Llevamos ya un año instalados en esta locura absoluta del coronavirus que se está cayendo a pedazos, a medida que pasa el tiempo, y que demuestra lo que realmente hay por detrás, que no es otra cosa que un engaño manifiesto con el que se intenta aterrorizar a todo el mundo para hacer de todos nosotros lo que quiera la clase políticas y quienes están por encima de ellos.

Entendemos que en marzo del año pasado todos nos quedáramos descolocados, nosotros los primeros, con todo lo que estaba pasando puesto que a todos nos pilló por sorpresa y con la guardia completamente baja. Pero ahora, pasado todo este tiempo, com tantas y tantas cosas que se están sabiendo, porque no se molestan ni siquiera en disimular, nos parece hasta mentira que todavía quede gente tragándose una farsa que les va hacer más daño que mil coronavirus que nos llegasen de golpe.

Pero eso sí, lo positivo de todo esto es que también hay mucha gente que está despertando y que ya no se traga ninguna de estas milongas porque lo primero que ha hecho es tomar una decisión drástica: apagar la televisión. Y esas personas se están encontrando con muchos problemas por la calle. Con mucha gente que aún vive aletargada y tragándose muchos telediarios que van a conseguir que vayan a vacunarse dando saltos de alegría para meterse en el cuerpo una pócima que les va a hacer de todo, menos bien.

Suponemos que esos que se tragan tanta tele y tantos medios oficiales ahora estarán muertos de miedo desde que se han enterado que pueden que se hayan metido en el cuerpo esa vacuna que tantos problemas está provocando por todo el mundo, la de AstraZeneca. Pues que sepan que nosotros llevamos advirtiéndolo desde hace meses, aunque claro, nosotros no somos ni la tele, ni uno de esos medios que viven del gobierno. Pero teníamos razón, qué le vamos a hacer…

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. Ya lo dijo Einstein, hay dos cosas infinitas, una el Universo y la otra la ESTUPIDEZ HUMANA.

Comments are closed.