Nos hemos quedado completamente asombrados con la cantidad de dinero que ha podido recuperar un vecino de Mieres tras denunciar en el juzgado a la compañía Wizink por el cobro abusivo de intereses con el uso de su tarjeta revolving.

Para quien no lo sepa, una tarjeta revolving es, tal y como indicábamos en un artículo publicado hace unos meses, “una tarjeta de crédito en la que se ha elegido la modalidad de pago flexible. Te permiten devolver el crédito de forma aplazada mediante el pago de cuotas periódicas que varían en función de las cantidades dispuestas. Dentro de unos límites prefijados por tu banco, podrás fijar el importe de la cuota, pero sé consciente de que con cada cuota pagada el crédito disponible de la tarjeta se reconstituye, es decir, puedes volver a disponer del importe del capital que amortizar en cada cuota”.

Han sido muchas las ocasiones en las que las compañías emisoras de este tipo de tarjetas han sido denunciadas por cobrar intereses abusivos y los casos han sido ganados por los clientes. Pero resulta sorprendente el caso de este vecino de Mieres, al que nos referíamos anteriormente, porque a este hombre se le han devuelto 25.000 euros en intereses abusivos, gracias a una sentencia dictada por el Juzgado de Instrucción número 1 de Mieres.

Pero lo que ha resultado más curioso ha sido lo que ha dicho este hombre tras conocer la sentencia: “Me quedé sorprendido cuando me dijeron la cantidad que había pagado de más”. Es decir, lo hacen tan bien que te la están colando y ni te enteras, alucinante.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL