La televisión pública se dedica a desprestigiar a medios de comunicación, diputados y periodistas con el dinero de los madrileños

El director del Grupo de Comunicación El Distrito, Jesús Ángel Rojo, destapó el pasado sábado en su programa El Mundo al Rojo un escándalo que envuelve a la televisión autonómica Telemadrid, al descubrir que el director de Comunicación y Marketing de ese ente público, Daniel Forcada, envió a otros medios unos dosieres secretos realizados contra diputados y empresas privadas de la competencia, entre ellas Distrito TV.

Todo se remonta a finales de 2016, cuando se realizó la convocatoria para la presidencia de Telemadrid, donde se presentaron más de treinta candidatos, entre ellos, Jesús Ángel Rojo, los cuales tenían que entregar un extenso modelo de gestión. La sorpresa llegó cuando el plazo se cerró un viernes y dos días después el señor López ya era presidente. ¿Cómo es posible que el jurado se haya estudiado más de treinta proyectos en dos días?

Un año y tres meses más tarde, Jesús Ángel Rojo fundó Distrito TV, incorporando a su plantilla a grandes rostros del periodismo como Javier Algarra y Carlos Cuesta.

«Utilizan un organismo como Telemadrid, un organismo que nos cuesta a los madrileños 80 millones de euros, para dedicarse a hacer dosieres, enviarlos a los medios de comunicación y lanzar porquerías contra Distrito TV. ¿Qué pasa, señor López? ¿Le molesta que tengamos cada vez más audiencia que ustedes? ¿Qué ustedes vayan para abajo y nosotros para arriba cuando ustedes tienen un presupuesto de 80 millones de euros?», cuestionó Rojo.

En un breve pero contundente segmento de su programa, el periodista y abogado afirmó que no se suele «meter con estos personajes de tercera», pero en esta ocasión tuvo que «hacer una excepción», pues la indignación y repudio que le generó esos dosieres fue muy grande.

Jesús Á. Rojo a José Pablo López: “Si no despides al dircom Daniel Forcada, serás cómplice”

En ese sentido, fustigó al señalado Daniel Forcada y lo calificó como «enchufado que vino de la mano de su amo, que es el señor José López Sánchez», el director general de Telemadrid». «Estos señores trabajan en un ente público pagado por todos los madrileños, que nos cuesta mucho dinero, y ganan salarios que casi pasan las cinco cifras. Estamos hablando de unos dosieres llenos de mentira, de desinformación, para atacar a empresas privadas que les están quitando su mercado. Y es que Telemadrid no solo está haciendo una competencia desleal con este tipo de gente que está subvencionada por todos nosotros, sino que además está haciendo un tipo de televisión que no gusta a la gente y, lo peor de todo, teniendo grandes profesionales», sentenció.

Asimismo, el conductor de El Mundo al Rojo develó que fuentes dentro del propio canal le informaron «que estos dos tipos han destrozado la cadena pública madrileña, y la han destrozado porque en los cargos directivos han ido metiendo a multitud de enchufados y, sobre todo, a productoras amigas que se llevan muchísimo dinerito».

Es de conocimiento público que Telemadrid tenía una plantilla de 1.200 empleados que se redujo a 925 con recortes, plazas que pretende cubrir con ‘enchufismos’ y amigos de la cadena.

«Son 80 millones que nos sacan para que estos hagan el negociete, y luego se permitan el lujo de intentar insultar y lanzar basuras contra medios privados. Es un escándalo lo de Telemadrid, es una vergüenza. Si el director general, José López Sánchez, no hace que dimita este lunes su director de Comunicación, Daniel Forcada, es porque está encompinchado con este personaje y también es responsable de este dosier. Por lo tanto, podremos acusar a los dos de ser personas no gratas para la opinión pública y, lógicamente, para la transparencia y el bien común de una gran televisión como Telemadrid. 80 millones de euros dan para mucho, y es una lástima que los gastemos para que estos tipos vivan como reyezuelos y encima se den el lujo de insultar y menospreciar a medios como Distrito TV», concluyó Rojo.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. ¿Pero Telemadrid y su filial no están en manos del gobierno autonómico de PP y VOX que suman mayoría absoluta? ¿No decían que hay que reducir gastos inútiles? ¿A qué esperan para liquidarla ya de una vez? ¿Es tan importante mantener Telemadrid y su filial con millones de euros de subvenciones para propaganda política de PP y VOX cuando miles de madrileños, que sostienen con robo impositivo ese ente, buscan su sustento en bancos de alimentos? ¿Y luego no quieren que se fusile a la gente y que haya “convivencia en paz”? ¿O es que las teles públicas solo son malas si son antiespañolas y rojas?

Comments are closed.