becerrada

Hace algunos años, las becerradas eran abundantes en las plazas de toros, en ellas salían dando sus inicios en el arte de Cúchares, los principiantes, los noveles a toreros, de las becerradas a las novilladas y después las grandes corridas de toros. He buscado este símil, donde lo adorno junto a los políticos que, cuando son principiante hacen sus primeros pinitos como si fuesen becerradas.

He tenido la noticia de que Ayuso, la presidenta de Madrid ha disuelto la Asamblea de la capital de España. Lo dicho, ni tan siquiera han llegado a ser los “becerristas” de Ciudadanos que, quieren torear en la capital del toreo en España. Ayuso, al parecer, ha llegado a tiempo tras conocer la noticia de la posibilidad de la moción de censura al PP en la comunidad de Murcia.

Ciudadanos ha sido siempre noveles, como los principiantes becerristas, que, sin ser toreros de verdad, han querido siempre torear con verdaderos y afamados toreros. Estos políticos de Ciudadanos han querido entrar y parecerse, esto lo he dicho siempre, a tener cartel entre los afamados políticos, y para esto deberían haber empezado, primero, de becarios, segundo de empleado y tercero saber dónde te metes a trabajar. Esto es lo que yo pienso.

Ciudadanos lleva tiempo poniendo la zancadilla, hay un axioma que dice: Si quieres ser ave, vuela, si quieres ser gusano, arrástrate, pero no grites cuando te aplasten. Lo dicho y lo cantaré, son como los gusanos, y además de arrastrarse por los suelos, han ido con los ojos cerrados, sin saber hacer la trampa al PP. Han caído en su propio engaño.

Supongo que cuando se elabora un partido, se le mira de arriba hacía bajo a los candidatos. El adelantado de Aguado se ha hecho el longui, mirando al suelo para no pisar a sus compadres, los gusanos.  El viernes 2 de marzo del 2012, dijo en su editorial de El Imparcial: “Lo primero en las urnas. Luego, si se fracasa, en la calle” se refería a una cita de Largo Caballero en 1933: “Figuraos lo que sería, compañeros, si triunfara la reacción… Eso hay evitarlo. Primero en las urnas. Luego, en la calle”. Es verdad que, a toro pasado, se habla mucho, pero, lo vuelvo a repetir, todo esto se veía venir desde mucho antes de que abandonara Albert Rivera, el partido naranja, esta naranja se les ha ido agriado con el tiempo. He oído en la tele que, la coalición del PP y de Ciudadanos está muy fortalecida.  Yo a esta imaginación, es como si fuese un espejismo. Las manadas y las raleas, son casi siempre de la misma raza y credo, lo demás es puro ensueño.  Hay una frase de Stevie Wonder que dice: Esto se veía venir. Y …eso que era ciego.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

Comments are closed.