Vomitivo, aberrante, criminal, asqueroso, cualquier calificativo se queda corto ante el aberrante anuncio que ha hecho el Hospital San Juan de Dios de Barcelona. Utilizando la imagen de una niña que aparece sonriente y feliz mientras la vacunan, esta gentuza solicita niños de entre 5 y 17 años que participen en experimentos de las vacunas para hacer pruebas con la intención de, en un futuro, vacunar a la población infantil.

Dicen en su anuncio: “Buscamos niños y adolescentes sanos para participar en ensayos clínicos de vacunas contra el #COVID19. Si tu hija o hijo tiene entre 5 y 17 años y estáis interesados en participar, rellena el formulario en la web de @IRSJD_info”.

Esta asquerosidad completamente innecesaria parece no tener límites en su afán económico y pretenden ya hacer negocio incluso entre la población infantil, cuando todos sabemos los efectos secundarios que están provocando las vacunas y que los niños no son una población de riesgo con el puñetero virus.

Solo podemos recomendar a sus padres que no apunten a sus hijos a los experimentos de estos Mengeles del siglo XXI. Esta gentuza debería ser encerrada de por vida, participan en esta basura por suculentas comisiones de los laboratorios y les da igual las consecuencias que puedan padecer aquellos que se metan ese potingue. No permitan que cometan esas aberraciones con sus hijos, no permitan que sus hijos se conviertan en cobayas de esta gentuza miserable.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. A los padres que cedan a sus hijos para ese experimento deberían ser denunciados por maltrato infantil.

  2. EL mundo entero, todas las edades, estamos haciendo de cobayas humanas, sin nuestro permiso, porque las vacunas no están suficientemente probadas, ha muerto mucha gente después de habérsela puesto, y además, no nos garantizan la inmunidad total tras la vacunación, es más nos advierten algunos expertos de que pueden tener muchos efectos secundarios que, por ahora, por la falta de estudios, son indeterminados.

Comments are closed.