El pasado jueves 4 de marzo el juzgado número 3 de Barcelona emitió un “auto” con medidas cautelares drásticas en mi contra, alejándome de mi hija de 6 años por la cual he luchado durante 4 largos años para poder cuidarla y quererla como se debe.
Unas medidas cautelares que distan mucho de ser legales, debido a que los vacíos jurídicos a los que el juez aplicó o simplemente omite a voluntad dejan mucho que desear.

El primero y más evidente, mi ex mujer en su arremetida judicial ha ido sistemáticamente avanzando en acusarme de maltratador, primero contra ella y luego cuando los procesos civiles y penales me han dado la razón, inició arremetida acusándome que ahora mi víctima era mi hija de 5 años (ahora 6).

En consecuencia de lo anterior el pasado 21 de febrero tuve vista por una denuncia de ella en contra mía por presuntos malos tratos contra mi hija, donde ella solicitó una orden de alejamiento, la cual fue denegada, en el auto se expresa claramente las dudas razonables a los motivos espurios de ella ante esta orden.

La sorpresa surge cuando, unos pocos días después somos nuevamente citados por el Juzgado N 3 de BCN para analizar las mismas medidas cautelares, motivadas por un escrito de la parte contraria que alegaba las mismas causas que el procedimiento resuelto en el Juzgado de Granollers y que resultó con la negación de la orden de alejamiento.

Pues este Juez D. Gonzalo de dios Hoyo, se empeñó en efectuar la vista a pesar de que la misma no estaba en derecho, al existir ya una resolución por los mismos hechos juzgada. Durante la vista, el juez pidió a la denunciante la ratificación de la denuncia, lo que hizo, y que por lo cual se sobre entiende que continúa con la denuncia que motivó el primer juicio, a pesar que a los alegatos de la defensa, el siempre quiso seguir motivando la realización , según él por todos los hechos en la causa, algo que no fue advertido en la citación y menos en la ratificación. Este juez más allá de no cumplir lo establecido, no entregó instancia de pruebas, la misma que tuvo que ser exigida por la defensa y no permitió el derecho a última palabra del acusado.

EL ministerio fiscal no hizo preguntas y se escudo en la última exploración de la menor por el equipo EATP para solicitar la medida cautelar, algo curioso al menos, debido a que las acusaciones son cruzadas, ya que una parte alega “abusos a la menor” y la defensa “instrumentalización de la misma” con informes enviados a fiscalía de forma directa por Servicios sociales y punto de encuentro indicando esta instrumentalización, y es curioso por que este segundo informe del EATP no ha sido emitido aún, o al menos no ha sido entregado a las partes, con lo cual no hay derecho a defensa si este es adverso, por lo que no debería ser usado aún para justificar medidas a todas luces excesivas.

Además, existen 3 informes de organismos públicos que hablan de instrumentalización en la menor, Punto de encuentro, Servicios sociales e incluso el primer informe del EATP, que no pude descartar la influencia de la progenitora en los relatos de la menor.

En cambio la acusación, solo dispone de una serie de informes de una psicóloga de parte, que en sus informes no contrasta nada de lo explicado por su clienta y que además ha vulnerado varios de los artículos de su código deontológico que le han merecido ya estar en medio de un expediente de sanción por estos hechos. Mismos que el juez no ha llegado siquiera a valorar, en su “auto”, y donde le da más valor a una psicóloga cuestionada por su propio colegio que a tres organismos del estados tan importantes como los Servicios Sociales, creándose situaciones tan inverosímiles en su “auto” que le da consideración a una visita a urgencias por presuntos abusos a la menor producida en julio del 2020, cuando el padre llevaba más de 4 meses sin contacto con su hija.

Esto a producido que la orden de alejamiento sea emitida, justificándose para ello de informes de hace unos 3 años que si bien indican que la menor tenía un “trastorno emocional” en ese momento, no puede ser de ningún caso atribuido al padre, quien es alejado, es más, los informes de hace 3 años si el juez pretende valorarlos son claros en informar del apego de la menor al padre.

La orden de alejamiento no da lugar a contacto, visita o conversación con la pequeña, ya que aísla del todo a la menor no solo de su padre, si no de todo su entorno paterno, de su cultura (ella es chilena de nacimiento) vulnerando con eso muchos de los derechos fundamentales de la UE, de los derechos universales del niño y de la convención de los derechos del niño, y da un premio a las madres que unilateralmente retienen, secuestran o instrumentalizan a una menor con tal de conseguir sus objetivos, ya sean estos de custodia, de ayuda, de papeles o monetarios.

¡Basta ya! No se puede ser tan irresponsable de no mirar los documentos con detención en estos casos y sobre todo, no se puede mandar al tacho de la basura el trabajo de tantos profesionales que buscan la protección real de la menor.

Todo lo anterior, ha generado que el padre en el país de origen de la menor (Chile) se haya impulsado un RECURSO DE PROTECCIÓN A FAVOR DE LA MENOR a fin que los entes diplomáticos exijan el cumplimiento íntegro de los tratados y convenciones firmados y ratificados por España.

Es así que el pasado Jueves 4 de marzo, personal del consulado de Chile en Barcelona fue el encargado de dar cumplimiento a la entrega de la menor a la madre (la cual está cuestionada por los organismos) mientras se redactan los escritos de queja e interés por el proceso que se está produciendo, todo en virtud del convenio de Viena que regula las competencias consulares.

Artículo escrito por Julio Quezada

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. Esto es lo maravillosamente que funciona nuestra justicia, los jueces y los fiscales aplicando leyes anticonstitucionales y haciendo caso a 4 payasas mentirosas. La justicia solo pisotea a los ciudadanos. Rompe de por vida familias, personas, negocios y lo que haga falta. La justicia no actúa, cuando si debería darlo todo, por ejemplo, con el EXPEDIENTE ROYUELA. Esto lo que pasa que no interesa… ¿Verdad? QUE CARA DURA QUE TIENEN TODOS. SINVERGÜENZAS.

Comments are closed.