Veamos, resulta que llevamos meses escuchando a todos los gobiernos del mundo decir que hay que seguir las recomendaciones de la OMS en todo. Que si las mascarillas, unas veces sí y otras no, que si las distancias de seguridad, que si las vacunas… pero cuando hacen una recomendación que no les interesa, prefieren mirar para otro lado y hacerse los locos.

Está claro, a estas alturas no creemos que haya mucha gente que lo duce, que los gobiernos de todo el mundo, uno de los que va en cabeza es el de Pedro Sánchez, están utilizando el virus como la excusa perfecta para restringir nuestras libertades y para colarnos medidas que limiten nuestros derechos, en el caso de España incluso fuera de la ley. Es el paisaje perfecto para que hagan lo que les de la gana y ahora con las vacunas también, las comisiones que se llevan los políticos con este asunto deben ser jugosas y no están dispuestos a renunciar a ellas.

Y para forzar más la vacunación nada mejor que convertir a los no vacunados en ciudadanos de segunda. Pero ahora resulta que el director regional europeo de la OMS, Hans Kluge, ha dicho, según publica Die Welt, que no es conveniente obligar a nadie con los pasaportes de vacunación puesto que calculan que la pandemia acabe en diez meses.

Pero es más, ha añadido que no saben cuánto durará la inmunidad de las vacunas y que una vacuna tampoco puede necesariamente prevenir la infección de otras personas. Dice, también, que “entendemos que los gobiernos se enfrentan a la realidad política. Sin embargo, existen serias preocupaciones” y aunque calculan que el virus finalizará en 10 meses, eso no significa que el virus desaparezca pero es probable que ya no necesite intervenciones disruptivas.

Nuestra opinión sobre todo esto es que nos encontramos ante un engaño, ante una amenaza que no van a poder llevar a cabo porque es ilegal, pero hasta entonces, habrán conseguido que sean más personas las que se vacunen y las que caigan en a trampa. Nos da la sensación que el cuento ya lo tienen casi agotado y están dando los últimos coletazos. No caigan en la trampa, manténganse firmes si no quieren vacunarse.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

  1. En el mundo lo que hay son muchos politicuchos de mierda HDLGP que no valen para nada y son muy perjudiciales en todos los sentidos para sus países. La OMS es cómplice de toda esta PLANDEMIA, quiera o no quiera. Todos estos, politicuchos HDLGP y la OMS entre otros van a caer y no tardando mucho.

  2. Además de HDLGP son mediocres (la mayoría no sirve si no sólo para medrar en el partido de turno – los hay que cambian sin escrúpulos-) y mangantes (Ahí tienes el infinito número de casos de corrupción). El problema a mi juicio – sigo en esto a Antonio García Trevijano- es que la partitocracia trae esto mismo. Tenemos lo que tenemos, un esquema político, que está viciado desde el origen y lo tenemos así por que eso es lo que le interesa a la plutocracia que es la que verdaderamente mueve los hilos del tinglado.

  3. Hay dos puntos a tener en cuenta; El primero es amenazador y el segundo necesario.
    El primer punto es amenazador porque si esta locura no es frenada aquí y ahora vendrán más pandemias, todas falsas por supuesto, pero a cual más peligrosa porque los gobiernos ya saben como controlar a los ciudadanos con mentalidad ovina, y que por ahora son legión.
    Y el segundo punto es necesario, conquistar la narrativa, porque mientras esta narrativa siga controlada por periodistas, sanitarios, y políticos con alma de tiranos, no esperen ni esperemos derrotar a toda esa gen-tu-za.
    Suerte, porque la vamos a necesitar.

  4. Justo ahora en 10 meses se acaba la plandemia demostrada porque es justo ahora que muchos países están firmando los bonos perpetuos de Georgi Dansoro. Y claro si se pide pasaporte los negocios que ha comprado por todo el mundo se podrían ver afectados. La madre que me par…. pa mear y no echar gota.

Comments are closed.