respirar…por qué estar sano está prohibido.Mientras el Doctor Carlos Cáceres nos explica cuáles son las lesiones y secuelas físicas directas provocadas por llevar las mascarillas durante horas.Sin embargo como este Doctor no es de su secta,y es un hombre honrado,no le hacen ni caso,está loco!.La asfixia que te ahoga es lo bueno!,es el bien.Si existiese ese virus es tan pequeño que atraviesa las fibras de esa mascarilla,se miden en micras,pero a la secta no le importa!,son robots programados que obedecen a sus líderes.Ni leen nada,ni comprueban ninguna información científica,solo obedecen y actúan con crueldad,seguramente por mantener el empleo,ya que ‘la bestia siniestra’ o Pedro Sánchez así lo ordena.

  2. Debe ser que el movimiento feminista será absorbido por un nuevo movimiento transgénero maltusiano social-comunista.Asi que las pocas feministas honestas y que reivindican igualdad de derechos como en ámbitos rurales donde es cierto que hay mujeres discriminadas como la economía rural en general,se tendrán que comer con patatas haber confiado en los comunistas.Les invitamos a que habrán una nueva vía en un feminismo militante y real en ‘las derechas’.En vez de hechar a la Irene Montero,proponga le que les cambie el sexo a sus hijos,que prediquen con el ejemplo,aunque eso no ocurrirá,por que estarán pensando en llevarles a un colegio privado y caro,quizás hasta católico.

Comments are closed.