SÍGUENOS EN TELEGRAM

Lo llaman Reconquista porque unos pueblos recuperaron lo que había sido suyo. Así de fácil y así de sencillo, pero estos de la izquierda rabiosa eso no lo comprenden, porque además de obtusos de mente odian todo lo que pueda significar la unidad de España, que es lo que se consiguió tras la Reconquista. Por eso esta gente se manifiesta contra el Día de la Toma de Granada y defienden a Al-Andalus como si hubiera sido el paraíso en la tierra y un lugar de respeto y tolerancia.

Y una diputada de Podemos, una tal Isabel Franco ha dicho desde la tribuna del Congreso de los Diputados que “En Al-Ándalus convivían tres culturas. Fue la monarquía hispánica la que provocó una enorme invasión, genocidio y ocultación”, para finalizar con una cursi poesía y comparando a Al-Andalus con Andalucía, cuando esta solo fue una parte de ese territorio.

Y vamos a utilizar las palabras del gran Fernando Díaz Villanueva para repartir a esta inculta portavoz de la izquierda rabiosa, como dice Díaz Villanueva en este hilo: «No fue la ‘monarquía hispánica’ la que acabó con Al-Ándalus. Por dos razones: 1. Esa monarquía no aparecería hasta siglos después 2. Quienes liquidaron el califato fueron los propios andalusíes formando taifas en el siglo XI que a menudo se aliaban con los cristianos.

Los que sí invadieron Al-Ándalus fueron los leoneses, castellanos, portugueses, navarros, aragoneses y catalanes. Lo sentían como algo legítimo porque los musulmanes habían invadido previamente el reino visigodo del que los cristianos se decían herederos.

Es cierto que hay “elementos andalusíes” en Andalucía, pero también los hay en Valencia, Aragón y otras partes de las actuales España y Portugal. Son más numerosos en Andalucía porque la cultura andalusí pervivió más tiempo allí, pero no es una particularidad andaluza.

Por lo demás, Andalucía tiene “elementos” íberos, fenicios, griegos, romanos, bizantinos, visigodos y castellanos en abundancia. Es una tierra con miles de años de historia a sus espaldas en la que una civilización se fue superponiendo sobre la otra. La última es la nuestra.

Nunca hubo nada parecido a una “convivencia” entre musulmanes, judíos y cristianos en Al-Ándalus. A lo sumo coexistencia y no siempre fácil. Judíos y cristianos eran súbditos de segunda. Tenían que pagar un impuesto especial, la yizia, y los cargos públicos les estaban vedados.

A partir del siglo XI, coincidiendo con la llegada de los almorávides, el islam peninsular se hizo mucho más intransigente con las minorías. La población judeo-cristiana empezó a emigrar a los reinos cristianos del norte donde formaron juderías y comunidades mozárabes.

Esa coexistencia entre las tres culturas se reprodujo en Castilla, Aragón, Navarra y Portugal durante varios siglos. Los musulmanes residían en morerías, los judíos formaron aljamas en las que esa comunidad judeo-andalusí fue transformándose en los actuales sefarditas.

La coexistencia acabó en el siglo XV. Fue, eso sí, el último lugar de Europa occidental donde lo hizo. En ningún otro reino se toleraba ni remotamente la presencia de minorías religiosas. Era un mundo muy distinto al nuestro que no debemos juzgar, sino tratar de entender».

Pero bueno, no intentéis convencer a un podemita, para ellos todo lo que pueda representar España es lo peor de la Historia de la Humanidad, se avergüenzan de su país y de sus ancestros, y así poco lejos se puede llegar.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. Tenemos unos políticos que valen menos que la mierda que cagan, y los de Podemos son la lacra de la sociedad, yo ya no escucho hablar a ninguno porque me dan asco al igual que el embustero que han puesto de presidente, en este país ya no caben más imbéciles.

  2. Cuando venga el resurgido ISIS a RECONQUISTAR AL ANDALUS, porque ya lo han manifestado, ya te diré yo, donde va a acabar tu cabeza y las de tu familia. Quizás tengas suerte, y te dejen con vida para donar tu vagina a las tropas.
    Marruecos es el punto norteafricano de la reconquista. MADRE MÍA LO QUE OS VIENE.

Comments are closed.