Parece que hay cierto tipo de historias que se repiten con demasiada frecuencia dentro de la Iglesia y que este Papa parece no estar dispuesto ni a investigar, ni a acabar con ellas. Según informa el digital ‘Life Site‘, el ex seminarista Anthony J. Gorgia ha demandado a la Archidiócesis de Nueva York por 125 millones de dólares tras ser expulsado de la misma después de que fuera testigo de “comportamientos inapropiados”, alegando que se le impidió regresar a sus estudios en un seminario estadounidense en Roma al ser testigo de cómo, el Vicepresidente-Rector realizaba “tocamientos” a otro seminarista.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

En la demanda, a la que pueden acceder a través de este enlace, Gorgia cita al cardenal Timothy M. Dolan; la Arquidiócesis de Nueva York; P. Adam Park, vicerrector del North American College (NAC); P. Peter Harman, rector de NAC; P. John G. McDonald y al profesor de NAC, entre otros.

Según relata el mismo artículo al que hacíamos mención, Gorgia les ha contado que “un comportamiento inapropiado inicial que presencié por parte del padre Park tuvo lugar un domingo cuando no se requería que los seminaristas estuvieran presentes en los terrenos del seminario”. “En esta ocasión, presencié al vicerrector, el padre Park, acercarse a un seminarista por detrás e iniciar movimientos de ‘masaje de espalda’ en el cuerpo del seminarista”, continuó.

“Creía que esta acción del padre Park era totalmente inapropiada y tenía una expresión de sorpresa en mi rostro que sabía que el padre Park notó. Me preocupé más cuando este seminarista vino a verme por su cuenta y me dijo que el contacto físico que el padre Park había hecho descrito como “hiriente”. La revelación del seminarista me alarmó por razones como que había una dinámica de poder tal que el padre Park tenía control directo sobre si este seminarista podía o no convertirse en sacerdote”.

Aquí no se trata de ser creyentes o no serlo porque la Iglesia no tiene nada que ver con eso. Se trata de que sea la propia Iglesia la primera en investigar este tipo de escándalos puesto que son demasiadas las noticias que salen a la luz del mismo tipo. El creyente, lejos de enfadarse porque esto se conozca, debería ser el primero en exigir responsabilidades con casos como estos. De momento el caso no está juzgado y, como no podía ser de otra forma, de momento todas las acusaciones están sin probar. Pero parece demasiado casual que surjan tantas noticias similares a esta.

SÍGUENOS EN LBRY, LA PLATAFORMA EN LA QUE PUEDES OBTENER INGRESOS VIENDO VÍDEOS

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL