Lo de ir a por lana y salir trasquilado es algo que le viene a Arrimadas como anillo al dedo con el ridículo que político que ha hecho a lo largo de esta semana y que la convierten en la gran pufo político de la última década. Pretendía comerse al PP y formar gobierno, de momento, en Murcia y se le ha acabado la tontería puesto que miembros de su partido, con muchas más dignidad que ella, han dicho no a ese jueguecito de traidores y mucho más si tenemos en cuenta que era para aliarse con el PSOE de Sánchez, de Bildu, de ERC, de la pandemia, del comunismo, de Ábalos, de los ERE y de la crisis económica y social más grave de la historia de España.

Con esto, Inés Arrimadas se ha cubierto de gloria y ha demostrado que es una persona en la que no se puede confiar y que es de la misma condición de quien quería como socio: Pedro Sánchez.

Y lo peor es que Arrimadas no solo ha traicionado a sus socios, ha traicionado a muchos dentro de su propio partido demostrando que es una sectaria y una vividora a la que le da igual todo con tal de mantenerse en la poltrona. Se ha cargado su carrera política, a no ser que Sánchez recoja los restos y le de alguna colocación dentro del PSOE.

Y con todo este jaleo, lo único que ha conseguido es convertirse en el hazmerreír de Twitter que lleva cachondeándose de ella toda la mañana.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. La tipeja esta se ha cubierto de mierda.
    A todos estos que van a las reuniones del Club Bilderberg hay que investigarles todo su patrimonio tanto en España como fuera. SON TODOS UNOS TRAIDORES A LA PATRIA. SINVERGÜENZAS

Comments are closed.