optimismo patológico
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Siempre es agradable tener al lado personas que muestren una actitud positiva ante el futuro. Instintivamente tendemos a rodearnos de gente que manifiesta una visión animosa sobre el mundo que nos rodea, nos habla de temas agradables y dibuja una sonrisa imperturbable en su rostro. Esta clase de compañía es especialmente satisfactoria en los momentos de ocio y cuando los vientos de la vida soplan a favor de nuestro barco.

Ahora bien, este tipo de individuos son profundamente peligrosos en tres supuestos: cuando su persistente optimismo les impide tener una visión objetiva de la realidad, cuando nuestra vida o patrimonio dependen de ellos y cuando las inevitables adversidades que acechan nuestro devenir aparecen en el horizonte.

En los anteriores supuestos, su desconexión absoluta de la realidad, su inconsciente desprecio a la más elemental prudencia y su visión infantil de la condición humana hacen que la compañía de estas personas nos resulte absolutamente insufrible.

Lamentablemente en estos últimos tiempos el panorama político de muchas de los países que conforman el orbe desarrollado se ha poblado de este tipo de sujetos, fruto, sin duda, del absurdo buenismo imperante en todo occidente. Nuestro caso es especialmente grave ya que sufrimos un presidente que añade al pueril optimismo una ambición desmedida, un acentuado egocentrismo y el agradecido físico propio de los encantadores de serpientes.

Con uno de los peores balances de la pandemia encima de la mesa, una economía destrozada, un sector turístico arruinado, una nueva marcha verde ocupando Canarias, un déficit publico fuera de control y una ciudadanía sufriendo el mayor recorte de libertades en democracia solo una persona con graves problemas de percepción de la realidad puede pronunciar los voluntaristas discursos con los que nos trata de animar nuestro presidente.

Ya va siendo hora de que alguien nos diga la verdad: todas las veces que la Humanidad ha sufrido una peste como la actual los habitantes del mundo han visto cambiar sus condiciones de vida para mal, se han producido guerras, revueltas, caídas de estructuras políticas y un empeoramiento especialmente acusado de las clases menos favorecidas. Este es, sin lugar a dudas, el peor momento para que los designios de un país entero estén en manos de un político que muestra claros signos de una de las más peligrosas dolencias que puede anidar en la mente de un gobernante: el optimismo injustificado.

*Un artículo de David Pasarin-Gegunde (@davidpasarin)

SÍGUENOS EN LBRY, LA PLATAFORMA EN LA QUE PUEDES OBTENER INGRESOS VIENDO VÍDEOS

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. El traidor e hijo de perra tuvo que caernos en España, un país que este embustero, el más grande del reino odia junto con esa rata con chepa vicepresidente segundo y ministro de la agenda 2030 de la corrupta ONU, la que tenía que proteger los derechos humanos y nos los están conculcando, hasta cuando vamos a aguantar a estos hijos de perra? cuando los sanitarios van a decir la verdad y cuando vamos a llevar a los medios de comunicación ante la justicia? sé que todo esto es muy difícil porque los jueces trabajan para el mismo amo de estos políticos y sanitarios vendidos al globalismo asesino.

  2. Pues es muy fácil, cuando el pueblo español cagón y cobarde hasta la médula tenga los santos huevos de ir un millón a la Moncloa o al Congreso y sacar a estos parásitos hijos de la gran puta por el cuello y darles lo que se merecen entonces dejaremos de padecer, mientras tanto a chupar leño. La cuestión es que el español medio no quiere saber la verdad por eso ve RTVE, la Sexta, El país, Público, El Plural etc, y mientras tanto con las vacunas matando a nuestros mayores en las residencias como si fueran despojos, Canarias anegada de toda la MIERDA de los países del Magreb, todos encerrados por una enfermedad que es una risa en muertes y todos los negocios arruinados por cierre, España arruinada y el dinero que nos dan en Europa nos arruina más porque hay que devolverlo, siento asco de esta sociedad de idiotas pusilánimes que se dejan invadir por putos moros y no quieren reaccionar por perder sus vidas que en muchos casos son vidas basura. Cuando a la gente les empiecen a quitar sus propiedades por su comodidad y seguridad aún darán las gracias al partido socialista por hacerlo y sobre todo con la llegada de 1.000.000.000 de inmigrantes del Magreb a Europa en los próximos 9 años, entonces el español les pondrá el culo de sus hijas e hijos para que se sirvan. COBARDES.

  3. Y otra cosa, el traidor del monarca con el pin de la agenda globalista al igual que la pareja de hdlgp, ¿qué pasa con el ejército que no se rebela?, ¿es qué acaso no hicieron un juramento de defender a España hasta la muerte al igual que la GC? ¿por qué no defienden Canarias de la INVASIÓN marroquí? VENDIDOS es lo que sois, todas las instituciones de defensa están vendidas al globalismo que impera en España, VERGUENZA dais, ¿y para eso os pagamos? ¿para que nos abandonéis a nuestros enemigos? Preferiría estar defendido por mercenarios, por lo menos mientras les pagara me darían servicio pero vosotros deshonráis los uniformes.

Comments are closed.