Cada día estamos más sorprendidos de que haya gente que no se compraría ni un microondas cuyo fabricante no le diera la garantía legal de dos años, tras comprarlo, y después llegan y se vacunan alegremente con una pócima de la que ni fabricantes, ni gobiernos se quieren responsabilizar de los efectos secundarios y consecuencias que pueda provocar su inoculación.

Y mucho más si tenemos en cuenta que son varios los medios de comunicación, entre los que nos incluimos, que estamos publicando los devastadores efectos que estas vacunas están provocando en muchas personas de todo el mundo. Da la sensación que el terror de mucha gente es tan grande y tan irracional, que tienen más miedo a tener problemas en el trabajo, a los inconvenientes que les pueda generar el pasaporte COVID o a otro tipo de cosas, que a proteger su salud y su vida.

Pero después pasa lo que pasa y las personas que se vacunan no pueden ni dormir cuando esas consecuencias de las que muchos avisamos las ven en su círculo más cercano de amistades o compañeros de trabajo. Es como si la cruda realidad les soltara un bofetón de los grandes y se dieran cuenta de que los “chalados” que avisamos sobre todo esto, quizás no estemos tan chalados.

Esto es lo que sucede cuando se recibe ese bofetón de realidad.

¿Y ahora qué podemos decir? ¿Que lo habíamos avisado? Qué triste es todo esto.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

9 Comentarios

  1. Eso se piensa antes. Estaís poniendo el brazo cual imbéciles. Así que el refranero español, que es sabio, dice “Quien por su culpa muere, nadie le llore”.
    Yo no me vacunaré. Cada cual es libre, pero también responsable de sus actos.
    A esperar, tic, tac, tic, tac. Con la vacuna os han inoculado el reloj. Ellos mandan. Estáis todos los vacunados en el bombo, a ver a quien le toca la suerte.

  2. A lo mejor no mueres de inmediato. Los coagulos e ictus pueden matarte dentro de un tiempo. Y no tendrás ni siquiera el derecho de reclamar nada. Es más, asegurarán todos los voceros del degobierno y sus medios de comunicación, “que has muerto de forma natural” Incluso- como en la residencia de ancianos- dirán que fue “por las vacaciones de Navidad”.

  3. La informacion relevante y verdadera esta al alcance de cualquiera que quiera buscarla, investigar e informarse. Pero lo comodo es ver la tele un rato mientras comes o cenas creyendo asi que estas informado, incluso sintiendote un “privilegiado” por no haberte perdido el telediario terrorista del dia. Los ancianos son victimas muy faciles de estos asesinos. Pero tu? Con 30, 40, 50 años?. Vamos anda…tu trabajo o poder ir de viajecito es mas importante que tu vida?. Si?. Pues ale. Adelante. Vacunate. 3% moriran o enfermaran gravemente enseguida. 97% moriran, enfermaran y los que sobrevivan habra que ir a cazarlos porque se convertiran en productores de nuevas cepas mucho mas letales como esta avisando el Dr. Vernon Coleman

  4. Lamento profundamente la muerte de esa profesora y la de todos y cada una de las personas por todo el mundo que ha sido dejar que les metieran ese veneno y empezar a padecer efectos adversos severos, y los que no los han padecido les digo como decia mi suegra que quien no tenga mal que lo espere. Pero lo de los efectos adversos no se si seria para decir que es lo de menos, porque de ellos tal vez puedan salir adelante en mejor o peor situacion, pero las personas que mueren seguidamente de haber sido inoculadas con esa MRDA esas vidas perdidas ya no tienen solucion.

    Pero, y aqui viene la realidad, ¿saben que? Nos insultan, nos censuran en las redes, nos secuestran los perfiles en twitter, youtube, facebook, linkedin, se burlan de nosotros y hasta nos desean una muerte como decia el Recio entre terribles sufrimientos covidianos, pues bien lo dicho ¿estan acojonados los que se han dejado pinchar? ¿pues saben que? QUE SE J-O-D-A-N

  5. La verdad es que es muy preocupante y lamentable lo que está ocurriendo ; se cierne sobre nosotros el fin de la democracia, no solo de ciertos derechos y libertades, está en juego mucho más y pocos son los que quieren verlo. Jamás pensé que se podría vivir una indefensión y un horror de tal magnitud.
    Esto no tiene nada que ver con ideologías, pues trasciende lo sanitario, lo político y lo económico. Me parece realmente siniestro lo que hay detrás de todo esto.

  6. Dios guarde en su seno,la vida de tanto inocente asesinado.Nos dicen que somos dramáticos,pero no tenemos suficientes palabras de agradecimiento,a todos los medios que estáis publicando sin cesar,y aportandonos datos,ya que los que deberían hacerlo,los medios masivos no lo hacen,por qué son nuestros enemigos.La labor de informadores,y anónimos en general jamás será olvidada.Asi que continuemos con esta misión,de sacar a luz la verdad para protegernos a nosotros y a los demás (aunque algunos no se lo merezcan).Médicos y enfermeras que distribuyen las vacunas son asesinos y verdugos en potencia,y se niegan a firmar ‘recetas de vacunacion’,como marca la ley,o papeles de responsabilidad civil,a lo que no se niegan es a cobrar los extras en metálico que les ofrecen,no sabemos si el Gobierno o los mismos fabricantes de vacunas.

  7. Muchas personas serán literalmente humilladas por sus compañeros de trabajo, amigos y familiares a costa de este tema. Y si alguien cercano falleciera, se echará la culpa al “no vacunado”. malos tiempos se avecinan

  8. Querría aclarar una cuestión: ¿el caso que relata este profesor se refiere al mismo caso publicado por EL Diestro el día 30 de marzo? Los dos casos parecen el mismo pero mientras que el profesor dice que la profesora se vacunó el 15 de marzo y murió días después, la noticia del 30 de marzo dice que se vacunó el fin de semana del 29 de marzo y murió inmediatamente. Así que sería útil aclarar si se trata de la misma profesora o de 2 profesoras diferentes, pues sería muy grave que hubiesen muerto 2 profesoras en un intervalo tan corto de tiempo.
    Agradecería que el Diestro lo aclarara.

Comments are closed.