Nos hemos encontrado con otra prueba más de que, como sociedad, dejamos mucho que desear y con otra pruebas más que demuestra que hay un gran número de agentes de la Policía Local de todas las ciudades que van por la vida de generales con los débiles, mientras se esconden con los verdaderos delincuentes. Esta es una de esas noticias que demuestran que esta sociedad va camino de hundirse a una velocidad de vértigo.

Un hombre de 36 años, autista y con una incapacidad intelectual del 67% fue obligado por la Policía Local de Valencia a bajar de un autobús después de que varios pasajeros se quejaran de los movimientos repetitivos y sonidos que emitía.

Los hechos ocurrieron el pasado 14 de marzo, cuando las estereotipias (movimientos repetitivos y sonidos que produce de forma involuntaria) de Eduardo incomodaron a alguien dentro del autobús. Entonces, el conductor de la EMT València mandó que se callara y le amenazó con llamar a la Policía Local, amenaza que cumplió.

Dos agentes de la Policía Local Valencia obligaron a que bajara del autobús y tras interrogarle y cachearle le dejaron abandonado en medio de la ciudad, en un lugar desconocido para él, prosigue el relato de la Plataforma Defensa TEA.

Eduardo consiguió llegar a su casa, y a su manera comunicar a su familia lo sucedido, aunque “muy nervioso y confundido”. Desde entonces, la familia explica que el hombre está más nervioso y alterado por lo que ahora recibe más medicación y no se atreve a salir solo de casa.

Un consejo para esos viajeros del autobús, para el conductor y, sobre todo, para esos dos policías locales, generales de división por lo menos: Háganselo mirar, tienen ustedes un problema muy serio de solidaridad y empatía con el prójimo. Hay que ser muy miserables y sinvergüenzas para hacer algo así.

 

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

5 Comentarios

  1. Oooooootro caso más,…, sí, es un caso aislado, pero los policías son buena gente, sí.. es verdad. Salta a la vista, vaya.

  2. Pues esto pasa en Alemania desde hace bastantes años, a muchísimos enfermos mentales les tratan como delincuentes, la gente suele llamar a la policía cuando se sienten “molestados” y acuden raudos a intimidarles y agredirles. Es frecuente verles en estaciones de metro y tren, donde se refugian porque tienen miedo de la policía. No se les trata como enfermos. Yo misma he sido testigo de cómo un enfermo de Corea de Huntington subió al autobús y sonriendo saludaba al resto de pasajeros, nadie le devolvía el saludo y le lanzaban miradas de desprecio, el pobre hombre insistía con una sonrisa que se iba transformando en llanto a medida que notaba el rechazo. Sí, a veces me enfado con españoles que elogian a los alemanes y dicen que son mejores que nosotros. No han visto cómo tratan a enfermos mentales… pobres.

  3. El problema es del afectado?. No es que tienes un problema, es que a quien no deberian dejar salir a la calle solo, es a ti.
    Empatia = 0 patatero !!!!!
    Sensibilidad = Solo en la puntica de la p….
    Humanidad < a un mono

Comments are closed.