Parece que lo de Biden y sus problemas de salud mental van de mal en peor y cada día le cuesta más disimularlo. Y es normal, han colocado una persona que está claramente enferma como, nada más y nada menos, Presidente de los Estados Unidos y es imposible que nadie se de cuenta de lo que cada vez es más evidente.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Y esto ya no es un ataque a Biden, a pesar de que no soportemos a este individuo y tenga una biografía plagada de escándalos. Este es un hecho que no se debería dar y que, ya lo verán, se va a tener que cortar de inmediato puesto que está muy mal y cada vez se le nota más, es imposible que lo mantengan mucho tiempo.

Ya empezamos a entender, por tanto, los motivos por los que la ambiciosa Kemala Harris accedió a presentarse como vicepresidente en la candidatura de Biden, con lo que a ella le gusta trepar por encima de quien sea. Harris, tarde o temprano, va a ser la Presidente de los Estados Unidos porque, sinceramente, los hechos demuestran que Biden no está para aguantar cuatro años en el cargo.

Tengan en cuenta que no lleva en su puesto ni dos meses y ya son muchos los casos en los que se están produciendo este tipo de situaciones. Vean el vídeo:

“Estoy feliz de responder preguntas, si eso es lo que se supone que debo hacer …” Acto seguido cortan la emisión.

SI QUIERES COLABORAR CON NOSOTROS PUEDES HACERLO A TRAVÉS DE PAYPAL


 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL