Linus y su madre (The Local)

A pesar de la locura generalizada que se ha instalado en todo el mundo con la excusa del virus, parece que todavía hay países en los que se hacen las cosas de una forma sensata y racional, como está sucediendo en Suecia.

Pero lo más sorprendente e incluso preocupante de todo es que la sensatez se está convirtiendo en noticia, cuando debería ser lo normal. Y sensato es que los niños no tengan por qué llevar mascarilla cuando van a clase, la insensatez es la que está instalada en España obligando a los pequeños a sufrir respirando mal durante horas.

Tal y como publica el digital ‘The Local‘ el British International School Stockholm (BISS) en Danderyd, a las afueras de Estocolmo, ha decidido enviar a su casa a un niño de 13 años hasta que decida ir a clase sin mascarilla.

Tal y como se cuenta en esa misma publicación, Linus, que así es como se llama el niño, ha contado que decidió llevar mascarilla en el colegio y que en la primera clase no pasó nada, pero que en la segunda su profesora le pidió que se quitara la mascarilla y él se negó “por el coronavirus”.

Le llevaron a una clase aislado hasta que su madre, muy indignada, acudió a recogerlo. Según se recoge en la publicación, la madre declaró que estaba “profundamente indignada por la decisión del colegio” y que no creía que se debiera impedir usar mascarilla “a quien decidiera hacerlo”.

Lo que se desprende de esta noticia es que es la madre, precisamente, la que ha influído en su hijo para que usase el bozal. Hay mucho tonto en el mundo y por desgracia, también pueden ser padres. Bien por el colegio, eso es lo que deberían hacer todos.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. Más de cien mil muertos a la chepa del gobierno genocida de la Moncloa.
    ¿Les parecen bastantes?

Comments are closed.