SÍGUENOS EN TELEGRAM

En informática, un programador es —según Wikipedia— «aquella persona que escribe, depura y mantiene el código fuente de un programa informático, es decir, del conjunto de instrucciones que ejecuta el hardware de una computadora para realizar una tarea determinada…». La unidad de carbono humano no está exenta de esta programación, mejor dicho, es perfectamente programable porque así fue diseñada, solo hace falta conocer el código fuente para saber qué parte del programa hay que modificar para obtener el resultado deseado, en otro momento hablaremos de esto.

Los programadores conocen este código fuente y lo usan para lograr su objetivo a través de los ejecutores, ahora la explicación se complica, pues tenemos una estructura de poder de círculos concéntricos, formado cada uno de ellos por diferentes líneas de poder, no entraré en detalle para no complicarlos, solo entiendan por ahora la función del programador y el ejecutor.

Durante miles de años la forma de implementar la programación fue a través de la religión, sepan separar —cuando hablo de religión— entre “institución” y “fe”. La institución religiosa es el medio usado por el cual se introduce la programación a través de la manipulación de la fe, que forma parte del código fuente del hombre. En nuestros tiempos, los medios de comunicación, la psicología social y la educación, hacen un excelente trabajo, a tal punto funciona la programación que hasta lo más obvio resulta obviado, y valga el juego de palabras.

Pondré un ejemplo: cuando estaba en la universidad, le pregunté a mi profesor de física, por qué causa si la órbita de la tierra se encontraba en el mismo plano que el sol, siempre veíamos el mismo cielo todo el año, con las diferencias entre hemisferio norte y sur y solo con alguna variación de ubicación de las constelaciones, era lógico suponer que el cielo que el sol impedía ver en una época del año, se tendría que ver perfectamente 6 meses después, cuando la tierra se encontrase en el extremo opuesto de su órbita —y por consiguiente también del sol— dejando ver el cielo estrellado que este ocultaba 6 meses antes.

La única forma de que viésemos el mismo cielo todo el año, sería que las órbitas de los planetas no estuvieran en el mismo plano que el sol, sino formando un cono cuyo vértice fuera el propio astro rey. Mi profesor me miró asombrado y no tuvo respuesta, quedó en preguntarle a un astrónomo amigo. Tiempo después me contó que la respuesta que le había dado su amigo fue, “Buena pregunta, voy a investigar”.

Como podrán ver, la programación es tan eficiente que nadie se cuestiona nada, si la ciencia lo dice, así es. Cuando Galileo Galilei se salió de la programación, exponiendo una verdad, casi fue quemado en la hoguera. Los programadores están haciendo su trabajo desde nuestra creación, forman parte de los amos y su función es preparar el sistema para que la manipulación de la ilusión de la realidad sea posible y efectiva. Tenemos que tener mucho cuidado, pues constantemente están actuando, modificando el programa para implementar su gran plan de simulación, nosotros tratamos de despertar, ellos tratan de dormirnos, y la peor pesadilla que podemos tener, es soñar que estamos despiertos.

REALIZA COMPRAS SEGURAS A TRAVÉS DE PAYPAL SIN DAR NÚMEROS DE TARJETAS NI DE CUENTAS BANCARIAS, SOLO CON TU CORREO ELECTRÓNICO

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

Comments are closed.