Impresionante lo sucedido en Honduras con la vacuna AstraZeneca. Han sido treinta y dos las enfermeras desmayadas tras vacunarse con este potingue en la localidad de Choluteca, Honduras. Además, muchas de ellas sufrieron taquicardias y sufrieron problemas puesto que les bajó la tensión de golpe.

Según las autoridades hondureñas, esas vacunas forman parte de una donación recibida por aquel país desde Corea del Sur el pasado sábado. Pero, a pesar de esta auténtica barbaridad, muchos no harán caso de aquel viejo y sabio refrán que decía: Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar.

Creemos que es necesario que muchas personas se informen muy bien, no solo a través de las televisiones, de las consecuencias que se pueden sufrir con unas vacunas experimentales y no suficientemente probadas. Este hecho sucedido en Honduras es muy relevante y produce una gran preocupación. Piénsenselo dos veces antes de vacunarse los que todavía estén dispuestos a correr ese riesgo.

 

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. Como todo el mundo sabe, esto es casual y las vacunas no tienen nada que ver. Que tengan mucha suerte en el futuro, porque el veneno ya lo tienen metido en el cuerpo y no se sabe con certeza el efecto que puede tener, pero me temo que no va a proporcionar ningún efecto beneficioso para los envenenados.

  2. Seguro que era por aquello de las fiestas de Navidad. O por las venideras de Pascua.
    En fin…
    Hasta hay informes forenses (quien practicó las autopsia a la profesora fallecida recientemente) capaces de firmar que nada tuvo que ver la vacuna.
    Al respecto ruego encarecidamente la lectura de este libro: Lo que cuentan los muertos. Escrito por el profesor Frontela.
    Es demoledor.
    No se precisan conocimientos de medicina. Cualquier persona lo entiende perfectamente.
    Entenderan los falsos informes de autopsias.
    Hay gente pa tó. decia El Guerra.

Comments are closed.